icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Octubre 2019 | Alimentos

Siguiendo las preferencias de los consumidores

5 innovaciones de alimentos procesados ‘made in Perú’

“La vida sana es la megatendencia que impacta más a la industria alimentaria”, decía David Billard, de Euromonitor International, dejando en claro cuál es la preferencia de los consumidores hoy en día, cuando se trata de consumir un alimento u otro. En la última edición de Expoalimentaria, diferentes empresas del país, presentaron algunas de sus más recientes innovaciones, donde utilizan a diferentes hortalizas como ingrediente principal. Aquí una muestra de estas innovaciones.

‘Snack’ de hortalizas y de chocho

Una pequeña bolsita de 45 gramos contiene espárragos, vainitas o alcachofas marinadas con albahaca, tomillo, limo y otras especies, mezcladas con aceite de oliva extra virgen, que están listas para comer en cualquier momento del día. Se trata de un desarrollo de Danper con la estadounidense Poshi, que han elaborado este innovador ‘snack’ saludable, que solo significa ingerir 10 calorías de un ‘snack’ que no lleva preservantes.

Este alimento saludable responde al tipo de consumo de la cultura norteamericana, en especial, a las necesidades de las generaciones más jóvenes, como son los ‘millennials’ y ‘centennials’, quienes están muy preocupados por tener un estilo cada vez más saludable. Si antes un ‘snack’ saludable significaba una bolsita de maní tostado, hoy incluso se puede restringir su consumo por su nivel de sal. Los tiempos van modificando los hábitos y lo que significa saludable. En líneas generales, Poshi busca suplir la falta, muchas veces, de accesibilidad a los vegetales que ofrecen fibra, proteínas, micronutrientes y antioxidantes.

Otro snack que lanzó Danper –por ahora solo para el mercado de Perú- que tiene por nombre ‘Mi chochera’ está basado en el chocho, tarwi o lupino mezclado con especias (cebolla china, pimiento, culantro y ají limo) adecuadas al sabor nacional. Este alimento que tiene tres veces más proteínas que la quinua tomó como referencia al cebiche de pescado. Si uno visita algunas plazas de las ciudades del norte del país, por ejemplo, Trujillo, existe ya la venta del cebiche de chocho. Entonces, Danper lo que ha logrado es envasar el producto en un empaque profesional, para ofrecer la garantía de calidad del producto y que pueda comercializarse masivamente en el mercado local.

Piqueos, granos cocidos y empanizados

Para la marca Alessia, Virú elaboró un ‘mix’ de vegetales para compartir, elaborados con espárragos, alcachofa y pimientos a la parrilla; que incluye una salsa de alcachofa. Se trata de un piqueo listo para servir en base a verduras grilladas y marinadas en aceite de oliva, con los atributos de ser bajo en calorías, vegano, sin grasas trans, y libre de gluten.

Otra línea de la categoría ‘ready to eat’ que desarrolló para la marca Chef Quinoa fue un producto en base de granos cocidos de lentejas y quinua roja listos para consumir con una salsa de mango agridulce. Se consume frío y está destinado a estudiantes, atletas, personas celiacas. A ellos se añade la línea de congelados, con productos empanizados de diferentes hortalizas y frutas, como palta con quinua, brócoli, plátano y otros.

Yoselyn Malamud, gerente general de Virú, comenta que están creciendo fuertemente con estas líneas del ‘ready to eat’ y saludable en el mercado internacional. En cuanto a los criterios para encontrar un producto innovador, explica que estos se centran, primero, en que no existan en el mercado, luego, en que sea una creación propia y, además, que esté dentro de las preferencias del consumidor en la gama de opciones saludables.

“Las innovaciones es el resultado de un ‘mix’ entre lo que el mercado necesita y lo que proponemos, que sean cosas nuevas que encajen en el gusto del cliente final”, sostiene sobre estos desarrollos de producto que pueden tardar dos años.

