Marketing

Compradores con múltiples necesidades y mayor preocupación por la comida saludable, hogares más reducidos y menor tiempo disponible. ¿El resultado? La búsqueda de alimentos prácticos, rápidos de servir, en diversos formatos, pero naturales y sabrosos. Es la nueva oportunidad comercial para las frutas y verduras en el mercado global.
Ante la imposibilidad de que las producciones hortofrutícolas de la Unión Europea, EE UU y otros países lleguen a Rusia, se abre una oportunidad para que naciones de América Latina y el resto del mundo arriben a un mercado que ha aumentado en un 30% su consumo de frutas durante la última década, un destino que busca calidad pero que paga bajos precios.
El negocio de la uva de mesa está cambiando a nivel global. Hay nuevos países que están mostrando interés en producir, se presume que las variedades patentadas seguirán ganando presencia e incluso los supermercados se están aventurando a producir sus propias uvas.
La venta de fruta al exterior sin intermediarios ya no es palanca exclusiva de los grandes productores. A través de la asociatividad, las pequeñas y medianas empresas también logran incorporarse a la actividad y obtener ganancias que pueden ser un 20% mayores a aquellas percibidas por el sistema tradicional de exportación mediante una empresa exportadora.
Distribuir contenido

SUSCRIPCION