icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Octubre 2019 | Colombia

Entrevista al Presidente de ProHass Perú, Daniel Bustamante

«Olmos y la sierra reconfiguraron la ventana comercial»

Ampliar la ventana comercial más allá de las 20 semanas al año. Diversificar mercados y no depender solo de Europa ni EE UU. Promocionar el consumo de la palta peruana en el mundo. Estos son los tres lineamientos que la industria de la palta peruana he seguido con convicción en los últimos años. El primer punto se viene cumpliendo en parte con el inicio de las exportaciones de la irrigación de Olmos (Lambayeque) y parte de la sierra. El trabajo en el segundo lineamiento permitirá que este año se abran los mercados de Tailandia y Corea del Sur. Y vienen más. Y las campañas de promoción en Europa y EE UU son intensas, pero aún escasean los recursos para expandirlo a otros mercados de interés, como China. Los retos continúan, pero todo es posible en la medida que el negocio del conocido ‘oro verde´ siga siendo rentable y la demanda siga al alza cada año en el mundo. 

Daniel Bustamante, presidente de Prohass.

Debido a una serie de factores, los volúmenes exportables caerán en esta campaña. Sin embargo, el presidente de Prohass, Daniel Bustamante, explica en esta entrevista que los valores exportados serán mayores que en el 2018, debido justamente a que hay menos fruta en el mundo. Frente a este escenario, analiza detenidamente cómo se han comportado los mercados de destino en demanda y precios.

– El pico de producción en el 2018 generó que cayeran los precios. ¿Han trazado alguna estrategia para que eso no ocurra en esta campaña?

– Ahora estamos en el año ‘off’ y se han registrado fuertes caídas  en la producción, respecto al año pasado. Algunos incluso tuvieron caídas bastante dramáticas. La reducción de la oferta exportable de Perú fue de aproximadamente 15% en su conjunto. Entonces, la producción que se exportará será de unas 290,000 toneladas, mientras que el año pasado fueron de 338,000 toneladas.

– ¿Qué pasa en el resto de países que compiten con la fruta peruana?

– Coincidentemente, otros orígenes en producción como son California y Sudáfrica también han tenido bajas considerables. Si observamos a Sudáfrica, que abastece a Europa en la misma ventana que nosotros, también tuvieron una caída de 30 a 40% de su producción. En tanto, California también comunicó que su producción caería en 60%.

– ¿Qué ha pasado con México, el gran abastecedor de palta a EE UU?

– El área mexicana de Michoacán, que es enorme y abastece durante todo el año a Estados Unidos, compite con la fruta peruana, durante la producción de su llamada ‘flor loca’, que generalmente tiene  poco volumen y que sale entre mayo y julio. Sin embargo, este año la ‘flor loca’ también tuvo bastante menos volumen. Eso ocasionó sensación de escasez en el mercado de EE UU y los precios subieron mucho. El 80% de la producción mexicana va al mercado americano.

– Aparentemente, hubo una ola de calor que afectó la producción del hemisferio norte.

– Sí, y a que fue un año ‘off’ para muchos, pero en realidad es la conjunción de muchos factores. En algunos orígenes es muy relevante el tema de la alternancia y ahora están en su año bajo. Entonces, confluyó todo ello para generar un déficit en la oferta mundial. El caso Perú es importante resaltar porque somos los segundos en exportación del mundo, después de México. En el mercado europeo somos el abastecedor más fuerte de lejos, que los demás. Si bien avisamos como país que estábamos esperando una caída del 10 al 15%, con respecto al año pasado, también difundimos que el perfil de la industria peruana está cambiando.  ¿En qué sentido? Las nuevas inversiones y nuevas siembras, sobre todo, en el norte del Perú, en Olmos, está reconfigurando nuestra oferta y ventana comercial.

– ¿Cuál es el nivel de producción de Olmos?

– En Olmos se han sembrado por encima de 4,000 ha de palta. Aún son plantaciones jóvenes que por su ubicación tienden a producir un poco antes que la costa central. Es decir, la producción sale entre marzo y abril, en especial, en abril. Sumado a esto, también están las siembras en la sierra con cosechas en similares meses. En toda la sierra del Perú hay plantaciones, en especial, en la zona central, como Ayacucho. Estas nuevas inversiones aportaron este año un mayor volumen de fruta que años anteriores, compensando, de alguna manera, la caída en la producción de la costa central.

