icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Octubre 2018 | Uva de mesa

Ica Fruta proyecta mayores producciones

El reto de ser productivos sobre un terreno pedregoso

La mano de obra y la disponibilidad de agua son dos temas sensibles en Ica. Por ello, en Ica Fruta piensan en la “mecanización” de algunas labores en el campo para disminuir el uso de personal. También premian a los mejores trabajadores con bonos de rendimiento y confían en los beneficios de las variedades patentadas en relación a la optimización del trabajo. Están cambiando la estructura de sus campos, pasando del parrón español, al open hable.

Gabriel Gargurevich Pazos

Fernando Cortez, gerente de operaciones de Ica Fruta.

Ica Fruta crecerá con 120 ha de variedades patentadas en setiembre de este año. El gerente de operaciones de esta empresa que solo produce uva de mesa, Fernando Cortez, habla de verdes, rojas y negras. En relación a las primeras, Cortez indica que sembrarán Sweet Globe, Sugar Crisp y algo de Ivory; respecto a las rojas, habrá Timco y un poco de Allison; mientras que en negras, han elegido la Sweet Flavor. Con algunas de ellas ya han venido trabajando, en Ica Fruta, en las 180 ha productivas que manejan, donde el 30% es Red Globe, el 40% es Flame y Superior, y el 40% restante es de variedades patentadas. “En estos últimos dos años, hemos reducido 26 hectáreas de Red Globe y Flame”, precisa Fernando Cortez.

En Ica Fruta no les ha ido mal con las ‘seedless’ clásicas. Todo lo contrario. Tuvieron, eso sí, problemas de personal en relación a las labores de raleo. Quizás no alcanzaron los calibres deseados en los mercados internacionales, que son cada vez más exigentes, ya que piden calibres de 20,6 mm para arriba, en el caso de Flame, y ellos consiguieron calibres entre 18 mm y 19 mm con esa variedad. Sin embargo, la campaña pasada estuvo buena en precios.

“Hemos enviado Timco a China, a modo de prueba, pero no la han recibido bien. Supongo que por el color, porque esta variedad es un poco más oscura y los chinos prefieren una fruta más roja, más firme, como la Red Globe. Pero, en general, Timco ha sido bien recibida en EE UU. Todas las ‘seedless’ van para EE UU, y la campaña pasada estuvo buena en precios; dentro del programa clamshell, legamos a obtener US$ 36/caja, desde la quincena de noviembre hasta el treinta de diciembre, entre rojas y verdes”, señala Cortez.

EL RETO DE EMBALAR 26,000 CAJAS AL DÍA

En Ica Fruta cuentan con un packing donde se consiguió embalar 14,000 cajas por día, en sus momentos pico, que duran 19 días, en la última campaña; en total, el número de cajas fue 450,000 aproximadamente. “Esperamos llegar a 26,000 cajas por día en nuestro packing, que está en proceso de ampliación. La idea es que el packing vaya de la mano con el crecimiento del fundo”, acota Cortez, para luego agregar que en la campaña pasada tuvieron problemas en el packing, por lo que tuvieron que enviar parte de la fruta a Agrícola Andrea, y otra parte a Sunfruit. “Fue algo inusual y no es algo que nos guste hacer pues las empresas siempre van a preferir enfriar su fruta primero”.

El gerente de operaciones habla también de una ‘mecanización’ en la cosecha, pues usarán cargadores de fruta, tipo horquilla, y carretas auto cargables, para disminuir el uso de personal en estas tareas. “La idea es no tener que usar personal para deshierbar sino comprar una máquina que aplique herbicidas con una cuatrimoto”, dice Cortez.

MÁS PRODUCTIVAS. Las nuevas variedades son más productivas, por ello Ica Fruta está ampliando su packing, para que pueda procesar hasta 26,000 cajas al día.

CRECIMIENTO. En Ica Fruta cuentan con 180 ha productivas de uva de mesa; en setiembre de este año, crecerán con 120 ha de variedades patentadas.

– ¿Qué retos hay en el manejo en un terreno pedregoso?

– Claro, es pura piedra, por ello acá es difícil hacer hoyos; sembrar una planta es más caro, tenemos que usar retroexcavadora. Pero va súper bien. Solo que hay que estar atentos con el manejo del riego. Nos ayuda el agua de buena calidad. Tenemos cinco pozos, cada uno tiene 55 l/s en promedio. Sacamos el agua a una profundidad de 60, 80 metros; y estamos haciendo una piscina arriba para la nueva ampliación. Todo es agua subterránea. Lo difícil en mi terreno es que no se puede limpiar con lampa; lo tienes que hacer con una herramienta que se llama allachu, antigua, de la época de los incas; hay que ir picando para poder limpiar…

– ¿Qué diferencia de manejo hay entre un campo en piedra y uno en arena?

– Bueno, estos campos (en piedra) no retienen agua. En cambio, la arena, por su granulométrica, por el tamaño de los granos de arena que se pegan entre ellos, genera mayor acumulación de agua, hay más compactación, digámoslo así, y la humedad se acumula durante más tiempo. En piedra no acumulas humedad; tienes que ser muy eficiente en la entrega o dotación de agua, cuando la planta la necesita. Acá, en épocas de llenado, para conseguir calibre, regamos a diario; regamos en los momentos de mayor demanda del día, que pueden ser de nueve de la mañana a dos de la tarde. Para eso está diseñado nuestro sistema. Tenemos una sola cinta y, bueno, nos ha ido bien porque le damos el agua a la planta, cuando la necesita.

–¿La calidad del agua es buena?

–Sí, es de 0.9 a 1.1. Es buena agua, en general, tiene carbonatos de calcio. En genera, toda esta zona, la parte alta del valle de Ica, tiene buena calidad de agua.

