icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Asesor Víctor Giancaspero de ProKambium Consultores sobre nuevas variedades de uva de mesa en el mundo y su impacto en los mercados globales

“Nos vendieron el televisor sin el manual de usuario”

El experto internacional en uva de mesa, Víctor Giancaspero, asegura que las nuevas variedades licenciadas se impondrán en todos los mercados y que no queda otra que seguir con la renovación varietal. Sin embargo, advierte sobre las muchas interrogantes que acompañan a las nuevas variedades licenciadas, las que hasta hoy han tenido un soporte de Investigación y desarrollo mínimo en los países donde se han plantado.

Juan Pablo Figueroa Foessel

Víctor Giancaspero, asesor.

Advierte el especialista que los obtentores de los distintos programas de uva de mesa invirtieron muy poco en Investigación y Desarrollo de las nuevas variedades, en particular en zonas que no son las áreas en que estas se originaron. “Antes la mayoría de las variedades importantes que se incorporaban eran libres. Entonces, cuando llegaba una variedad a Chile, como era de libre acceso y no involucraba royalty, los centros de investigación, las universidades y los agricultores la desarrollaban, y además eran pocas variedades. Todos estudiaban las variedades y todos aportaban a las respuestas. Pero ahora hay productores que pueden tener 20 variedades en su campo y en muchas de ellas no están todas las respuestas. En Chile ya se han arrancado, y en Perú también, variedades que no resultaron. El agricultor invirtió en sistema conducción, plantación, equipos de riego, diferentes tecnologías y luego la variedad no funcionó -por pardeamientos, sobrerraleo, partiduras, etc.- y perdieron mucho dinero”, grafica Giancaspero.

Gráfico 1: Exportaciones de uva peruana, chilena y sudafricana a Norteamérica.

Gráfico 2. Cajas de uva de mesa californiana enviadas al mercado por semana desde 2014 a 2018.

Gráfico 3: Cajas de uva californiana entregadas al mercado, de octubre a diciembre, entre los años 2014 a 2018.

Pero eso no es todo, señala el experto, porque “una cosa es el desarrollo de la variedad, pero después está el portainjerto. Cada combinación variedad-portainjerto es una nueva variedad o al menos diferente de otra combinación de la misma variedad con otro portainjerto. No tenemos la información de la variedad y tampoco tenemos la información de cómo se comporta la combinación en cada lugar. Entonces, los productores han debido tomar determinaciones arriesgadas sobre qué plantar porque el mercado se lo exige. Muchos han sido exitosos, pero muchos no han sido exitosos”.

-Se escucha de productores que para acelerar el recambio injertan sobre la variedad anterior, generando una planta compuesta por tres distintos individuos, lo que, según algunos expertos, incrementa la potencial incidencia de virus y otros patógenos.

VG– Depende, cuando tienes una planta vieja, que tiene más de ocho años, ya te quedan pocos años de vida útil como para ponerle encima una nueva variedad. Pero cuando plantaste Thompson hace dos años o Flame hace cuatro años, y tienes un portainjerto completamente enraizado, se le injerta la púa y al año siguiente se puede estar cosechando 1.500 cajas. De una variedad nueva. Es súper atractivo. Lo aprendimos de los californianos, que casi no han replantado.

MERCADO EUROPEO SATURADO POR MÚLTIPLES OFERENTES

Víctor Giancaspero: “El mercado europeo está súper complicado, especialmente para Sudáfrica, entre otras cosas porque los italianos están haciendo un cambio varietal. Con las variedades con semilla normalmente llegaban hasta noviembre o diciembre, sin guardar en frío. Ahora tienen cámaras frigoríficas y están cambiando a variedades sin semilla por lo que en noviembre y diciembre y una parte de enero hay fruta italiana que ha sido guardada en cámara. Entonces, en noviembre y diciembre está peleando Perú, que está yendo a Europa, Sudáfrica y Namibia, que tienen noviembre y diciembre, más la fruta italiana de guarda, más España, aunque es poco (8 mil hectáreas), que llega hasta noviembre. Entonces, el mercado europeo está lleno, y si te pasas a enero… ya nadie de Chile está yendo allá porque India se queda con Thompson desde la semana 1 a la semana 18 con un precio irrisorio. Producen igual que Perú, con doble ciclo y una cosecha. Los indios han mejorado muchísimo y tienen costos bajos dado lo barato de la mano de obra y certificaciones fitosanitarias muy buenas, sumado a un creciente desarrollo de infraestructura de packing y cámaras de frio. Entonces, están inundando Europa con fruta mucho más barata que la nuestra y de buena calidad. Temprano en la temporada la competencia es fiera entre Sudáfrica y los peruanos. En enero, febrero y marzo el mercado europeo está saturado”.