Salsas sin aditivos para un consumidor que conoce nuestra gastronomía

Ecosac lanzó en Expoalimentaria su nueva marca de nombre Touché, que incluye una línea de pastas de ajíes peruanos: ají amarillo, de culantro y de rocoto, dirigido a mercados de EE UU y Europa. El producto es 100% pasta, sin aditivos y lo más natural posible.
Keyner Gamarra, gerente comercial de conservas, congelados y deshidratados de Ecosac, explica que esta es una línea para aquellos que están probando nuestra gastronomía. No está dirigido necesariamente al público étnico peruano que vive en el extranjero, sino a quienes han probado algo de la cocina del Perú. “Por ejemplo, en la costa este de EE UU está creciendo la cantidad de restaurantes peruanos, en Miami, Nueva York y Nueva Jersey, debido a que hay muchas colonias peruanas por allá. La necesidad de estas pastas se detectó hace dos años en la feria Anuga, en Alemania, donde nos pidieron pastas para el mercado español. Entonces, se empezó a desarrollar el producto”, explica.

El ‘feedback’ que recibieron es que este producto se siente muy natural, con buen sabor y de calidad. “Somos agricultores y procesamos el producto, entonces, tenemos toda la cadena integrada desde la materia prima, lo que nos ayuda a garantizar la sostenibilidad y calidad del producto terminado”, explica. Eventualmente, Gamarra adelanta que se comercializará en el mercado local.

Touché es la segunda marca desarrollada por la empresa, luego de Lo Nuestro que se utilizará con exclusividad en un supermercado español.

Dando valor agregado a la quinua y el cacao

Un gran número de empresas está decidida a darle mayor valor agregado a la quinua y al cacao. Una de ellas es Wiraccocha, que exporta quinua en grano pero que ha lanzado dos nuevos productos basados en este cultivo. Uno de ellos es una granola en base a quinua, kiwicha, coco, aguaymanto y nibs de cacao. Junto con ella, incorporó una línea de barras de quinua extruida en cuatro sabores: cacao y coco, almendra y mango, castaña y guindones y almendra y mango. Cada barra de 21 g vienen en un ‘display’ de 20 unidades.

Christian Vaccarella, jefe de comercio nacional Wiraccocha, comenta que hasta el año pasado se centraban en la exportación de quinua, pero desde enero de 2019 están desarrollando una parrilla de productos con valor agregado. Adicionalmente, lanzarán otros productos como los extruidos de quinua con tres sabores (vainilla, fresa y chocolate); otra línea de popeados, uno natural y otro con cobertura de chocolate; y también la kiwicha pop.

La empresa produce en un 70% el cultivo de la quinua y un 30% adquiere de terceros. En total, tienen 1,500 ha de quinua, certificada como orgánica.

Lasaña de vegetales para ‘millennials’

Elaborado con ingredientes 100% naturales y con un tipo de empaque que no requiere de refrigeración, RAM Industries lanzó su ‘Lasagna Veggie’ para el paraguas de su marca Nadú. Se trata de un producto precocinado, elaborado con vegetales que se puede consumir con facilidad, tras calentarlo por dos minutos en su misma bandeja en el microondas. Alonso Carozzi, gerente general de RAM Industries, explica que el objetivo fue ofrecer algo muy saludable y seguir con la tendencia de comer menos carne y platos bajos en calorías. Para ello, hicieron un ‘match’ entre la tecnología y la necesidad de crear un producto saludable, siguiendo la creciente tendencia por el consumo de los productos ‘ready to eat’. Al estar envasado con una tecnología innovadora de esterilización y envasado al vacío denominada ESVA (Envases de Alta Barrera y Esterilizados), la línea Nadú no requiere de preservantes ni aditivos y puede mantener su sabor natural, sin necesidad de refrigeración. Tampoco se aplican antioxidantes ni acidificantes. “La tendencia es preferir productos que sean más naturales y muy similares a los sabores que se comen en casa. Cuando agregas colorantes, preservantes, los sabores se distorsionan y los consumidores pueden rechazar el producto”, explica. La línea Nadú, que existe desde hace ocho años en el país, ya cuenta con otros ocho productos precocinados (arroz con pollo, frejoles con tocino, aji de gallina, lasaña a la boloñesa y otros). Carozzi adelanta que buscan ampliar el número de productos de tipo vegetariano o, incluso, vegano. En especial, el público objetivo se encuentra entre 20 a 35 años, es decir, jóvenes que viven solos o con pareja, pero sin hijos. Antes que termine el año y a comienzos del 2020, la empresa empezará a exportar aquellas recetas que no contengan carnes. En especial, se apunta a un primer envío a EEUU, donde el 25% de los ‘millennials’ no comen carnes. “Estamos en etapa de desarrollo de la línea vegana, sustituyendo los ingredientes que no son veganos sin perder la esencia del plato”, explica. Otro mercado objetivo es Chile.