icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Agosto 2019 | M&V x RA360 | Empresas Especial Cerezos 2019

“Nuestro modelo integral microbiano es fruto de 10 años de trabajo en biotecnología”

• En arándano o cerezo se pueden obtener incrementos de producción del 8% al 15%. • El modelo integral microbiano consigue fruta de más calibre, mejor Brix, mejor Durofel…. más preparada para viajar.

Los tratamientos biotecnológicos de Symborg han demostrado aumentos productivos y cosechas de mejor calibre y más calidad en la mayoría de cultivos; plantas que crecen más rápido y más fuertes, capaces de entrar en producción en menos tiempo, desarrollos radiculares que potencian la absorción de nutrientes,  incrementos en la tasa fotosintética y en generación de reserva…” son ejemplos aportados por Gala Garcia Imbernon, General Manager de Symborg en Latinoamérica, para explicar los beneficios del Modelo Integral Microbiano de la compañía, fruto de años de trabajo a nivel global.

En las últimas décadas se ha producido una drástica reducción de la cantidad y diversidad de los microorganismos del suelo. Los monocultivos, las selecciones genéticas para mejorar la productividad, el abuso de pesticidas, el elevado consumo de agua y nutrientes, etc. han empobrecido la vida microbiana de la rizosfera con la consiguiente pérdida de los beneficios que los microorganismos aportan a las plantas. Este desequilibrio microbiano ha ocasionado un aumento de las enfermedades generadas por agentes patógenos y una excesiva dependencia de productos fitosanitarios y fertilizantes industriales.

“El equipo de I+D de Symborg lleva más de 10 años investigando como revertir esta situación y cuáles son las soluciones para fomentar las interacciones entre los microorganismos y las plantas en distintos tipos de rizosferas”, explica García Imbernon, “gracias a ese trabajo hemos desarrollado nuestro Modelo Integral Microbiano, basado en la utilización de microorganismos seleccionados que mejoran la productividad de los cultivos, su capacidad de respuesta a agentes patógenos, su tolerancia a situaciones de estrés, la mejora de los suelos… etc.”

El Modelo Integral Microbiano de Symborg maneja especies muy específicas y exclusivas de diferentes tipos de microorganismos seleccionados por sus efectos bio-pesticidas, bio-fertilizantes y bio-estimulantes y por su eficiencia en todo tipo de sistemas agrícolas.

Uno de los microorganismos exclusivos de Symborg es el hongo formador de micorrizas, Glomus iranicum var. tenuihypharum. Este hongo se asocia con las raíces de las plantas generando una simbiosis beneficiosa para ambos: le entrega a la planta agua y nutrientes del suelo, y a cambio obtiene azúcares esenciales para su desarrollo. Mejora el estado fisiológico de las plantas y sus rendimientos productivos en todo tipo de cultivos y condiciones: cultivo hidropónico, invernadero, al aire libre, etc.

Symborg utiliza también otros bioelementos más generalizados que actúan como microorganismos asociativos que ocupan solo una parte de la raíz sin penetrar directamente en la planta ayudándola a prosperar en condiciones adversas como por ejemplo Azotobacter sp. y Azospirillum sp ; que combinados con una selección de microorganismos de vida libre, próximos a las raíces, mantienen la biodiversidad de la rizosfera y el suelo vivo.

Tras seleccionar estas cepas, Symborg evaluó cómo se comportan de forma conjunta hasta conseguir complejos de microbiomas, que incrementan la fertilidad y actividad biológica del suelo. 

En los últimos años en Chile, Symborg ha conseguido inocular plantas de diversas especies con productos basados en estos microorganismos: MycoUp y MycoUp Activ, Resid HC y Resid MG.

Además, en suelos empobrecidos tras su uso intensivo, se puede utilizar el regenerador microbiano MBB10. Que contiene microorganismos rizosféricos destacados por su alta competitividad y estabilidad biológica que actúan sobre la rizosfera poniendo a disposición de la planta nutrientes bloqueados (Nitrógeno, Fosforo…etc) y promoviendo condiciones idóneas para la existencia de un completo y biodiverso microbioma.

La experiencia en este tipo de manejos y contar con cepas seleccionadas y capaces de soportar los programas de fertilización y las distintas condiciones del suelo son claves para el éxito.

Resultados en Chile

Symborg comenzó el desarrollo de sus productos en Chile hace 5 años de la mano de nuestro distribuidor exclusivo Martinez y Valdivieso. “Su preocupación por la innovación y su cercanía al agricultor fueron determinantes para elegirlos como apoyo estratégico. Buscamos solucionar las necesidades del productor y brindar apoyo técnico en el campo, fundamentales para este sector” dice Gala Garcia. Ya son muchos productores los que se han beneficiado de un “suelo vivo” utilizando los productos Symborg.

Arándanos: En el caso de los arándanos, la mayoría de las cepas existentes en el mercado no habían conseguido resultados exitosos en ese cultivo. Sin embargo, los trabajos realizados con Glomus Iranicum en Chile, muestran incrementos productivos que van desde el 8% al 15%. Validándose como una gran herramienta para el cultivo orgánico y situándose en los programas de exportadoras y productores que han conseguido registrar mejoras considerables de sus suelos, la mayoría en las regiones de Coquimbo, Maule y Biobío.

Cerezos: Las variedades Santina y Regina muestran crecimientos vegetativos en plantas nuevas e incrementos productivos del 9% de kilos por hectárea (mejorando calibres, coloración, dureza, contenidos nutricionales, etc.) Clientes desde Quillota hasta Osorno que con la aplicación de MycoUp en sus cultivos, han logrado mejoras significativas en desarrollos radiculares y vegetativos de sus plantas, en absorción de nutrientes, en calidad y cantidad de frutos.

Palto: En variedades Hass-Dusa y Nabal, el calibre y peso de los frutos tratados por Symborg aumentó un 10% y el desarrollo vegetativo de las plantas se multiplicó dos y tres veces en clientes de San Felipe y Ovalle donde llevan años aplicando los productos en sus manejos. Además, este año se aplicó MycoUp y MycoUp Activ en los flush radiculares de otoño, buscando mejorar los calibres productivos, consiguiendo resultados excelentes en San Felipe y Mallarauco, desplazando ampliamente la curva de calibre de los frutos.

El Modelo Integral Microbiano (MIM) repercute directamente en el incremento de la nutrición vegetal de la planta, optimiza su actividad fisiológica, aumenta la resistencia al estrés y mejora el balance hormonal.

Symborg es líder en investigación y desarrollo de biotecnología agrícola. Sus soluciones biológicas innovadoras maximizan el rendimiento de las cosechas y protegen el medioambiente superando el reto de la sostenibilidad. Fundada en 2009 por Jesús Juárez y Félix Fernández, ambos con extensas carreras profesionales en los campos de la investigación y la agricultura, Symborg se ha consolidado como una empresa líder. Con filiales en Europa, EE.UU., América del Sur y Asia, sus productos se utilizan en más de 30 países.