icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Julio 2019 | Quimetal x RA360 | Empresas

SAG autoriza el uso de efectivas soluciones cúpricas

SULFO-CUP® PREMIUM y VITI-CUP® para control de Antracnosis en paltos

En estrecho contacto con la industria y con el respaldo de evaluaciones del Instituto de Investigaciones Agropecuarias, INIA, Quimetal obtuvo del SAG el registro que permite la ampliación de la etiqueta de dos productos cúpricos para palto. Se trata de potentes herramientas formuladas en polvo para el control de un problema que venía en ascenso: la antracnosis.

Marcelo Duarte.

La antracnosis, causada por los hongos Colletotrichum gloeosporoides y Colletotrichum acutatum, es el principal problema fitopatológico del palto en diversas partes del mundo, explica Marcelo Duarte, Jefe Técnico de Quimetal, y desde hace varios años se está encontrando en porcentajes importantes en fruta chilena en los mercados de destino:

–El descarte –señala– ha sido justamente debido a este problema, que ha llegado a afectar el 10% de la fruta. En ello ha incidido el largo tiempo de viaje a mercados de destino como Europa, por ejemplo, y la mayor humedad de precosecha en temporadas recientes: más lluvia, más neblina, más rocío, y temperaturas altas. Una condición climática desfavorable puede gatillar que el hongo colonice la palta sin mostrar síntomas y se exprese posteriormente en el mercado de destino, luego de un trayecto prolongado. Por otra parte, la palta de modo natural tiene elementos antifúngicos en su epidermis, pero van disminuyendo con la madurez y de ahí que el problema aparezca en postcosecha.

–¿Cuáles son los síntomas?

–En la fruta se aprecian lesiones necróticas circulares, sin borde definido, de color café oscuro, las que se van ennegreciendo. Se desarrolla una pudrición blanda en la pulpa, la cual se va desprendiendo de la que está sana, afectando la calidad de la fruta.

Síntomas de antracnosis en palta. La calidad se ve gravemente afectada.

VENTAJAS DE LA FORMULACIÓN EN POLVO: RAPIDEZ Y ACCESO EN TERRENOS DIFÍCILES

–¿Cómo se realiza el control?

–Las exportadoras pueden utilizar productos fungicidas de postcosecha, pero es el control de precosecha el que evita la presencia del hongo en la fruta. En naciones de condiciones más lluviosas y cálidas, el programa se sustenta en productos cúpricos y algunos fungicidas específicos, como estrobilurinas e IBE (inhibidores de biosíntesis de esteroles). Sin embargo, hay que tener en cuenta los límites máximos de residuos (LMR) en los mercados de destino. A favor de los productos cúpricos juega el hecho de no tener carencia ni LMR.

–¿Qué hizo Quimetal a partir de estos antecedentes?

–Una fortaleza de Quimetal son sus productos en base a cobre y azufre, y en palto ya contaba con el registro de Hidro-Cup® para aplicación con nebulizadora. Pero en esta especie la mejor opción es la aspersión en polvo con máquina azufradora. Por una parte, la aplicación es más rápida, aspecto clave después de la ocurrencia de lluvias, y, por otra, se llega a lugares donde los pulverizadores tienen dificultades de operación, por ejemplo en lomajes o cerros con marcada pendiente. Como nuestra empresa disponía también de formulación DP vía espolvoreo, muy utilizada en vid vinífera, en conversaciones con la industria se vio la conveniencia de evaluar dos productos: Sulfo-Cup® Premium y Viti-Cup®, ambos en base a oxicloruro de cobre e hidróxido de cobre, con un 15% de Cu metálico. Además, Sulfo-Cup® Premium tiene un 70% de azufre elemental y Viti-Cup® contiene caolín. Tomamos contacto entonces con Sylvana Soto, fitopatóloga de INIA La Platina, quien desarrolló un ensayo para probar los productos mencionados.

–¿Cuáles fueron los resultados?

