icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Diciembre 2018 | Empresas

Nueva tecnología Sil-Shield expande la flexibilidad y eficacia del uso de silicio

Ya se encuentra disponible en Chile un novedoso desarrollo efectuado en EE.UU. que permite una perfecta absorción vía foliar de Silicio, se puede mezclar con agroquímicos, es inocuo para el usuario y es aplicable también vía riego.

La empresa Atsa es actualmente proveedor de BIOSIL K, silicio de uso agrícola derivado de ortosilicato de potasio, la forma de silicio más común de uso en Chile. Hasta ahora.

–Estamos introduciendo al mercado una forma distinta de silicio –informa Enrique Vallejos, director comercial de la compañía–. Corresponde a Sil-Shield, una novedosa solución de óxido de silicio, de alta disponibilidad, que se encuentra en proceso de obtención de patente en EE.UU., su país de origen. Una gran diferencia con los silicatos es que tiene un pH ligeramente ácido y es miscible con la mayoría de los agroquímicos, facilitando su aplicación foliar. Los ortosilicatos, en cambio, no solo tienen un mínimo nivel de absorción foliar, sino que su alto pH impide su mezcla con la mayoría de los agroquímicos.

El silicio incrementa la resistencia de las paredes celulares y del sistema vascular de los vegetales, aumenta la tolerancia a las sales, mejora la tolerancia a déficits hídricos e incrementa la resistencia ante ataques de plagas y enfermedades. Los avances de la ciencia han ido demostrando que el silicio tiene un rol en la agricultura bastante más importante de lo que se pensaba. Aun cuando el silicio es muy abundante en el suelo, las plantas no son capaces de utilizarlo, lo cual hace necesaria su incorporación en formas que sí sean aprovechables por los cultivos. Los ortosilicatos cumplen bien esta función al ser administrados a través del riego, no así vía foliar. La situación cambia radicalmente con el nuevo producto.

–En comparación a la absorción radicular, la aplicación foliar permite absorber mucho más rápidamente el silicio presente en Sil-Shield, incorporando todas las ventajas que este proporciona. Uno de los beneficios que entrega muy por sobre el silicio de aplicación radicular, se relaciona con una mejor y más prolongada vida de postcosecha de la fruta, aspecto que con los derivados de ortosilicatos de potasio no siempre se logra.

Por otra parte, agrega el director comercial, se trata de una tecnología muchísimo más amigable para el usuario. A diferencia de los ortosilicatos disponibles en el mercado, Sil-Shield no es un producto agresivo, resulta prácticamente inocuo al contacto con la piel de los operadores.

–¿Hay productos similares en el mundo?

–Se trata de un desarrollo exclusivo que ha logrado incorporar el dióxido de silicio en una solución. Existen algunos productos para aplicación foliar, derivados de otras formas de silicio (no ortosilicatos), pero con un costo muchísimo más alto. Sil-Shield tiene un costo cercano a los ortosilicatos de potasio y las dosis pueden ser algo menores, la absorción es mucho mayor y aporta una disponibilidad inmediata a través del follaje.

Sil-Shield ya está en Chile para que los productores comiencen a experimentar sus innovadoras ventajas.

Más información: info@atsa.cl