icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Octubre 2018 | Plagas

Investigación en la Universidad Privada Atenor Orrego (UPAO)

Avances en la identificación molecular de las especies de Neosilba (Diptera, Lonchaeidae) que afectan aL Capsicum

Diferentes trabajos, basados en técnicas moleculares,  permitieron a investigadores de la UPAO identificar al menos cinco especies de Neosilba asociadas a las variedades nativas de ajíes, cubriendo el espectro de alta especificidad en cuatro de las especies, concluendo que una de ellas es altamente polífaga.

Dr. Juan Carlos Cabrera, profesor e investigador de la Universidad Privada Atenor Orrego (UPAO).

 

Principales daños

Tras un estudio, los especialistas de la UPAO concluyeron que Neosilba pendula causaba tres daños principales en capsicum. Mayor aborto y caída de frutosPérdida de calidad de los frutos, tras atraerse y asociarse con Pseudomonas fluorescens, Erwinia carotovora y E. chryssanthemiiMenores rendimientos productivos, provocando hasta un 40% de fruta de descarte.

Uno de los problemas sanitarios más importantes a los que son expuestos los capsicum, tanto de exportación como los nativos, son las plagas que afectan al fruto. En este grupo, las moscas negras del género Neosilba (Diptera, Lonchaeidae) constituyen un grupo de especies que muestran especial predilección por los frutos de capsicum. En el Perú, hay registros de Neosilba afectando a ajíes, pero se desconocen los factores que favorecen su dispersión, el rango de hospederos, la susceptibilidad a los insecticidas y la respuesta a enemigos naturales.

El equipo de investigación del Laboratorio de Proteómica, Enzimas y Metabolitos Secundarios de la Universidad Privada Antenor Orrego (UPAO), conformado por los investigadores Armando Rebaza, Giovana Flores, Deivis Garay, Oscar Vargas, Romie Trujillo y liderado por el Dr. Juan Cabrera La Rosa, ha dedicado un gran esfuerzo en los últimos años por entender las técnicas modernas de identificación, al mismo tiempo que desarrolla nuevas herramientas de control basadas en enfoques proteómicos en la investigación de compuestos químicos que solo afecten las enzimas digestivas de las larvas de Neosilba, de tal manera que no sean afectados los insectos polinizadores ni los enemigos naturales de otras plagas importantes que afectan a los capsicum.

Gráfico 1

PRINCIPALES DAÑOS QUE CAUSA NEOSILBA

En la literatura nacional se consideraban a las moscas Lonchaeidae como fitófagos oportunistas, capaces de alimentarse de frutos comerciales después que otra plaga ocasionaba una herida. Esta asociación con otros fitófagos restó importancia del verdadero impacto que pueden ocasionar estas moscas, ya que observaciones posteriores demostraron que son capaces de infringir heridas directamente al mesocarpio, sin necesidad de la presencia de otra plaga. Las hembras poseen un ovipositor lo suficientemente robusto para raspar la epidermis de los capsicum, colocando sus huevos dentro de los frutos, al igual que las moscas de la fruta.

Los frutos dañados por las especies de Neosilba son rápidamente colonizados por hongos oportunistas de diferentes géneros, principalmente Aspergillus y Penicillium, que incrementan el daño y malogran el producto comercial. Solo la acción de la plaga permite la entrada de los hongos, por lo que las medidas de control deben y tienen que estar dirigidas al manejo de la plaga antes que llegue a afectar al fruto.

ASOCIACIÓN ENTRE DIFERENTES ESPECIES DE NEOSILBA Y ESPECIES DE CAPSICUM

Uno de los principales estudios llevados a cabo en la Universidad Privada Antenor Orrego, en colaboración con Universidad Nacional Agraria La Molina, hizo el levantamiento de las moscas Neosilba que afectan al jardín de variedades nativas de la UNALM. En el gráfico 1 se observa, que bajo las mismas condiciones, los frutos de ciertas variedades nativas eran menos afectados (en promedio se colectaron solo 1 larva/ 5 frutos con daños visibles) frente a los otros grupos (donde en promedio se obtuvieron más de 30 larvas/ 5 frutos con daños visibles).

Exámenes posteriores, basados en técnicas moleculares,  nos permitieron identificar al menos cinco especies de Neosilba asociadas a las variedades nativas de ajíes, cubriendo el espectro de alta especificidad en cuatro de las especies y una de ellas, altamente polífaga (fue registrada en varias especies de capsicum). Los registros nacionales de Neosilba pendula están siendo revisados, ya que muchas de las asociaciones observadas en el estudio, no corresponden únicamente a esta especie.

La importancia de estos hallazgos nos permitirán diseñar mejores estrategias de control, utilizando medidas selectivas y efectivas especies-específicas.

Detalle del ensayo con ajíes nativos.

 

PRINCIPALES ESTRATEGIAS DE CONTROL

Los trabajos realizados en el período 2010-2018 en los campos experimentales de la UPAO dirigidos a capsicum de exportación nos permitieron elucidar la alta susceptibilidad de las variedades utilizadas en campos comerciales. En estudios realizados entre los años 2010 y 2015, todas las variedades de páprika, pimiento piquillo, guajillo y ancho fueron susceptibles a infestaciones naturales de Neosilba pendula.

Gasteracantha cancriformis, araña depredadora más común en los ajíes. Responsable del control biológico de los adultos de Neosilba pendula.

Las variedades de pimiento morrón Mano de Piedra y Aristotle mostraron una alta susceptibilidad a la mosca negra, observándose hasta un 80% de pérdidas de frutos en ausencia de medidas de control.

Tres estrategias de control fueron validadas en ambas ensayos: la recolección de frutos infestados, la instalación de trampas con atrayentes alimenticios, basados en levadura Torula y las aplicaciones tempranas de spinosad. La recolección y eliminación de frutos infestados demostró una alta efectividad para romper los ciclos del insecto, las trampas y las aplicaciones de spinosad fueron efectivas en el monitoreo y control de adultos.

FUTURAS INVESTIGACIONES

El estudio de las enzimas digestivas, principalmente las proteasas necesarias para que estos insectos puedan aprovechar las proteínas y aminoácidos esenciales para su crecimiento y desarrollo abren una puerta promisoria en el control de las plagas con una alta efectividad y selectividad en campo. Los compuestos basados en inhibidores de proteasas, obtenidos de plantas endémicas del Perú y producidos masivamente en laboratorio, es una de las posibilidades con mayor futuro en el control de plagas barrenadoras como las moscas Neosilba y de difícil control, debido a la ausencia de enemigos naturales efectivos en campo. Se espera que en los próximos años, diversos productos basados en esta tecnología permitan el manejo seguro y oportuno de este tipo de plagas, con lo que aseguramos una buena producción tanto en los ajíes nativos como en los capsicum de exportación.