icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Mayo 2017 | Uva de mesa

Variedades en el mundo

El cambio se acelera

No solamente en Chile existe una gran inquietud por los nuevos cultivares disponibles. Otros países de América, Asia, África y Oceanía evalúan sus potenciales o producen su propia genética. Algunos no están dispuestos a compartirla con sus competidores… Vale la pena dar una mirada especial a lo que ocurre en California, un indicador de lo que está por venir.

Hay algunas variedades que ya se están consolidando desde el punto de vista productivo en distintas partes del mundo. El consultor Víctor Giancaspero menciona el caso de Timco, que no solo se ha comportado bien en Chile desde Copiapó a la VI Región, sino también en Sudáfrica, en el exigente clima de Egipto, en España, California e Italia. Y agrega otras variedades, de distintos programas, como Sweet Celebration, Jack’s Salute, Timson, Magenta, Sable, Scarlotta, Arra 15, por indicar algunas. En cambio el programa de ITUM, por ejemplo, todavía solo tiene plantaciones comerciales en España, desde donde recién está comenzando a salir: “yo sé que los materiales están llegando o ya llegaron in vitro para empezar a hacer las cuarentenas en los distintos países”.

–En los países que yo visito –describe Giancaspero–, están prácticamente todos los programas genéticos: España, Italia, Sudáfrica, Egipto, Chile, Brasil, Perú, México, California, Australia. En la India, que nos va a competir muy fuerte en marzo y abril, los programas no han querido entrar, por la posibilidad de que se apropien indebidamente de sus variedades.

CULTIVARES CHILENOS TAMBIÉN ENTRAN AL RUEDO

Finca experimental de nuevas variedades en Murcia.

Chile también participa del mercado mundial con la variedad INIAgrape-one, manejada por ANA, que se está probando en países tales como Perú. Y la también chilena Chimenti Globe ya busca la expresión de su particular color rosado en el vecino país. Asimismo exploran los mercados de otras latitudes y otros continentes.

-¿Se va a dar algún tipo de especialización de variedades por países?

-Más que especialidad –especifica Giancaspero–, lo que persiguen los breeder y las comercializadoras es tener una variedad las 52 semanas del año en el mercado. Por eso quieren que esté en California, para producir en septiembre-octubre; en Perú, para noviembre-diciembre; en Chile para enero-abril; en México, para mayo-junio…

EL FUTURO: VARIEDADES DE MÍNIMO MANEJO Y RESISTENTES A ENFERMEDADES

El consultor y productor Luis Cariola piensa que en uvas se va a llegar a hacer proyectos de 10 a 12 años, pero porque las variedades van a ir quedando obsoletas y no porque el parrón envejezca. “Hay una rotación, una genética, un negocio en eso de crear nuevas variedades. Así es que hoy el negocio está más rápido”.

Luis Cariola considera que, aparte de las variedades tradicionales y las nuevas, existe una tercera categoría:

-Hay una nueva generación que todavía no está en el mercado, variedades a las cuales no se les hace nada. NADA. No se podan, solo se desbrotan. No se regula carga, no se ralean, no se les aplica giberélico para crecimiento, no se les aplica productos para el color. Solamente se cosechan y son de alta productividad. El que hoy día está plantando las “variedades nuevas”, de aquí a 5, 6, 7 años más, va a estar mirando esos otros cultivares.

Giancaspero estima que la próxima revolución será por la vía de la resistencia a las tres enfermedades principales en el mundo: oídio, botrytis y mildiú.

LAS NO ACCESIBLES: SE MIRAN PERO NO SE TOCAN

La Comisión de Uva de Mesa de California (California Table Grape Commission) no está dispuesta a entregar sus variedades a países que les compitan.

Los obtentores pueden decidir dónde se produce una variedad y dónde no, así como fijar cuotas por país. A veces, la cuota es cero. La Comisión de Uva de Mesa de California (California Table Grape Commission) maneja en forma exclusiva cultivares que están dando extraordinarios resultados en EE.UU., pero niega el acceso a fruticultores extranjeros que podrían convertirse en competencia, como es el caso de Chile.

