Recuperación del tomate limachino antiguo: Para la agricultura de la cuenca de Limache

Juan Pablo Martínez1, Victoria Muena1, Alejandra Freixas2, Luis Salinas1, Erika Salazar3, Raúl Fuentes4

 1. INIA - Centro Regional de Investigación La Cruz, Región de Valparaíso, Chile.

2. Centro Regional de Estudios de Alimentos Saludables (CREAS), Región de Valparaíso, Chile.

3. INIA - Centro Regional de Investigación La Platina, Región Metropolitana, Chile.

4.- Universidad Técnica Federico Santa María, Departamento de Industrias, Región de Valparaíso, Chile.

 

 

La recuperación del Tomate Limachino Antiguo es una idea original, propuesta y elaborada por el Instituto de Investigaciones Agropecuarias (INIA) y la Universidad Técnica Federico Santa María (UTFSM). Su visión es la de agregar valor sostenible a los pequeños agricultores de la Cuenca de Limache a través de la reintroducción al mercado de un producto con alto valor agrario, agroalimentario, patrimonial y cultural. El cambio observado en la tendencia del patrón de consumo de alimentos que privilegia los productos naturales con identidad local y de pertenencia abre una enorme oportunidad para reinsertar exitosamente el Tomate Limachino Antiguo. La ejecución del proyecto es financiada por la Fundación para la innovación Agraria (FIA) y participan como otras entidades asociadas la Ilustre Municipalidad de Limache, el Instituto de Desarrollo Agropecuario (INDAP), la Asociación de Canalistas Embalse Lliu Lliu, la Comunidad de Agricultores de Los Leones y la Asociación Tranque Las Lomitas de Los Laureles. Además, la Ilustre Municipalidad de Olmué participa también (voluntariamente) en la ejecución del proyecto.

 

IDENTIDAD Y DIFERENCIACIÓN

Es bien sabido que el Tomate Limachino Antiguo, debido a su baja calidad postcosecha, se vio sustancial y progresivamente sustituido por variedades más comerciales hacia fines de la década de los ochenta. En particular, las nuevas técnicas de manejo agronómico en invernadero y la utilización de variedades de larga vida contribuyeron a desligar el Tomate Limachino Antiguo tanto de las condiciones edáfoclimáticas del lugar de producción como de las prácticas culturales de los productores de la Cuenca de Limache.

Como resultado de estos procesos, se produjo en los agricultores de dicha Cuenca una pérdida de identidad territorial o sentido de pertenencia con el territorio. Pese a su permanencia en el inconsciente colectivo y cultural de los habitantes de la Cuenca (y del país), es claro que el estado actual del Tomate Limachino Antiguo carece de una falta de identificación del territorio de cultivo de dicho tomate. Como resultado del  debilitamiento del sentido de pertenencia al territorio del Tomate Limachino Antiguo, se ha desencadenado una pérdida de biodiversidad genética del producto. En otras palabras, no se tiene certeza  del  material originario que ha sido y está siendo utilizando por los agricultores; es decir, es imposible reconocer si se trata de un material genuino o no.

En resumen, estamos en presencia de un producto que, a la fecha, no se ha diferenciado de otros tipos de tomate en cuanto a su calidad específica (funcional y sensorial). Lograr dicha diferenciación es una de los principales desafíos a ser superado para que la recuperación del Tomate Limachino Antiguo (o genuino) tenga éxito.

 

Tabla 1. Peso fresco total (g/eje), peso fresco de hoja (g/eje), peso fresco de tallos (g/eje), peso fresco de flores (g/eje) y peso de fruto (g/eje) de Tomate Limachino Antiguo injertado sobre sí mismo e injertado sobre portainjerto INIA.

 

Tabla 2. Sólidos solubles, acidez titulable y relación SS/AT.

 

Figura 1. Grado de aceptabilidad pata los 3 tratamientos del tomate.

