icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Marzo 2017 | Empresas

LemSense: Riego óptimo para mejorar la calidad y cantidad de la producción

La empresa LemSystem y su sistema de monitoreo inalámbrico LemSense, permiten conocer el estado de las variables agrícolas y ambientales de los cultivos. La información puede ser vista online desde cualquier lugar e interpretada a través de gráficos y reportes.

LemSystem es una de las principales empresas que ofrece la implementación de sistemas de monitoreo inalámbrico en tiempo real, para la medición de variables críticas en el rubro agrícola. Está conformada por seis socios y cuenta con un grupo de gestores que ha elaborado soluciones tecnológicas de primera línea.

“Somos precursores del monitoreo web, con sistemas de telemetría con acceso desde cualquier lugar. Por una parte, nuestra tecnología funciona correctamente. Y, por otra, realizamos una amplia labor de acompañamiento, que incluye capacitación y seguimiento para asesorar día a día a los clientes en el uso”, dice David Berríos, socio fundador y gerente comercial de LemSystem.

captura_de_pantalla_2015-06-09_a_las_10.46.28

Una de las principales herramientas que ha desarrollado esta compañía es LemSense. “El software es amigable y simple, donde aparece la información justa y precisa para que los usuarios sepan utilizarlo”, apunta Pablo Cortés, jefe técnico de LemSystem.

LemSense mide en tiempo real, comunicando la información a través de internet, el estado de la humedad y la temperatura del suelo, tiempo de riego y presión, además de otras variables ambientales (temperatura, humedad) para así enviar alertas por e-mail y SMS a los usuarios ante eventos indeseados, además de generar informes. El sistema de monitoreo continuo permite a los agricultores acceder a información actual e histórica, captada por los sensores de riego y desplegada a través de gráficos y estadísticas. De esta manera, ayuda a ordenar y sistematizar la aplicación del riego y fertilizantes.

Frutexsa: Una Experiencia LemSense

El software LemSense funciona sobre la base de las sondas inalámbricas LemSense-HS, que tienen seis sensores que se despliegan entre los 10 y los 100 centímetros de profundidad, para registrar la humedad y temperatura del suelo. Pueden ser instaladas en cualquier superficie, para así monitorear el contenido de agua y la temperatura donde se sitúa la mayor proporción de raíces absorbentes del cultivo.

La empresa Frutexsa tiene instaladas 17 sondas para monitorear cerca de 160 hectáreas de nogales, 15 de cerezas y 30 de uva de mesa en sus fundos de San Fernando, Buin, San Francisco de Mostazal y Paine. Desde 2014, pasó de emplear calicatas cada quince días a utilizar el software LemSense. Hasta el momento, han instalado una sonda cada diez hectáreas, aproximadamente, pero la idea para el futuro cercano es colocar una por cada sector, que comprende cinco hectáreas.

captura_de_pantalla_2015-06-09_a_las_10.48.06

“Decidimos poner sondas porque había sectores de riego muy complicados. Tratamos de establecerlas en aquellos más representativos. Dónde hacerlo fue decisión nuestra, pero con la asesoría de LemSystem”, dice Ignacio Aguirre, gerente agrícola zona sur de Frutexsa. Para ello, el jefe técnico de LemSense realizó una visita a los sectores previamente seleccionados por el cliente, con el fin de realizar mediciones con calicatas para evaluarlos. Una vez hecha esta visita, se determinaron los puntos y árboles a medir.

En LemSystem destacan que es importante seleccionar árboles sanos y representativos de los sectores del campo, de tamaños y follajes similares, que no sean polinizantes, y que cuenten con un tipo de suelo y de pendiente similares al resto. “Si uno se equivoca en el lugar en el que va a realizar la instalación, puede tomar después malas decisiones. Saber dónde instalar los sensores es clave para tener resultados representativos”, afirma David Berríos.

Después de instalar LemSense, se realizó una capacitación a los jefes de campo, quienes a la postre son los encargados de regar o de supervisar el riego. También se capacitó a los regadores, para que asuman que este sistema funciona a favor de su trabajo.

Para calibrar bien las sondas, en Frutexsa se realizaron calicatas semanales entre octubre y abril. También se han esforzado en analizar los criterios de riego: en qué franja o ancho de banda el riego es deficiente, adecuado o sobredimensionado para cada cultivo. “LemSense no es un producto que se trate de llegar y poner para dar una lectura como un termómetro. Cada caso, cada sonda tiene una condición distinta. Los tipos de suelo son diversos y, por lo tanto, uno no se puede basar en una calibración estándar. El trabajo conjunto entre el cliente y LemSystem es el que permite obtener un buen resultado”, dice Pablo Cortés.

El uso de LemSense ha producido diversas mejoras para Frutexsa, que resultan en un descenso en el consumo de agua y en el alza de la cantidad y calidad de la producción. “En Brooks, variedad de cereza que siempre se parte, que es tan débil de piel, que cuando se le aplica un poco más de agua se raja, este año obtuvimos buenos resultados. Rompiendo todos los paradigmas y considerando las características del tipo de suelo, regamos todos los días durante ocho horas, desde octubre hasta que cosechamos. Mantuvimos la curva de humedad  en un rango óptimo y la cereza no se partió. Eso es manejar bien el riego. Con este sistema podemos regar mejor”, explica Ignacio Aguirre. Hubo menos descarte y, en consecuencia, más exportación. Junto con ello, se mejoró también el calibre de las nueces. “El sistema da la tranquilidad de que lo que se hace con tacto y en forma visual, se parametriza”, finaliza el ejecutivo de Frutexsa. 

Buenos Resultados

El fundo San Cayetano es un emprendimiento asociativo, que involucra 280 hectáreas de nogal Chandler, sobre grandes camellones, plantadas de una vez en el invierno de 2010 en la comuna San Rafael, Región del Maule. Marcelo Montecinos, gerente técnico del Fundo San Cayetano, cuenta que en el otoño de 2013 se instalaron 13 equipos para monitorear 43 sectores de riego, los que fueron complementados con otros seis sensores en 2014.

“La información que aporta LemSense es consistente con la recogida por nosotros con los métodos tradicionales, como la calicata o el barreno. Por supuesto, requiere de un periodo de calibración y conocimiento del sistema, pero una vez familiarizado con su manejo, se vuelve una herramienta indispensable para el control de la humedad del suelo”, comenta Montecinos. Y agrega que “los nogales tienen un rango estrecho de tolerancia al exceso o falta de agua de riego. Producir saturación en condiciones de drenaje lento o restringido, acarrea inmediatos problemas sanitarios a las raíces. La falta de riego repercute en la cantidad y calidad de la producción de la temporada”.

En tanto, Juan Francisco Gamboa, administrador en la empresa María Silva Valdés, relata que en febrero y marzo de 2014 instalaron 12 sondas de 1 y 1,2 metros de  profundidad, que miden la cantidad de agua cada 20 centímetros para plantaciones de ciruelos, nectarines, cerezos, duraznos y uva de mesa.

“Las instalamos para mejorar la calidad de riego y, a la vez, mejorar la condición y calidad de la fruta para así acceder a mejores mercados… Se aumentó la cantidad de cajas por hectárea en un 10% a 15% y, a su vez, se mejoró la condición de la fruta en general”, comenta. En relación a la optimización del trabajo, explica que “ya no se hacen calicatas periódicamente y no se revisan tensiómetros. Por lo tanto, mejoró la mano de obra y así estas personas se ocupan en otras labores”.