icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Julio 2017 | Biocontrol

Conferencia sobre biocontrol organizada por la IBMA

Todo sobre ABIM Basilea

ABIM es el punto de encuentro anual de la industria global del biocontrol y es reconocida internacionalmente como la plataforma global para que la industria se reúna, lance nuevos productos y discuta sobre nuevas oportunidades comerciales y científicas. También es un punto de encuentro muy importante entre la industria y los profesionales que establecen las normativas y regulaciones que afectan a la industria. Durante los tres días de la 11ª Conferencia, organizada por la IBMA en colaboración con FiBL, asistieron 898 delegados, provenientes de 48 países, representando a 426 empresas. Este es el informe de Marianne Loison.

El principal objetivo de la IBMA es asociar a las empresas de biocontrol y ser su portavoz ante los entes regulatorios, el público y los medios”, declaró William Ravensberg, Presidente de la IBMA, durante su discurso inaugural. La IBMA cuenta con 234 miembros en todo el mundo. “Nuestra asociación continúa creciendo y esta es la mayor conferencia de nuestra historia”.

EL PREMIADO. Romeo ganó el Premio Bernard Blum. A base de microorganismos, es el primer producto de fracción de célula en ser lanzado al mercado y también el primer producto que tiene como modo de acción inducir resistencia sistémica.

EL PRODUCTO ROMEO GANA EL PREMIO BERNARD BLUM

En el tradicional concurso “Bernard Blum” al producto innovador hubo tres finalistas: Attracap, de la empresa alemana BiocareGmbh; Isonet LPF de la italiana CBC y Romeo, de la empresa francesa Agrauxine-Lesaffre agro. Isonet LPF es un producto a base de feromonas que puede varias plagas que atacan un cultivo. Ningún otro producto puede hacer esto al controlar selectivamente dos plagas no relacionadas en un cultivo sin tener un impacto en otra fauna en torno al cultivo. Attracap por su parte es muy innovador ya que por su formulación genera CO2 como un atrayente que llega la plaga objetivo hacia el producto donde es controlada al ser inoculada con un agente de biocontrol a base de hongos.El premio lo obtuvo el producto llamado Romeo de Agrauxine-Lesaffre Plant Care. Este es un producto a base de microorganismos, que es el primer producto de fracción de célula en ser lanzado al mercado y también el primer producto que tiene como modo de acción inducir resistencia sistémica. También permitirá reducir el uso del cobre en la agricultura orgánica. El gerente general de Agrauxine, Hugo Bony comentó: “Estamos muy orgullosos de presentar nuestro primer biofungicida originado por el “pipeline” de Lesaffre. ROMEO pretende ser líder global en su mercado, demostrando que la biotecnología blanca se ubica hoy en el corazón de la agricultura moderna”.

Cuadro 1. Uso mundial de confusión sexual.

EE UU: 400 INGREDIENTES BIOACTIVOS Y 1.500 PRODUCTOS REGISTRADOS

Jim Jones de la EPA (Environmental Protection  Agency, USA) expuso sobre las tendencias del mercado y sobre los principales temas que se desarrollan en EE UU. “Esperamos que el crecimiento del mercado de los biopesticidas continúe creciendo. Vemos que cada día se incorporan más y más biopesticidas a las rotaciones en cultivos tradicionales”. Las ventas de biopesticidas representan entre 2 y 3 mil millones de dólares de un mercado total de US$56.000 millones de pesticidas en EE UU. Se utilizan en 18 millones de acres y es un mercado muy activo. Hasta la fecha se han registrado 400 ingredientes bioactivos, que originan 1.500 productos. En el 2016 se aprobaron 13 nuevos ingredientes activos. Uno de ellos fueron las sales de potasio de ácidos beta para combatir el ácaro Varroa en las colmenas de abejas.