–En un huerto de palta Hass de la zona de Santo Domingo, Región de Valparaíso, donde en campañas anteriores se había observado el problema, se efectuaron cinco aplicaciones en el año 2017, contemplando desde fruto en desarrollo hasta inicio de yema e incluso comienzo de brotación. Se evaluaron dosis de 20 y 30 kg de cada producto/ha, comparadas con un testigo sin aplicación. La fruta se cosechó y en el Laboratorio de Postcosecha de INIA se simuló la condición de almacenamiento-viaje por 45 días, seguido por un periodo de vitrina hasta madurez de consumo. Tanto el tratamiento de 20 kg/ha como el de 30 kg/ha, alcanzaron muy buen porcentaje de control, significativamente diferente al testigo. No hubo efectos de fitotoxicidad o daño sobre los frutos. Los resultados se presentaron al SAG, organismo que autorizó el uso de los dos productos, extendiendo la etiqueta a control de antracnosis en palto.

 

LAS APLICACIONES DE COBRE FUERON EFECTIVAS EN EL CONTROL DE ANTRACNOSIS

Andrés Link, gerente técnico de paltos y cítricos de Subsole, plantea que en Chile hay incidencia de la antracnosis pese a que tenemos comparativamente una menor precipitación y condiciones más desfavorables para el desarrollo de la enfermedad, comparando con los principales países productores de palta.

“Los hongos que causan antracnosis son habitantes habituales de los huertos de palto, sin embargo los síntomas no necesariamente se van a expresar a nivel de post cosecha. Hemos observado mayor presión de la enfermedad ante presencia de lluvias tardías de septiembre a noviembre, donde se mezclan agua libre y condiciones de mayor temperatura. También puede ocurrir en localidades donde hay rocío en la mañana, seguido de calor en la tarde. El gran desafío es cómo lograr aplicaciones a gran escala cuando más del 90% de nuestra superficie de palto se encuentra en cerros y aplicaciones líquidas convencionales no son factibles, más aun cuando la fruta se encuentra al interior del follaje. Hace dos años en Subsole planteamos a Quimetal la idea de probar cobre polvo en este frutal. Hoy contamos con las evaluaciones, ensayos en Chile y resultados de laboratorio que confirman buenos resultados en huertos de alta presión”.

Andrés Link.

FRUTA SANA, CAPAZ DE CUMPLIR LAS EXIGENCIAS DE LOS MERCADOS

–¿Los productos están disponibles para los productores?

–Sí, son los primeros de su tipo disponibles formalmente con registro en Chile. El programa desde fruto en desarrollo hasta inicio de brotacion, contempla hasta 5 aplicaciones preventivas dependiendo de la condición de cada zona; en aquellas más húmedas o con más lluvias en precosecha sugerimos usar la dosis mayor. Lo ideal es aplicar cada 30 días, pero si hay periodos de precipitaciones fuertes conviene hacer una aplicación adicional, sin superar el máximo de 5. En zonas de menor presión climática es posible usar la dosis de 20 kg/ha.

–¿Hay factibilidad de aplicaciones aéreas?

–El siguiente paso en este desarrollo es solicitar autorización de uso en aplicaciones aéreas, para plantaciones en faldeos de cerros o lomajes muy pronunciados donde no acceden equipos de aplicación terrestres. Aspiramos a tener la autorización en la próxima temporada.

–¿Cómo se compatibiliza el uso con otros tipos de fungicidas y prácticas culturales?

–Estudios en distintas partes del mundo han demostrado que las aplicaciones de cobre alternando con otro tipo de ingredientes activos tienen un efecto sinérgico, y todavía más si complementas con aplicaciones de postcosecha. También son súper importantes los manejos: sacar las ramillas muertas y frutos que quedan en la planta después de la cosecha, para eliminar el inóculo; evitar el exceso de dosel, con el fin de disminuir la humedad en su interior y mejorar la ventilación.

Como Quimetal –finaliza Marcelo Duarte– siempre estamos preocupados de entregar soluciones a la industria frutícola, aportando más herramientas para que pueda lograr sus objetivos productivos, contando con una fruta sana, de calidad y que pueda cumplir con las exigencias de los mercados.