Se trata de cultivares desarrollados por los investigadores del Agricultural Research Service (ARS) del Departamento de Agricultura (USDA) norteamericano. Algunas de ellas se consideran “Crimson killer”, hechas para reemplazar a este cultivar que en California nunca ha dado tan buenos resultados como en nuestro país. Surgió así Sweet Scarlet, de sabor extraordinario, pero añera, según señala el consultor Dragomir Ljubetic, por lo que fue perdiendo terreno. Y también Scarlet Royal. “Si me preguntaras cuál variedad pondría, entre todas elegiría Scarlett Royal” reconoce el consultor y productor Luis Cariola. Aun cuando no tiene la mayor superficie, en 2014 se ubicó como la variedad de mayor producción entre todas  en California, con sobre 15 millones de cajas, lo cual se explica a su alto rendimiento. Además está C51-63 (llamada antes como Vintage Red), roja tardía como Crimson. En variedades negras del ARS destacan Autumn Royal y Summer Royal, en blancas Autumn King.

California sirve de referente en los temas de uva de mesa y resulta notable la irrupción de nuevas variedades en reemplazo de las tradicionales.

A 2014, actualiza el consultor Víctor Giancaspero, Scarlet Royal superó las 15 millones de cajas, Autumn King se sitúa en los 12 millones, Autumn Royal se mantiene, Princess ha ido bajando, Pristine (Blanc Seedless) está en los 3 millones de cajas, C51-63 (ex Vintage Red) está en casi 3 millones de cajas. “Vemos a Scarlotta y Sweet Celebration superando las 1.600.000 cajas. Y está lleno de variedades nuevas que siguen creciendo”, comprueba. Entre las tradicionales, en 2014 Flame se estabiliza entre los 14 y 15 millones; Crimson sigue en línea descendente, con 12 millones; Red Globe ha ido bajando, Superior en cambio, liberada como Sugraone, muestra una tendencia ascendente. Giancaspero subraya la declinación de Thompson: de 9 millones de cajas en 2011 pasó a 4 millones de cajas en 2014.

PERÚ: “PLANTAREMOS 100 HECTÁREAS CON VARIEDADES NUEVAS DE UVA”

El ingeniero agrónomo Darío Núñez Chirinos, socio de Agrícola Challapampa, es uno de los agroexportadores peruanos que está plantando nuevas variedades. Cuenta con predios en el tradicional valle de Ica y también un campo en la irrigación Olmos, nuevo desarrollo de 33.000 ha para la agricultura. Esto es un extracto de lo que contó a Redagrícola Perú sobre su experiencia cuando, recorriendo uno de sus fundos, encontramos los últimos racimos de una uva roja, crocante, sin semillas y de calibres superiores a 30 mm.

En Perú la baja de precio de Red Globe abrió aceleradamente el apetito por opciones renovadoras.

–¿Qué uva es esta?

–Sweet Celebration. Plantamos siete hectáreas. Te voy a dar un ejemplo de lo espectacular que es esta fruta: siempre cuando comenzamos a ralear aplicamos raleadores químicos para dejarlos aptos para el raleo manual. Pero esta uva se raleó sola. Nosotros pensamos… nos malogramos. Se cayó todo solo… No sabíamos qué estaba pasando. Y al final obtuvimos un cosechón. Hemos tenido que mandar a hacer cajas especiales de 9 kilos para meter 8,2 kg porque la fruta no entraba. Nos pagaron 32 dólares la caja. Fue plantada en octubre del 2013, se cosecharon 2.900 cajas/ha.

–¿Cuál es el plan con las nuevas variedades?

–Decidimos plantar este año 100 ha de nuevas variedades: Sweet Celebration, Sweet Globe, Sugar Crisp y Pristine. En las nuevas variedades está el futuro. Vamos a plantar 70 ha de Sweet Celebration y 10 ha de cada una de las otras tres.

–¿Cómo se paga esto?

Es un club. Pagamos un fee de entrada de US$1.800 por hectárea. También tenemos que pagar US$50 centavos por planta al genetista, comprar la planta y pagar cada año entre US$1,3 a 1,5 por caja exportada. Pero la inversión se paga sola. Imagínate que ralear Red Globe nos cuesta 80 a 85 personas por hectárea y en Sweet Celebration no fueron ni 10 personas por hectárea. Y los calibres que sacamos con Sweet Celebration fueron espectaculares, por sobre 30 mm. Para los gringos tener 23 mm es un gol y nosotros no tuvimos nada “tan chico”. Nos ha llamado gente de Sudáfrica, Italia, España, Estados Unidos y Chile preguntándonos cómo lo habíamos hecho.

Tal fue el ruido que se generó en razón de los resultados obtenidos con la Sweet Celebration, que el propio genetista de la variedad, David Cain, llamó a Núñez para preguntarle qué había hecho. “Y yo le dije: trabajar, David, trabajar”, se ríe.