Otro ejemplo es la feromona que se ha registrado contra la escama roja de California, una plaga que afecta a huertos y que ha generado resistencia a pesticidas convencionales. La lista de los nuevos bioproductos registrados en el 2016 incluye cloruro de colina, ácido hexanoico y una feromona de atracción sexual para controlar lamprea marina en los grandes lagos. En EE UU se regularon seis macroorganismos este año: Helicoverepa armigera; aislado J de Bacillus mycoides, Spodoptera exigua; Bacillus amyloliquefaciens; Btkurstaki EVB 113-19 y Phlebiopsis gigantea. “La EPA ha sido un pionero en la frontera de los biopesticidas”, señaló Jim Jones. “Nuestra visión es ser el líder en regulación de biopesticidas y la prevención de la contaminación por biopesticidas”. “Una división de EPA se dedica completamente a registrar biopesticidas. Jim Jones también describió algunos de los principales novedades del mercado de EE UU: LMRs y tolerancias para biopesticidas y el desarrollo de guías para combinar con bioestimulantes dentro de las regulaciones americanas. Además mostró los esfuerzos que se están realizando para proteger y apoyar a los criadores de abejas, en el mercado de la iniciativa de protección a los polinizadores lanzada por el Presidente Obama en 2014.

Los representantes de la industria también son muy activos en EE UU. En particular la BPIA (Biopesticide Industry Alliance), que trabaja para promocionar la adopción de la tecnología de biopesticidas. Incluye varios comités que se reúnen periódicamente con reguladores clave. La asociación comparte opiniones con la EPA y los miembros del Congreso de Estados Unidos. “Comenzamos la BPIA con 5 empresas y ahora tenemos 106 asociadas. El objetivo es evitar las legislaciones innecesarias y los obstáculos para registrar”, explicó Keith Jones, Director Ejecutivo de BPIA. “La historia de los productos biológicos es positiva, generando nuevas tecnologías y nuevos empleos”. El movimiento más reciente de la BPIA ha sido declarar que a partir de noviembre 2016 iba a aceptar como miembros a empresas cuyo negocio principal sean los bioestimulantes”.

NUEVAS REGULACIONES. En 2016 se regularon seis macroorganismos en EE UU. Entre ellos está Spodoptera exigua (en la foto).

BIOCONTROL Y SALUD HUMANA: UN PROGRAMA DE LA FAO EN EL HORIZONTE

La protección de los cultivos no es el único sector que necesita al biocontrol. La FAO acaba de lanzar un programa de seis años (WHO pesticide evaluation scheme) para el uso de biocontrol frente a enfermedades que atacan a los humanos: malaria, dengue, chikungunya, zika, etc…que se están expandiendo y ponen en peligro a la mitad de la población mundial. La FAO ha establecido una lista de biolarvicidas recomendados contra los vectores de estas enfermedades. Entre los biolarvicidas recomendados se encuentran razas de BT israelensis y Bacillussphericus.“74 países están usando la información de eficacia de la FAO, que puede ayudar al registro de estos agentes de biocontrol”, explicó Rajpal Yadav de la FAO.

LA EXPANSIÓN DE LOS BIOPESTICIDAS VARÍA MUCHO DE PAÍS EN PAÍS

“India tiene un mercado cautivo de 195 millones de hectáreas para productos biológicos”, señala KetanMehta de PMFAI. “Tenemos una industria muy competitiva y de alta calidad para semioquímicos. Pero todavía tenemos que desarrollar la tecnología de microencapsulación para estos compuestos activos.También se producen extractos botánicos a gran escala en la India, a partir de muchas especies como neem, qassia, reynoutria…En comparación a muchos países, el registro es muy fácil para una empresa con base en la India: se requieren entre 6 y 8 meses para registrar un producto a base de microorganismos. El país tiene otros proyectos relacionados con el biocontrol. El Departamento de Agricultura busca masificar el tratamiento de semillas ya que un 80% de las semillas utilizadas en la India no reciben ningún tratamiento que las proteja de enfermedades.

En Japón, un grupo de 30 empresas locales se han unido para crear la asociación de biocontrol. Sin embargo, su participación en el mercado continúa siendo muy baja comparada con el total de la industria de la protección vegetal. “La mayoría de los agricultores todavía se basan en productos químicos, excepto los productores en invernaderos. Las empresas han desarrollado muchos enemigos de origen japonés para plagas como áfidos, trips, minadores”, señala TetsuoWada de ArystaLifeScience. Señaló que el registro es difícil y costoso en Japón, incluso para los enemigos naturales. “En otras palabras, Japón es un mercado muy cerrado”.

