icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Agosto 2019 | Empresas Sin categoría

Osmosis inversa: Una herramienta para alcanzar el máximo potencial productivo

Palto dañado por sales.

Gran interés ha generado en agricultores de Chile y Perú el desarrollo de proyectos de osmosis inversa para riego de paltos, arándanos y aplicaciones tanto nutricionales como fitosanitarias. Mas de 200 empresarios /agricultores participaron en las mesas redondas de conversación, sumado a un día de campo organizado durante el mes pasado, donde expertos de Agroriego Tattersall, empresa líder especializada en el tratamiento de aguas, expusieron las aplicaciones, los beneficios y la rentabilidad de esta solución tanto en Chile como en Perú.

La exitosa experiencia que Agroriego Tattersall ha desarrollado desde el 2013 se inicia con la implementación del primer equipo de osmosis inversa para riego de paltos en Chile. Esta tecnología actualmente está siendo replicada con excelentes resultados en diversos proyectos de Chile y Perú donde ya cuentan con más de 16 equipos instalados y 500 hectareas tratadas, tanto en riego de paltos como arándanos, especies altamente sensibles a la presencia de sales en el agua de riego. De igual forma, debido a la mala calidad del agua imperante en la zona central de Chile y en numerosas regiones agrícolas de Perú (Ica, Olmos, Piura, entre otros), el tratamiento para aplicaciones nutricionales y fitosanitarias está cada vez más extendido entre productores de cítricos, uva, arándanos y otros frutales de dichos países.

Palto sano.

“La tecnología que hemos implementado en estos proyectos lleva varias décadas de desarrollo en el mundo, pero sus aplicaciones en el sector agrícola son recientes. La principal barrera es el prejuicio de que la osmosis inversa es cara. Sin embargo, al comparar el costo versus el beneficio que tiene contar con agua de calidad adecuada, los resultados son sorprendentes” explica German Wielandt, gerente general de Agroriego Tattersall. “Nosotros llevamos años de resultados concretos en el desarrollo e integración de esta tecnología a las necesidades específicas del sector agrícola que se integra o complementa con la tecnología de riego, de esta manera la inversión se justifica con aumentos reales productivos. Esto no es minería ni energía, ¡es agricultura! Y como tal es importante esa conexión que tiene nuestra empresa con el sector”, precisa el gerente general.

Así, han logrado aumentos productivos cercanos al 40% en plantaciones de paltos en la zona central de Chile, con más de tres temporadas completas regando con agua de óptima calidad, reduciendo el contenido de cloruros en el agua de riego, que muchas veces está 3 y hasta 4 veces por sobre la tolerancia máxima de este frutal. Esto ha traído resultados aún más relevantes en rentabilidad por hectárea, ya que no solo han aumentado los kilos por hectárea, sino también mejorado la calidad de la fruta y el calibre, que se traduce en una diferencia en ventas cercana al 50% entre sectores sin osmosis y sectores con osmosis.

Arándanos regados con osmosis inversa en Perú.

Actualmente, más de 500 hectareas están siendo regadas con aguas que cumplen los requerimientos agronómicos específicos, mejorando la productividad, disminuyendo la variabilidad estacional y permitiendo contar con un frutal más sano y con menor estrés. A su vez, más de 1.200 hectareas cuentan con un programa de aplicaciones fitosanitarias que utilizan agua de excelente calidad, mejorando la efectividad del producto y reduciendo el costo de las aplicaciones. La implementación de estos proyectos es acompañada de un permanente servicio de supervisión y operación también ofrecido por Agroriego Tattersall a través de un equipo técnico especializado que visita mensualmente cada proyecto para garantizar el resultado operacional de estas implementaciones.