 

UNA NUEVA PROPUESTA DE VALOR

Las principales actividades de este proyecto se focalizan, primero, en seleccionar e introducir germoplasma genuino del Tomate Limachino Antiguo, cultivando los genotipos seleccionados provenientes de accesiones del banco de germoplasma INIA como también a través de colectas de material provenientes de agricultores de la Cuenca de Limache. Además, se está realizando una caracterización de los niveles productivos y de los atributos funcionales y sensoriales de los frutos, como sólidos solubles, acidez, sabor, color, entre otros.

Paralelamente, se está diseñando un modelo de negocio que evaluará el impacto económico potencial que podría tener la reintroducción de esta variedad local, generando, en conjunto con los agricultores, una nueva propuesta de valor para la Agricultura Familiar Campesina (AFC) de la zona. Por otra parte, el proyecto contempla la difusión y transferencia del conocimiento generado hacia los productores de la AFC pertenecientes al territorio. Se espera que con el conocimiento adquirido se obtenga un producto con identidad territorial y de mayor valor, contribuyendo de esta forma a un desarrollo sustentable de la AFC.

 

Finalmente, la iniciativa contempla generar las bases que conlleven a una futura denominación de origen del Tomate Limachino Antiguo, sello que le imprimirá una enorme ventaja competitiva al producto y cuyas externalidades positivas tangibles e intangibles hacia otros sectores de la economía pueden, si son adecuadamente potenciadas, llegar a no tener techo.

 

IDENTIFICACIÓN DEL TERRITORIO DEL TOMATE LIMACHINO

La identificación y delimitación política administrativa se ha determinado en primera instancia a través de un trabajo de gabinete con información recopilada de distintas instituciones como la Ilustre Municipalidad de Limache, ODEPA, CIREN, entre otras. Con estos antecedentes se logró construir el territorio político-administrativo del cultivo de Tomate Limachino Antiguo. El territorio político-administrativo fue definido por la Cuenca de Limache que incluye principalmente las comunas de Limache y Olmué, en el cual se estableció el limite utilizando las altas cumbres de la cuenca y la divisoria de aguas, con una superficie aproximada de 57.084 ha.

 

COLECTA Y CARACTERIZACIÓN DE ACCESIONES DE TOMATE LIMACHINO ANTIGUO

Actualmente, se ha colectado germoplasma potencial de Tomate Limachino Antiguo a partir del banco de germoplasma de INIA, de la Unidad de Recursos Genéticos (URG) de INIA-La Platina y de Bancos Internacionales, cuyos registros datan de los años 1960 y 1980. Además, se recolectaron 5 accesiones locales obtenidas del territorio que abarca el proyecto, las cuales fueron donadas por agricultores que las han mantenido en su poder hasta la fecha; algunas de las cuales han sido cultivadas solo para autoconsumo. El conjunto de accesiones se está caracterizando en términos morfológicos y moleculares. La caracterización morfológica de las accesiones se realizó con 28 descriptores de los cuales siete son de planta, 17 de fruto, dos de semillas y dos son agronómicos. Además, se está caracterizando molecularmente mediante extracción de DNA un árbol filogenético para determinar qué accesión de tomate será finalmente clasificada y etiquetada como Tomate Limachino Antiguo.

 

Tabla 3. Azúcares totales y polifenoles.

 

 

Tabla 4. Capacidad antioxidante- FRAP (mg FeS04 / 100 g PF).

INTRODUCCIÓN DE ACCESIONES GENUINAS AL TERRITORIO 

A la fecha se han introducido plantas de Tomate Limachino Antiguo en la Cuenca de Limache, estableciéndose Unidades Demostrativas (UD) en invernadero y al aire libre, las cuales se encuentran ubicadas en predios de los beneficiarios directos del proyecto bajo tres condiciones edafo-climáticas diferentes de la Cuenca de Limache. Cada una de estas condiciones se identifican sectorialmente con (1) el sector de Lliu-LLiu, (2) el sector de Los Leones y (3) el sector de Los Laurales. El objetivo que se persigue con las UD es introducir las accesiones antiguas (genuinas) y, por sobretodo, recuperar los manejos agronómicos ancestrales para restaurar así el patrimonio ancestral del cultivo del Tomate Limachino Antiguo.