-En Provid, gremio de la uva de mesa peruana, asumen que la producción de Perú va a crecer un 20% solo por el recambio varietal y la mayor productividad que las nuevas variedades. ¿Qué va a pasar en Chile con el volumen total pese a que la superficie productiva esté disminuyendo?

-Se dice que la producción de Chile va a bajar porque la superficie disminuye y que vamos a llegar a 70-80 millones de cajas y que con eso se va a arreglar el negocio. Pero si miramos a los californianos, ellos cambiaron variedades de baja y media fertilidad a variedades fértiles y pese a que disminuyeron la superficie, el año pasado volvieron a su récord histórico de 117 millones de cajas. En Chile, en el mediano plazo, no vamos a bajar en volumen. Vamos a subir. Nuestro promedio productivo era tan bajo que con las variedades nuevas, más fértiles y productivas, vamos a mantener o aumentar la oferta.

-El mercado de EEUU está muy complicado en los meses de noviembre y diciembre, con los californianos llegando incluso hasta enero, ¿eso a futuro se va a mantener?

-Una gran ventajas de los californianos en su mercado es que cuando el producto tiene la bandera de EEUU, para sus consumidores es lo mejor. Va a seguir la pelea en Estados Unidos porque los peruanos ya han cambiado su oferta varietal y ahora tienen más uva sin semilla, con la que creían que iban a ir a Estados Unidos y que el mercado los iba a recibir con los brazos abiertos. Antes iban solo con Red Globe a China, cuando empezaron con unas pocas sin semilla iban a EEUU y se las compraban todas en Estados Unidos, pero ahora ya tienen más de 15 millones de cajas de uva sin semilla que quieren seguir metiendo en ese mercado y se junta con la fruta de los californianos.

-¿Cuáles son las principales limitantes de la industria californiana?

-El negocio de los californianos está limitado por el alto costo de la mano de obra, el que sube constantemente. Tanto es así que los productores están enfocados en la mecanización de labores que les permita reducir el costo de mano de obra e incluso ya están desarrollando prototipos de máquinas que cosechan.

CALIFORNIA MUEVE EL TABLERO

“En el gráfico 1 se observa la oferta de Sudáfrica, Perú y Chile en el mercado de EEUU las temporadas 2017-18 y 2018-19, fundamentalmente hasta la semana 7. Aparece Perú en 2017-18 en azul y atrás, en plomo, Perú la temporada anterior. Chile aparece en rojo y rosado y lo verde es Sudáfrica. Es la comparación de la oferta del hemisferio sur en Norteamérica. Lo que vemos es que para los peruanos la pelea en Estados Unidos es contra la fruta californiana ya que Sudáfrica es casi nada”, apunta el asesor.

-¿Tenemos resuelto en Chile todo lo relativo al uso de portainjertos?

-Lo que hemos aprendido es que hay portainjertos que ya nadie debiera utilizar. Por ejemplo, Harmony no nos sirve en la zona central. Lo estamos pasando mal. No nos da la fruta que queremos, con la calidad que necesitamos. Pero es el portainjerto que mejor le brota a los viveros. Entonces, han hecho todo sobre Harmony porque tienen un prendimiento del 90%. A mis asesorados les sugerí que pusieran todas las variedades sobre cuatro portainjertos y ahora agregamos uno que es para suelo profundo. Un gran problema es que tenemos cuatro portainjertos vigorosos, pero la zona central tiene suelos excelentes. Entonces se coloca patrones vigorosos ahí y la planta no se pueden controlar. Necesitamos plantas equilibradas.

