Estudio del ARS, de EE UU

Desarrollan herbicidas alternativos para el control de malezas

A raíz de que muchas malezas están desarrollando resistencia al glifosato, se necesitan métodos alternativos como los herbicidas PPO, que impiden la capacidad de la planta de producir clorofila

Un científico del Servicio de Investigación Agrícola (ARS, en sus siglas en inglés), de EE UU, está desarrollando nuevos herbicidas usando un camino molecular que no sólo controla las malezas, sino también podría haber tenido un papel importante en la historia de EE.UU.

La mayoría de los estudios desarrollados por el fisiólogo Franck Dayan se centran en moléculas de pigmento llamadas porifinas, las cuales reaccionan con diferentes tipos de metales y ejecutan funciones esenciales en los animales y los seres humanos. Un paso imprescindible en la síntesis de la porifina es realizado por una enzima conocida como PPO, y se puede causar problemas en la salud de los animales y los seres humanos por medio de impedir la enzima PPO.

En los seres humanos, éste puede causar una enfermedad congénita llamada la porfiria, con síntomas que incluyen la sensibilidad a la luz, los ataques de apoplejía, y otros problemas neuropsicológicos. En plantas, los herbicidas PPO funcionan impidiendo la producción de porifinas por la enzima, y limitando la fotosíntesis. Había herbicidas PPO por muchos años, y ellos están diseñados específicamente para impedir la actividad de la enzima PPO solamente en las plantas y no en los seres humanos.

Dayan recientemente publicó un informe sobre el papel de las enzimas PPO en causar resistencia a los herbicidas PPO en la maleza común Ameranthus tuberculatus. Él y sus colegas compararon la estructura molecular de las enzimas PPO en tipos resistentes y susceptibles de esta maleza. Los resultados confirmaron que la eliminación de un solo aminoácido llamado glicina 210 causó cambios estructurales en el sitio donde se sujeta la enzima, y estos cambios permiten el desarrollo de la resistencia en la maleza. Este estudio, con resultados publicados en la revista 'Biochimica et Biophysica Acta', agrega a los resultados de estudios previos sobre la capacidad de la maleza de resistir herbicidas. Una mejor comprensión de los mecanismos de resistencia podría llevar al desarrollo de mejores herbicidas.