 

PRODUCTIVIDAD DEL TOMATE LIMACHINO

Como es usual, la producción de biomasa aérea se realizó a la cosecha a través de la medición de peso fresco y seco de la parte aérea de la planta de la accesión SLY74. Se cosechó de todos los frutos, hojas y tallos por separados. En la tabla 1 se observa la producción de Tomate Limachino Antiguo injertado sobre sí mismo e injertado en portainjerto, alcanzando productividades de 3 kg por eje a una densidad promedio de 2,8 ejes/m2. Además, se determinó la productividad y componentes de rendimiento. La medición de rendimiento (peso frutos (kg) por m2 y por eje) se llevó a cabo cosechando los racimos de cada planta de cada manejo de injertación. 

 

CALIDAD ESPECÍFICA (FUNCIONAL Y SENSORIAL)

Las determinaciones de calidad específica del fruto se realizaron en el Laboratorio de Fisiología y Biología Molecular Vegetal INIA-La Cruz en frutos de Tomate Limachino Antiguo, las cuales fueron comparadas con tomates larga vida 7742 de Seminis.  Se determinó: a) el peso fresco y seco del fruto b) la acidez titulable (AT) y sólidos solubles (SS) y la relación SS/AT (ver tabla 2). En lo que respecta a la calidad sensorial,  se hicieron evaluaciones de calidad funcional, principalmente el contenido de polifenoles (Singleton y Rossi, 1965) y la capacidad antioxidante FRAP (Benzie and Strain, 1996) (ver tabla 3).

La determinación de calidad sensorial del fruto se evaluó con dos grupos de panelistas: consumidores  (Figuras 1 y 2) y un panel entrenado de diez jueces (Figura 3). Para los consumidores se aplicó la prueba Hedónica, que permite  determinar el grado de aceptabilidad de una muestra. Paralelamente se aplicó el Test Preferencia Simple, que nos permitió obtener información de las preferencias de los consumidores. Los datos se procesaron mediante un análisis descriptivo multivariado (SAS). En las figuras 1, 2 y 3 se observa claramente que el grado de aceptabilidad (agrado y desagrado), preferencias y apreciaciones sensoriales fueron mejores en Tomate Limachino Antiguo injertado sobre sí mismo (LILI) e injertado con portainjerto INIA (PIN)  que en tomate de larga vida (LV).

 

UN PROYECTO EMBLEMÁTICO Y UN NEGOCIO SUSTENTABLE

La recuperación del Tomate Limachino Antiguo se ha convertido en un proyecto de carácter emblemático tanto para los pequeños agricultores de la Cuenca de Limache como para los actores políticos y sociales de la zona. Más que la recuperación del  producto en sí mismo, al cual se le reconoce en el imaginario colectivo del país por su “incomparable” sabor y aroma, está en juego la recuperación de un patrimonio histórico-cultural que el Tomate Limachino fue capaz de recrear hasta que fue desplazado por otras variedades más comerciales. Ello, hace más de 35 años.

Figura 2. Test de preferencias para los 3 tratamientos del tomate.

 

Figura 3. Gráfica radial de las caracterizticas sensoriales frente a las apreciaciones sensoriales de los diferentes tratamientos del tomate.

 

Los conocimientos agrarios, agronómicos, tecnológicos y comerciales actuales permiten vislumbrar con mucho optimismo la reintroducción exitosa al mercado del Tomate Limachino Antiguo. Los datos preliminares que se han obtenido a la fecha durante el primer año de ejecución del proyecto dan sustento a dicho optimismo. En resumen, ya se sabe que contamos con un producto mínimo viable de ser comercializado. Queda aún un largo y difícil camino para dar con el producto definitivo que permita garantizar un negocio sustentable. Sin embargo, ya que hemos aprendido que el producto en sí mismo está tan ligado al patrimonio histórico-cultural de la Cuenca de Limache, estamos seguros de que el Tomate Limachino Antiguo volverá a dar valor a las mesas de las chilenas y chilenos.