icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Septiembre 2019 | Empresas

Agroindustrias AIB duplicará venta de congelados

La compañía exportadora Agroindustrias AIB proyecta que dentro de cuatro años duplicará sus ventas de productos congelados, debido a las recientes inversiones en su planta de procesamiento ascendentes a US$20 millones.

En declaraciones a la revista Dia1, Roberto Falcone, gerente general de la firma, comenta que esta apuesta por el negocio del congelado se debe a las proyecciones de crecimiento de la demanda a futuro. Menciona el análisis de mercado y proyección de la agencia Mordor Intelligence, respecto a que este negocio crecerá anualmente 4,3% hacia el 2024. El congelado estaba el año pasado valorizado en US$305 mil millones en el mundo.

También explica que hay razones de sustentabilidad detrás de esta apuesta. “Lo que exportas en tres contenedores de fresco lo podrías meter en un contenedor de congelado. Eres más eficiente en gestión de residuos en destino”, precisa. Cabe recordar que la firma se inició en Ica en 1987 procesando espárrago en conserva.

Esta división representará el 60% de la facturación proyectada este año (US$35 millones). Falcone explica que de entre las 25 mil y 30 mil toneladas de producto final que obtienen por año (de 80 mil toneladas procesadas de materia prima), entre 10 mil y 12 mil corresponden a la línea de congelados.

Inversiones en planta

Debido a esta apuesta, AIB invirtió el año pasado US$15 millones en la construcción de una planta de procesamiento contigua a la antigua en Motupe, en Lambayeque. Sin embargo, este año proyectan desembolsar otros US$5 millones adicionales para ampliarla y construir un nuevo almacén de productos congelados.

Además, entre este año y el próximo prevén invertir US$500 mil en su proceso de automatización, con una línea de empaque integrada por una pesadora y una llenadora automáticas. “Esta es una primera máquina. En el futuro se pueden poner más. Me imagino que es la primera (línea de empaque automatizada como la que adquirirán) que va a haber en el Perú”, sostiene Falcone.