icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Agosto 2017 | Cerezos

Además, Enrique Urrejola destaca dos variedades de manzanas

Las tendencias de las nuevas variedades de cerezas

“Debemos buscar y poner a disposición de los productores variedades que se diferencien en el mercado por sus características productivas y comerciales, para permitir una mayor rentabilidad y competitividad”. Ése es el llamado que realiza Enrique Urrejola, gerente técnico de la empresa David del Curto, al momento de hablar sobre las cerezas. Para ello, remarca, la investigación y desarrollo permanentes son esenciales.

En esta línea, David del Curto es representante exclusivo para Chile del programa Summerland Varieties Corporation, a raíz del cual se cultivan cerezos autofértiles, de gran productividad y calibre, aptos para cosecha temprana, de media estación, tardías y muy tardías. “Es lejos el mejor programa de mejoramiento genético de cerezas del mundo”, afirma Urrejola.

Seis de las diez variedades más comercializadas del país en la temporada 2016/2017 provienen del Summerland Varieties Corporation. De las poco más de 95.000 toneladas exportadas, 46.905 pertenecieron a este programa: prácticamente el 50% de lo que se vendió al extranjero. Lapins ocupó el primer puesto con 23.313 toneladas, mientras que Santina estuvo en el tercero (detrás de Bing) con 12.934 y Sweetheart fue cuarta con 9.535 toneladas. Skeena, Staccato y Sonata cerraron el Top 10 con 643, 304 y 68 toneladas, respectivamente. Entre aquellas que no pertenecen a Summerland, se exportaron 22.731 toneladas de Bing, 6.472 de Regina, 6.200 de Royal Dawn y 896 de Kordia.

Estadística de exportaciones de cerezas de Chile. Toneladas x Semana.

Estas variedades han tenido un importante aumento en los últimos años. Entre la temporada 2013/2014 y la de 2016/2017, la superficie productiva de cerezas pasó de 12.000 a 18.000 hectáreas (en régimen productivo, quina y sexta hoja), aumentando un 50%. En ese mismo periodo, Lapins creció de 3.724 exportadas a las más de 23.000 toneladas mencionadas, mientras que Santina pasó de 7.946 a casi 13.000; Sweetheart más que duplicó desde 4.402 a la cifra actual, a la vez que Skeena creció de 243 a 643. Staccato y Sonata recién ingresaron al mercado la temporada anterior.

¿Cuál es la tendencia en nuevas variedades? Desde 1997 David del Curto cuenta con un vivero propio llamado Viveros Copequén, ubicado en la localidad de Coinco, en la Región del Libertador General Bernardo O’Higgins. Es el más grande de Chile en producción de plantas de cerezas. De 1,1 millones de unidades vendidas en lo que va del año, poco más de 416.000 (38%) son de Regina, seguida por Santina con 292.000 (27%), Lapins con 151.000 (14%), Skeena con 65.000, Kordia con 48.000 y Staccato con 43.500. Sweetheart apenas ocupa el 3% de las ventas.

LOS FRECUENTES PROBLEMAS CLIMÁTICOS

La producción de cerezas se ha dado en un contexto en el que los problemas climáticos han sido frecuentes. “En 2013/2014 hubo lluvias muy fuertes en primavera, en floración, y después en diciembre, por lo que se perdió una gran cantidad de cerezas. En 2015/2016 todos se acuerdan de la primavera desastrosa: no hubo un día en flor apto para el vuelo de las abejas, estuvo todo el tiempo lloviendo o nublado y con frío. Y en esta última temporada hubo fuertes heladas antes de floración”, explica el ejecutivo de David del Curto.

Distribución porcentual de calibres según variedad

Estas situaciones explican una productividad que no ha sobrepasado los 5.712 kilos exportados por hectárea (2013/2014) durante los últimos años, a excepción de la temporada 2014/2015 cuando se alcanzaron 7.363 kg/ha En 2016/2017, en tanto, se llegó a 5.297 kg/ha. A estas cifras hay que agregar un rango de 10% a 20% de fruta comercializada internamente. “Estamos con bajísimas producciones en Chile, debido a los aspectos climático principalmente. En British Columbia, en Canadá, y en Washington no hay grandes diferencias en la calidad de los huertos en comparación con los nuestros, pero allá producen el doble y más. Esto, a fin de cuentas, es lo más importante”, afirma Enrique Urrejola.