– ¿Cómo se estima que va a cerrar la campaña en cuanto a volúmenes y precios?

– En cuanto a volúmenes serán unas 290,000 toneladas. En cuanto a valores, es difícil estimar hasta que no termine la campaña y se tenga un valor final entre setiembre y octubre.  Definitivamente, va a ser mayor que el año pasado porque hubo poca fruta. Falta una parte de la campaña por liquidar y hay aún fluctuaciones de los precios en los mercados. Por eso, no me aventuro a soltar un valor definitivo.

JUGADORES NUEVOS EN LA COMPETENCIA COMERCIAL

– Como competencia directa en Europa, ¿consideras que en algún momento Sudáfrica va a seguir creciendo?

– Sudáfrica puede elevar un poco su producción, pero no con los ratios de crecimiento que se han tenido acá en el Perú. Sin embargo, el país que viene creciendo con mucho ímpetu es Colombia.

– Ellos van a Europa, básicamente.

– Por ahora van, principalmente, a Europa. Pero, lo lógico es que, como nosotros, vayan buscando la apertura de todos los mercados. Entonces, va a terminar siendo un jugador bastante relevante, aunque es complementario a la producción de Perú. Cuando terminamos de hacer nuestros envíos, hay mucho déficit de fruta. En esa ventana, el principal aportante al mercado europeo es Chile, a partir de septiembre. Colombia podría ser un ofertante de palta en el segundo semestre del año y los primeros del siguiente. En Colombia, la temporalidad de la palta depende mucho de la zona y de la altitud en la que se plante. Entonces, pueden abastecer bastante más meses del año que Perú. Hoy, ellos están sembrando en diferentes altitudes y vamos a ver cómo se termina de formar su oferta exportable.

– Hay un grupo de peruanos que están invirtiendo en Colombia

– Efectivamente, porque es una ventana muy complementaria a la peruana. Sin duda, este es el siguiente jugador que tendrá un mayor impacto de volúmenes en los mercados.

CRECIMIENTO INTERNO DE HECTÁREAS

– ¿Vamos a seguir creciendo o ya llegamos a un pico de inversiones en número de hectáreas?

– Se debería estabilizar un poco, porque ya hay una superficie importante plantada.

– ¿Un nuevo pico podríamos verlo cuando se liciten los terrenos de la tercera etapa de Chavimochic y de Majes-Siguas?

– El crecimiento debe venir por ahí. También debe venir por diversificación geográficas para ampliar nuestra ventana comercial. En total, el Perú debe exportar unas 20 semanas al año y el objetivo debería ser atender a nuestros clientes en más semanas del año. Para eso, es importante una diversificación de la siembra y ver dónde, según el mercado al que se quiera apuntar. Por sus mercados de destino, algunas empresas pueden analizar que es más relevante o tener una producción en los meses más tempranos o en los meses más tardíos del año. Para ello, la sierra es un territorio por explorar.

CONQUISTAR NUEVOS MERCADOS

– Más allá de EE UU y Europa, ¿cómo va el proceso de diversificación de los mercados?

– Como Prohass, este es uno de los objetivos fundamentales: la apertura de todos los mercados del mundo a la palta peruana. Este año, vemos que va aumentando los volúmenes a China y a Japón. El año pasado se pudo abrir India. Este año estamos atrás de las aperturas de Corea del Sur y  Tailandia. El año pasado hubo algunos envíos a India. Sin embargo, una cosa es tener los mercados abiertos y otra cosa es investigar cómo nuestra fruta llega en buenas condiciones a mercados tan lejanos. A China son entre 30 a 35 días y a la India va de 40 a 45 días. Por eso, en un inicio no se hacen grandes volúmenes, hasta que no hayas agarrado la mano de cómo empacar y despachar para que llegue en condiciones óptimas. Hay que evaluar la tecnología de atmosfera controlada, temperatura, tratamientos previosque se le dará a la palta; todo para que aguante estos destinos tan largos. El año pasado, hubo tanto envíos marítimos como envíos aéreos a la India.