-¿No debería ser algo resuelto?

-Nuestra industria se desarrolló en base a parras a pie franco. Nosotros empezamos a trabajar con portainjertos hace solo 15 años y trabajamos con estos portainjertos ya que nadie tenía idea. Tratamos de manejarlos y al final nos dimos cuenta de que hay combinaciones con variedades que son desastrosas. Al nivel de que se han arrancado cientos de hectáreas. Variedades que se sobrerralean porque toman nitrógeno cuando no se requiere y es un desastre. Entonces, en qué estamos hoy día, ya hemos identificado que Poulsen y Freedom se comportan bastante bien en la mayoría de las zonas. Sabemos que en los suelos débiles Salt Creek también se comporta bien, por lo que para los suelos débiles y salinos de Copiapó y de Ovalle está funcionando bien y lo sabemos manejar. Pero estábamos en un proceso de aprendizaje con las variedades tradicionales y ahora nos cambian todas las variedades y las nuevas variedades tenemos que ponerlas sobre unos patrones que recién estábamos aprendiendo a manejar. En resumen, nos seguimos quedando con Poulsen, con Freedom y con Salt Creek, como patrones muy vigorosos, pero se está probando patrones más débiles para los suelos de la zona central. Por ejemplo, Richter 101-14. Estamos buscando patrones que no profundicen para que no exploren todo el suelo, porque toman tanto nitrógeno que no los podemos parar. Esa es nuestra situación. Ya sabemos qué es lo que no queremos. Nadie quiere Harmony. ‘Es que es lo único que tiene el vivero’. ‘No, encarga para el próximo año, perdamos un año pero no vamos a poner un portainjerto que va a traer problemas que en algunas variedades no se pueden solucionar’.

-En el gráfico 2 se compara la fruta californiana enviada por semana al mercado desde 2014 hasta el 8 de febrero de 2019. ¿Al parecer la oferta californiana se corrió permanentemente?

-Este cuadro sirve para entender lo que llaman los envíos (‘shipments’), que en el fondo es cuando embarcan la fruta y la envían a los supermercados de USA o la exportan a otros países. Desde 2014 que ya se nos metieron en noviembre y diciembre. Chile partía en noviembre y quería llegar en esa fecha a Estados Unidos, pero nos sacaron. Estamos hablando de millones de cajas. Por eso Copiapó se atrasó y ahora parte en diciembre. En Copiapó los productores ya no plantan variedades tempranas. Están plantando variedades tardías de alto rendimiento. Están buscando variedades que den 4 mil cajas, que sean crocantes, que tomen color, que tengan buena piel y que viajen a todos lados. En Chile ya sabemos que el mercado se va a aplanar y se espera que el precio sea parejo todo el año, como ocurre con la banana, que todo el año vale lo mismo. Lo que se debe hacer para sobrevivir es lograr altos rendimientos, de fruta de calidad y buena condición, bajar los costos y ser parte de la cadena completa para llegar lo más directo posible a los mercados compradores. Esto ya ocurrió en Estados Unidos, donde había alrededor de 800 productores de uva de mesa y hoy día solo quedan 300, y varias empresas puede que correspondan al mismo dueño.

-¿Qué tanto ha incidido la guerra comercial con China en el volumen californiano para su mercado interno?

-En el mercado de EEUU había un 50% más de volumen y todos dicen que se debe a que California no exportó tanto y se quedó la fruta en el mercado interno. Pero no es así. La cantidad de fruta que exportaron en toneladas métricas y en dólares es muy parecida a la del año anterior, porque ellos exportan a Canadá y México. Que para ellos es súper importante. Entonces, no es que haya aumentado el volumen de fruta porque no exportó, sí exportaron, lo que pasa es que están manejando su mercado. Muchos productores californianos ni siquiera embalan la fruta, en los grandes campos queda aguardada en cajas cosecheras en cámaras de frío con inyección de anhídrido sulfuroso. Entonces, cuando el supermercado les hace un pedido, sacan la fruta, la gente la limpia, la embalan en palet y al supermercado le llega cero falta. ¡La vuelven a limpiar! Entregan un producto sin falta y con la bandera de EEUU.