“Los productos de biocontrol representan solo el 2% del mercado de protección de los cultivos en Brasil. Y nuestro mercado exige eficacia. Si su producto no controla la plaga o la enfermedad, no va a tener ningún futuro en el mercado brasileño”, señala Pedro Faria, Presidente de ABCBio, la Asociación Brasileña de la Industria del Biocontrol. “Hemos detectado una demanda por Trichogramma en caña de azúcar y por Trichoderma contra enfermedades de los cultivos”.Y necesitamos más ingredientes activos para enfermedades foliares. “La asociación brasileña de biocontrol tiene 24 empresas asociadas y entre nuestros principales desafíos están mejorar el proceso de registro que actualmente es muy lento (2 a 3 años) y la falta de conocimiento sobre cómo opera el biocontrol por parte de los reguladores.“Pese a esto, vemos grandes oportunidades en el mercado brasileño, el crecimiento del Manejo Integrado de Plagas es clave para nuestro futuro”.

PRODUCTOS NATURALES Y BIOQUÍMICOS: CAMBIO DE PARADIGMA

Nicolás Cock Duque (Ecoflora Agro) describió el aporte de los extractos botánicos a la conservación y manejo de la biodiversidad (polinizadores, microorganismos benéficos, etc).  Estos nuevos productos representan un cambio de paradigma ya que permiten utilizar rangos subletales y también letales que ayudan a potenciar la salud de las plantas y a protegerlas al mismo tiempo”.

S. Balaji (E.I.D Parry) expuso sobre diferentes resultados con biocontrol en uvas utilizando dos formulaciones del producto botánico Neemazal. En 4 lugares del Este de Asia, se aplicó Neemazal contra trips, coccinélidos y ácaros, obteniendo un efectivo control. En estudios de residuos se pudieron detectar residuos del ingrediente activo azadiractin hasta un máximo de 10 días después de aplicación. “Los residuos se situaron bajo los LMR establecidos por la Unión Europea (1 mg/kg en uvas) todos los días post aplicación. En el día 15 y 30 los residuos se encontraron incluso bajo los niveles de cuantificación”. Neemazal, desarrollado por EID Parry, en colaboración con Trifolio, tiene 24 patentes en 42 países.

MosheReuveni (Stockton Israel Ltd.) presentó un extracto botánico llamado TTO del árbol del té Melaleucaalternifolia con diferentes modos de acción. TTO es activo contra diferentes hongos (ascomycetes, basidiomycetes, oomycetes) y bacterias. “El árbol Melaleuca es rico en varias moléculas de terpenos lo que permite romper la pared celular y las membranas de estos patógenos. Tiene una potente capacidad de control y curación”, señaló Reuveni. El Grupo Stockton ha utilizado TTO en programas de protección de cafetales contra enfermedades (royas, mycenia). La gran ventaja de este producto es que permite un nuevo crecimiento vegetal posterior al ataque. Ha demostrado tener una alta efectividad en el control de roya en café al ser mezclado con fungicidas con los triazoles. También ha ayudado a mejorar la calidad del café y el tamaño de las bayas”.

Por su parte Owen Jones (Lisk and Jones Consultants) describió el desarrollo de un novedoso jabón insecticida. Basado en ácidos grasos, su formulación le permite tener una baja fitotoxicidad y gran eficacia contra los insectos que tradicionalmente no se controlan bien con jabones. “Un perro viejo con nuevas gracias”, señaló Jones. El producto es formulado por Naturiol y la Universidad de Bangor en Gales y tiene una patente en desarrollo en el Reino Unido. Es efectivo contra saltamontes, áfidos, arañas rojas, trips, mosca blanca y coccinélidos…