 

¿Por cuál variedad me decido?

“Tratamos de buscar una roja buena, una verde buena y una negra buena. Así, hemos viajado a Chile, a España, a California, y de las rojas buenas que hemos podido ver, nos han gustado mucho Timco y Allison, por su productividad, porque se da fácil el color en esas variedades. Además, el grupo de Timco no se ha cerrado. Por ejemplo, ya no dejan sembrar más área de Sweet Celebration. Esto es en el caso de las rojas. En el caso de las blancas, Sweet Globe está demostrado ser una súper buena variedad. Pero ahora para nosotros la prioridad es encontrar una variedad que tenga como plus el sabor y el viaje; Sweet Globe tiene un sabor medio neutro y la idea es producir más área con una fruta que sea verde, que viaje sin problemas, de sabor más moscatel, más diferenciado, un sabor que te lo puede dar, por ejemplo, Cotton Candy. Esa es, para mí, la búsqueda de una verde buena. En el caso de las negras, Sweet Saphire va bien; Sweet Flavor, va bien, y veo que es un buen reemplazo para Cotton Royal; se ve bien la pruina, ralea bien; las otras variedades negras, tienen bastantes bondades, pero por ahí el calibre no crece bien, por ahí que no ralean bien. “De las variedades negras, blancas y rojas, esas son hasta el momento las que me han gustado”, explica.

Seguramente, van a venir muchas más y habrá que ir probando. Por lo pronto, esas son las variedades que están con buenos precios, que los productores saben manejar, y con las que no han tenido problemas al momento de trabajar con ellas. Ello nos da la seguridad de partir con un mayor número de hectáreas, por ahora, finaliza Cortez.

PARRÓN ESPAÑOL VERSUS ‘OPEN GABLE’

–¿Están intentando reducir costos en mano de obra?

–Sí, claro. La estructura de nuestros campos las armamos, al inicio, con parrón español, así empezaron en todo el valle. Pero, todo lo nuevo que tenemos es en ‘Open Gable’ u ‘Open Gable aparronado’, con el objetivo de abaratar labores; creo que en Piura la altura del inicio de la “y” es de1,20 m; nosotros tratamos de que llegue a 1,60 m, para que el control del personal sea más fácil, para poder cruzar más fácilmente de una línea a otra. Y como la mayoría de las personas aquí mide un 1,60m, 1,55m, es mejor para ellos. La idea es optimizar el uso de la mano de obra.

–¿Hay algunas patentadas que signifiquen un ahorro de mano de obra?

–Sí, por ejemplo, Sweet Saphire y Sweet Enchantment, variedades negras; no necesitan mucha mano de obra, es muy barato el raleo en esas variedades. Sweet Globe también, es una variedad que ralea muy bien. Donde todavía tenemos un poco de problemas es con Timco; estamos tratando de ubicar mejorar el manejo del raleo. Pero, en líneas generales nos va bien con estas nuevas variedades, mucho mejor que con las variedades antiguas. Tenemos campos donde hemos hecho 3,200 o 3,500 cajas/ha el primer año, como nos sucedió con Timco. Creo que de 3,800 a 4,000 cajas/ha es el potencial de estas variedades patentadas.

EL RIESGO DE PODAR TEMPRANO

–¿Hay campos que ya han empezado con la poda ahora en mayo cuando normalmente en Ica la poda empieza en junio?

–Sí, claro. Hay campos que han iniciado en Ica la poda ahora en mayo por tratar de tener Red Globe temprano, para el año nuevo chino. Pero creo que todos los que estamos en el valle más de diez años, sabemos que es un riesgo podar temprano en esta zona porque puedes encontrarte con las temperaturas más bajas del año en el momento de la brotación o la floración, y podría suceder que el brote y la fruta se corran. Otra cosa que podría pasar es la desuniformidad de bayas; o sea, una baya más pequeña o más grande que la otra debido a la alta humedad relativa; hay mucho frio y la polinización no se produce de buena forma. Luego, tendrás problemas a la hora de la pinta porque puedes tener fruta oscura e incluso de menor peso al salir en noviembre. Claro, todo esto podría ser compensado por el precio mayor que obtendrías por la temporada en la que sacas tu fruta, pero es asumir mucho riesgo en el manejo agronómico. Se podría hacer eso –podar temprano­– en un área pequeña, quizá; o pueda ser que se tenga mucha fruta acumulada y se quiera extender la cosecha, o no se quiera tener picos de fruta en un momento. En todo caso, podar temprano en Ica es generarse puros problemas.

–¿Cuánta gente en poda, por ejemplo, trabaja en Ica Fruta?

–En poda, nosotros ocupamos 180, 160 personas, de todo tipo. O sea, hay gente que sabe podar, y otra que no. Están viniendo extranjeros aquí a podar, por ejemplo, venezolanos, les estamos enseñando, tratamos de reagrupar a los que saben, y a los que no saben, ponerles un buen profesor. Hay que ser muy ordenado con el número de cargadores, con el número de yemas por planta, el número de yemas por cargador. Al no hacer poda cero, los cargadores se encuentran un poco más desordenados. Pero una vez que aprenden la labor, tratamos de mantener su estándar de rendimiento para que al año siguiente esa persona vuelva. Con la demanda de mano de obra que hay, a la gente no le interesa quedarse en un solo lugar. Ya depende mucho de los fundos cómo fidelizar a sus trabajadores, mediante, no sé, un pago por rendimiento, un bono por rendimiento, campañas de salud…Nosotros tratamos de premiar mediante bonos de rendimiento. En todo caso, el uso de las variedades patentadas hace que sea más barato el costo de la mano de obra, es un factor.