-Sobre la información del gráfico 3: “Este cuadro sirve para entender lo que llaman los envíos (‘shipments’), que en el fondo es cuando sueltan la fruta y la mandan en camión a los supermercados. Octubre a diciembre y octubre, noviembre y diciembre por separado. En 2018 aumentaron un 50% los volúmenes de octubre y diciembre, cuando llegan los peruanos”.

-¿En el mercado Norteamericano, entre la fruta californiana y la peruana o chilena se da una continuidad o hay un quiebre?

-El quiebre está en que en el mercado norteamericano cambiaron las variedades y durante su temporada comen fruta de calibre más grandes, verde como Autumn King y rojas como Allison o Holiday (con suave sabor a Moscatel). Entonces, de noviembre en adelante comienza a llegar Flame seedles -peruanas y chilenas- con calibres de 18 mm, Sugraone de 18-22 mm, con escobajos deshidratados, o Thompson de 18-21 mm. Pero el Mercado consumidor cambio y ahora busca productos similares a los que comen durante su temporada. Las mejores variedades que se dan en Estados Unidos se están plantando en  Perú y Chile, porque el mercado las reconoce y las demanda. Este cambio varietal en la producción y el consumo del mercado ‘americano’ nos obliga a enviarles el mismo producto. Tal como lo hacía Chile antes con las variedades antiguas: en EEUU cultivaban y comían Crimsom, Thompson, Perlette, Sugraone, Flame y nosotros les enviábamos esas mismas variedades. Por esa razón es que el recambio varietal es imparable, ya que lo exige el mercado.

El gráfico 4 muestra el comportamiento de las principales variedades californianas desde el 2014 a 2018. “Scarlet Royal venía creciendo mucho y aunque se frenó, es la número uno de las rojas; Autumn King viene creciendo y es la número uno de las variedades verdes; Flame, si bien va bajando, no baja tan rápido como en otros países porque en esa fecha los californianos no tienen una variedad para reemplazarla. Solo tienen alternativas varietales tardías. Superior, por su parte, se ha mantenido. A continuación vienen las variedades nuevas. Pristine, que es una variedad verde espectacular, pero que está en pocas manos, se ha mantenido constante. Allison, que es otra roja, crece. Todas las principales variedades nuevas van ganando superficie. Este cambio varietal en el consumo del mercado americano nos obliga a enviarles el mismo producto. Además, las del gráfico, son las mismas variedades que los californianos mandan a China. Tomemos el caso de Red Globe, los gringos inventaron Red Globe y la metieron en China y después nosotros los seguimos y luego los peruanos los siguieron. Ahora empezaron a meter las sin semilla de calibre grande e igualmente los hemos tenido que seguir”, afirma Giancaspero.

Gráfico 4: Dinámica de los volúmenes de las 10 variedades top de California.

FRUTA BONITA EN EL PARRÓN PERO QUE NO VIAJA

-¿Hay que buscar variedades productivas que den fruta de buena calidad?

-Pero además de calidad y rendimiento es clave la condición de la fruta. La fruta puede estar preciosa colgada pero si no es capaz de viajar 60 días o de guardarse 60 días, estará limitada a solo algunos mercados.

-Entonces, además deben ser #variedades de fruta resistente…

-Volviendo al principio, es que hay variedades muy buenas, como Timpson o como Sweet Globe, por ejemplo, que son espectaculares, pero que tienen escobajos  delgados  y susceptibles a la deshidratación. Muchos escobajos llegan con síntomas de deshidratación (coloración café) y hasta ahora los compradores aceptan a regañadientes esta condición o la castigan .Que pasara cuando existan  millones de cajas de la variedad, los que se van a diferenciar serán los que lleguen con los escobajos verdes. Entonces, como te dije, nadie nos dio el manual del televisor y tenemos que generar la información a nivel de campo para solucionar estos inconvenientes.