TECNOLOGÍAS DE PUNTA EN SEMIOQUÍMICOS

La confusión sexual está de vuelta al futuro, señala Vittoria Veronelli (CBC Europe). “La última información señala que sólo en el 2015 se identificaron 8.000 feromonas, comparado con solo una en 1959”. Las feromonas se usan en más de 1 millón de hectáreas en el mundo. En el 2015, hubo 120 registros en EE UU y 50 en la Unión Europea. Se han desarrollado muchas tecnologías con diferentes dispensadores: dispensadores de reservorio, dispensadores en aerosol, dispensadores en spray.Hoy se ha incorporado tecnología de punta a las aplicaciones de feromonas. Por ejemplo, el uso de formas capilares para mantener mojada toda la superficie del dispensador y la incorporación de nuevas técnicas de extrusión y de múltiples polímeros para mejorar la capacidad de liberar feromonas. Esta tecnología ha permitido desarrollar un producto innovador: un dispensador que contiene dos feromonas diferentes contra coccinélidos y Lobesiabotrana en vides. También se han desarrollado trampas de feromonas para conformar redes de monitoreo de plagas. MatejŠtefancic (Efos/ Trapview) expuso sobre una red automática de monitoreo de plagas implementada en el Mediterráneo, desde España hasta Turquía.El proyecto ha recibido financiamiento de la Unión Europea. Se han instalado más de 1000 trampas a base de semioquímicos para pronosticar la población de las plagas. “Combinando información diaria sobre la plaga con información climática podemos mejorar considerablemente los pronósticos”.

MACROORGANISMOS: NUEVAS HISTORIAS DE ÉXITO

Una de ellas es el control biológico de coccinélidos (cochinilla harinosa, chanchito blanco) en uvas en Turquía. Hay más de 461.000 ha de uva en Turquía. Y para controlar las invasiones de coccinélidos en el año 2014 comenzaron a liberar diferentes macroorganismos, tanto en huertos orgánicos como convencionales. Los insectos benéficos eran adultos de Cryptolaemus montruzieri y Leptomastix dactylopii, liberados manualmente. “En los dos sitios donde liberamos tuvimos excelentes resultados”, señala Lerzan Erkilic de la empresa Biyotar.“En el primer viñedo, la cosecha no presentó daños por coccinélidos y en el segundo tuvimos solo un 2% de infestación”.Otra historia de éxito en el futuro podría venir del mejoramiento genético de nematodos benéficos para mejorar la eficacia y el rango de nuevas aplicaciones.“E-nema tiene 50 tipos de razas salvajes de nematodos y más de 200 líneas y cruzamientos.

La mayoría de las razas han sido fenotipeadas para determinar longevidad, tolerancia al calor y virulencia contra dos insectos plaga”, dice Ralf-Udo Ehler. Durante su presentación, Ehler señaló que en el biocontrol las nuevas asociaciones, que no comparten una co-evolución, son superiores a las viejas asociaciones, según los entomólogos Hokkanen &Piemental. “El efecto de nuevas asociaciones es más seguro que las viejas asociaciones en términos de medioambiente. “Nuestro enfoque es usar la genética clásica para mejorar las razas de nematodos benéficos”. Esta investigación también ha recibido fondos de la Unión Europea. E-Nema anunció también nuevos desarrollo, en particular para el tratamiento de semillas. La liberación de alimentos para ácaros es una forma indirecta de ayudar a la preservación de insectos benéficos en cultivos de hortalizas. Se usan para alimentar insectos benéficos como es el caso del ácaro swirskii (Amblyseius swirskii). La empresa Agribio ensayó la liberación de estos individuos en el suelo y las plantas. Y se demostró que es una buena alternativa en crisantemos y pepinos ya que ayudan a incrementar la población de insectos benéficos. También mejora el control de trips en invierno y ayuda a un rápido establecimiento de la población de benéficos en primavera. Se obtuvieron resultados similares en otros cultivos ornamentales y de vegetales. Hay una patente en proceso. “Un viejo concepto siempre ha sido transformar a las hormigas de enemigos en amigas”, señala FelixWalters de Biobest. “Desde hace muchos años que se conoce la actividad de las hormigas. Pueden ser guardaespaldas de la planta pero también de las plagas (áfidos). La alternativa propuesta por Biobest es entregar una “dieta para las hormigas” basada en azúcar, que permitirá reducir las visitas de las hormigas al cultivo. La aplicación de azúcar al suelo puede reducir la actividad de las hormigas. Los ensayos realizados por Biobest han demostrado que el tamaño de las colonias de áfidos se reduce considerablemente cuando las hormigas encuentran fuentes alternativas de azúcar. Una nueva idea para expandir el potencial del biocontrol a partir de un concepto muy simple. Esto ilustra claramente la nueva etapa del biocontrol, que se basa en ciencia y constante innovación.

* El artículo completo se publicó en NewAg International, revista asociada de Redagrícola.
www.newaginternational.com