icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Enero 2019 | Agtech

100+100 nuevas tendencias, startups e ideas del mundo Agtech & Foodtech

Proteína de origen vegetal: un mercado de US$11.000 millones

Las grandes corporaciones han comenzado a incorporar las proteínas vegetales a sus portafolios. CB Insights estima que este mercado llegará a los US$11.000 millones el 2019.

Las compañías productoras de carne han empezado a tomar nota de que crece cada vez más un consumidor que se inclina por una dieta más saludable de productos hechos en base a plantas. Mientras que la mayoría de productores de carne insisten con su producto, algunos han empezado a apostar por nuevas inversiones en proteínas vegetales.

Estos incluyen a Tyson Foods, la compañía de carne más grande en Estados Unidos por capitalización de mercado, y Cargill, el gigante de la carne y la agricultura que es hoy la compañía privada estadounidense más grande del mercado.

Tyson Foods, a través de su fondo Tyson Ventures, ha invertido en dos ocasiones (en 2016 y 2017) en Beyond Meat, la startup de proteína vegetal. Beyond Meat vende hamburguesas hechas de plantas, salchichas y otros productos congelados en Kroger, Safeway, Whole Foods, Wegman’s y otros grandes mayoristas de Estados Unidos. Al tiempo que los productos hechos de plantas ganan popularidad, los productores de comida miran más allá de la soya y las nueces por nuevas proteínas vegetales.  La proteína de arvejas podría liderar está búsqueda. Las personas que tienen alergias a la soya o a las nueces no tendrían problemas con ella, además de ser baja en grasas.

La startup Ripple Foods ha liderado el camino al vender una leche vegana en base a esta semilla en diversas cadenas de tiendas en Estados Unidos. Ripple Foods ha levantado US$ 43.6 millones de Blueberry Ventures, Prelude Ventures, Google Ventures, entre otros, y de manera reciente ha lanzado un yogurt griego hecho en base a arvejas.

Otras startups como Aloha y Beyond Meat utilizan proteína de alverja y líderes de la industria como Campbell’s han empezado a sacar sus productos propios con proteína de arveja (Bolthouse Farms Plant Milk, en el caso de Campbell’s). Además, Cargill acaba de ingresar a un joint venture con Puris, el mayor productor de proteína de arveja en América del Norte.

Mientras la producción de proteína de arveja crece, le siguen otros tipos de proteína.

Kellogg’s, por ejemplo, ha invertido de manera reciente en el productor de proteína a base de hongos Myco Technology, a través de su fondo Eighteen94 Capital. Myco Technology utiliza hongos para proveer a marcas de comida con ingredientes de proteína natural, así como con bloqueadores de amargos que se utilizan en cervezas y endulzantes, y que pueden hacer que la comida sepa más dulce sin añadir calorías.

General Mills ha estado muy activo en la industria de las proteínas vegetales, desde el 2015 cuando invirtió en Beyond Meat. En el 2018 sus inversiones incluyeron Urban Remedy, un servicio de reparto de comida vegana y Farmhouse Culture, que hace snaks probióticos vegetales.

En el 2018, PepsiCo adquirió la startup de proteínas vegetales Health Warrior y la fabricante de snacks vegetales Bare Foods. Impossible Foods, que fabrica hamburguesas a base de plantas, lanzó alianzas con White Castle, FatBurger, entre otras cadenas de restaurantes de carne.

Varias de estas empresas han anunciados planes de expansión para el 2019:

1. Beyond Meat, que utiliza proteína de arveja para hacer sustitutos de carne de vacuno y de pollo espera salir a la bolsa el 2019.

2. Impossible Foods, que hasta el momento solo ha distribuido en restaurantes, ahora planea abrirse a supermercados. Y está creciendo en Asia, luego de su lanzamiento en Hong Kong el 2018.

3. Las empresas fabricantes de alimentos están apostando con fuerza por la proteína de arvejas. Cargill invirtió en Puris, el mayor productor de proteína de arveja de Estados Unidos y ahora planea abrir una segunda planta en Estados Unidos. Empresas de ingredientes como Archer Daniels Midland y Farbest también van a inaugurar nuevas plantas de proteína de arvejas.

Proteína cultivada en laboratorios

Desde que la primera hamburguesa creada en un laboratorio fue servida en el año 2013 a un grupo de científicos (a un costo de US$330.000), el sector ha progresado y se espera que en los próximos dos a tres años veamos el primer lanzamiento comercial. Future Meat Technologies, una startup israelí apoyada por Tyson pretenden lanzar productos al mercado el 2020 y Memphis Meats apunta al 2021. Y más allá de toda la publicidad sobre la carne de laboratorio, es muy probable que los consumidores tengan en sus mesas otras fuentes de proteínas generadas en laboratorio mucho antes. Entre ellas:

Colágeno: la startup Geltor fue la primera empresa en generar un colágeno en laboratorio y se lo vende a fabricantes de cosméticos. En octubre de 2018 la empresa recibió una inversión de US$18 millones de parte de GELITA, un fabricante global de colágeno.

Lácteos: ADM estableció recientemente un joint venture con la startup Perfect Day para producir lácteos en laboratorio a escala comercial. Como Geltor, Perfect Day usa un proceso de fermentación para generar proteína de suero.

Pescados: Finless Foods, una startup que produce atún azul en laboratorio cree que puede lanzar el primer producto a fines del 2019.