Soluciones integrales para las necesidades logísticas

"El ahorro que se puede conseguir en un flete no es quizás lo más importante, sino que lo es el tiempo de tránsito, es decir, que la fruta llegue lo antes posible y que arribe con la mayor calidad posible", subraya Bonifaz.

 

Exportar fruta puede ser una tarea titánica si no se conoce bien la operativa de la logística y el transporte marítimo. Por ello es que hace tres años nació VE Logistics, una empresa que crea y busca soluciones logísticas que permitan a las empresas productoras y exportadoras de productos hortofrutícolas competir de igual a igual a nivel global. Y lo hacen generando las mejores condiciones de logística y de transporte naviero, desde Paita y el Callao. Una vez hecha la reserva en un barco, se inicia el proceso de exportación, con el reto de que la fruta llegue a destino en el menor tiempo y en la mejor calidad posible.

Nick Bonifaz Masias, director gerente de VE Logistics.

 

Eficientes y competitivos. Esas son dos palabras que comúnmente se escuchan en la agricultura peruana. Y este es un sector que debe ser cada vez más eficiente y competitivo frente a mercados que precisamente demandan eso, además, claro está, de fruta de la mejor calidad. La idea de buscar la eficiencia entre los productores-exportadores no solo puede ser expresada en el campo o en packing, sino también en los envíos marítimos, sobre todo porque cada exportador debe negociar directamente con una naviera sus condiciones de flete, ya sea de 300, 800 o 1,000 contenedores. Sin embargo, las condiciones pueden cambiar radicalmente cuando se está negociando un volumen de más de 10,000 contenedores y una estabilidad de volumen durante todo el año. 

Ese es precisamente el negocio que inició hace tres años VE Logistics. “Comenzamos con clientes que ya conocíamos y decidimos organizarlos para negociar costos y tarifas logísticas además de fletes navieros”, cuenta su director gerente, Nick Bonifaz Masias. Comenzaron trabajando con cinco empresas y hoy tienen un portafolio de más de 60 clientes, ubicados desde Arequipa a Tumbes, que producen y exportan uva de mesa, palta, arándano, granada, cítricos, mango, banana y genjibre, entre otros. 

La estrategia de VE Logistics ha sido negociar volumen y estabilidad, además de los tiempos de tránsito y de la calidad de las tecnologías para el transporte de la fruta, que es lo más importante. “Para nosotros eso es lo primordial. Que la fruta salga del Perú en el momento justo, en el menor tiempo de tránsito, con la tecnología adecuada y que llegue a destino en buenas condiciones y que no sufra el rechazo de los clientes”, explica Bonifaz. “Nosotros negociamos directamente con la naviera. El productor nos da un poder de negociación y nos encargamos de negociar, de hacer los reclamos si es que son necesarios y de todos aquellos procesos regulares que antes hacía el exportador por su propia cuenta. Le trasladamos a los productores-exportadores todos los beneficios de esas negociaciones, porque si antes ellos tenían la capacidad de negociar 200 o 400 contenedores, por ejemplo, hoy en día puede pertenecer a un grupo que maneja más de 11,000 contenedores, con una mejor capacidad de negociación, con tarifas mucho mejores para ellos y con un producto que puede llegar con una óptima calidad a destino, lo que implica que tendrán mejores retornos”, continúa. 

La empresa inició su andadura hace tres años, moviendo 2,200 contenedores, que un año más tarde pasaron a ser 5,000 contenedores, hasta llegar a los 11,000 contenedores de la actual campaña frutícola peruana. “Ese incremento en el volumen se debió principalmente a que  cerramos la cuenta de Camposol, que reportó 4,000 contenedores más”, apunta Bonifaz. Además de Camposol trabajan con Agroindustrias AIB, Agrícola Chapi, Fruchincha Coorporación Fruticola de Chincha,  Agrícola San Juan, Fundo Los Paltos, Manuelita FYH, Greenland Perú, Agrícola La Venta, Fundo Sacramento, Agricola Norsur, y Valle y Pampa, entre otras. 

La idea es seguir creciendo y buscar nuevas alternativas de transporte internacional para sus clientes, aunque hoy trabajan con las más importantes navieras a nivel mundial. Para 2017 esperan crecer un 25%, es decir, proyectan mover entre 13,500 y 14,000 contendores, con clientes nuevos, pero también con el crecimiento normal de la industria peruana. Por ejemplo, se estima que para el 2017  será un año de mejor para la palta, y que crecería entre un 20 a 25%. De hecho, VE Logistics participó de los primeros envíos de esta fruta a Hong Kong una vez que se abrió ese mercado. 

Sin embargo, no sólo se espera un crecimiento en la producción de palta. Según los datos que manejan los expertos, la uva de mesa también incrementaría su producción. Es precisamente esta fruta la más importante, en cuanto a volumen, para VE Logistics. “La pasada temporada movimos 1,400 contenedores y para 2016/17 estimamos que moveremos unos 2,700 contenedores”, subraya. Le seguirá el arándano, baya de la cual estiman embarcar más de 800 contenedores. Asimismo, crecerá el volumen de genjibre, que la pasada campaña fue de 350 contenedores y para la próxima estiman que moverán 450 contenedores. 

“Para nosotros como compañía especializada en este negocio, el ahorro que se puede conseguir en un flete no es quizás lo más importante, sino que lo es el tiempo de tránsito, es decir, que la fruta llegue lo antes posible y que arribe con la mejor calidad posible”, remarca el director gerente.  

A fines del presente año se abrir una nueva unidad de negocio enfocada en compras para el sector agrícola, VE Procurment que tiene como fin apoyar a los exportadores en sus compras y ser más eficientes,  se buscar eficiencia en compras para fertilizantes, agroquímicos, material de embalaje y cualquier otro producto que necesiten nuestros clientes y que nosotros podamos gestionar su compra.

“Hemos crecido rápidamente porque somos una empresa que busca la visibilidad y la eficiencia de los costos y buscar las mejores condiciones para los clientes para que vuelvan más competitivos en el mercado global”, concluye Bonifaz.