Sin embargo, ¿qué pasaría en un año de buena producción? Urrejola hizo el ejercicio sobre la base de tres supuestos: sin heladas, un día en plena flor apto para el vuelo de abeja, sin lluvias importantes antes de la cosecha. Calcula que podrían lograrse ocho toneladas por hectárea como promedio (“puede no ocurrir, pero está dentro de lo posible”) en una superficie de 20.000 hectáreas productivas. Se obtendrían 160.000 toneladas, equivalentes a 32 millones de cajas de 5 kilos. “Esto es muy preocupante”, afirma el ingeniero agrónomo, haciendo alusión al “cerezazo” de 2007-8.

Otro problema está en la concentración de la producción. En la última temporada, los peak de exportaciones se dieron entre la semana 47 con 10.729,2 toneladas y la 52 con 11.886,7 toneladas. La semana 51 fue la más álgida, ya que se enviaron al exterior 17.153 toneladas. “Veo con preocupación el efecto Santina. Sus plantaciones abundantes hace años que ya superaron a las de Sweetheart. Eso se ve en que los volúmenes de la semana 47, en noviembre, superan los dos millones de cajas semanales. Es bastante preocupante la concentración, porque después la producción cae de golpe. Ya para el 15 de enero las estadísticas de exportación están en el suelo. Hay oportunidad de negocio si podemos exportar en la zona temprana, que es más difícil, así como en la tardía, que es más factible”, explica el ingeniero agrónomo.

Enrique Urrejola plantea diversas acciones para que los productores se mantengan competitivos en el negocio de la cereza. La primera es regular la carga frutal, especialmente a través de la poda invernal. “Es lo que mejor impacto tiene en la calidad”, afirma. En caso de no hacerlo, la segunda opción -si vienen floraciones parejas y se pronostica una alta cuaja- es el raleo de flores. Y, finalmente, está el raleo de frutos, aunque su impacto sobre la calidad es menor.

Además, recomienda, hay que mantener los buenos estándares de calidad de la fruta chilena, dados principalmente por el bueno manejo que se hace de ella. “No hay que ponerse ‘quintaleros’”, apunta. A ello se suma plantar la variedad correcta en el lugar adecuado y tener una visión estratégica. “Hay que descomprimir la oferta, buscando cosechas tempranas o muy tardías, ya sea por zonas de plantación o por variedad”, concluye el gerente técnico de David del Curto.

Cosecha 2017 de Cerezas en el Pacífico Noroeste

David del Curto invita anualmente a productores de cerezas a que realicen viajes técnicos al extranjero, para conocer de primera fuente otros mercados productores. El último fue realizado en julio-agosto a British Columbia. Enrique Urrejola fue parte de la gira.

Es una temporada de alta cuaja y calibres menores, con altas temperaturas, afectando la firmeza y calidad de la fruta. Al 31 de julio se habían producido 25 millones de cajas de 5 kilos y todavía faltaba la cosecha tardía durante dos semanas.

“British Columbia y Washington son el paraíso para la producción de cereza. Son las producciones más altas del mundo. Tienen más de 2.000 horas de frío. Es una zona semidesértica, con lluvias de unos 250 milímetros al año, muy concentrados en el mes de junio. En el periodo de maduración no tienen temperaturas muy altas. Todo ello predispone a una alta producción y a una calidad natural muy buena. Sin embargo, nuestra fruta es mejor en destino porque allá no la cuidan bien en cosecha y embalaje”, explica Enrique Urrejola. A pesar de ello, al 3 de agosto el precio era muy bajo: US$ 15-18 (CIF) por caja de cinco kilos.

Variedades destacadas de Cereza

Staccato (variedad club 13S2009 CV de David del Curto): es una variedad autofértil del programa Summerland. Tiene menos potencial productivo que Lapins y Sweetheart. Fecha de cosecha es al menos cinco a siete días después de Sweetheart. Requiere gran cantidad de frío invernal (800 horas). Es “buena viajera”, pero lenta para entrar en producción. “Por lo tanto, hay que evitar el portainjerto Colt, debido a que si bien es un patrón da buen calibre, es muy vigoroso y lento para entrar en producción. El Gisela 12, en cambio, puede ser una buena opción en suelos de muy alta fertilidad”.

Sentennial (SPC 103 CV): la otra variedad Club de Del Curto. Se cosecha tres a cinco días después de Staccato y cierra la temporada. Es un árbol fácil de formar, de floración temprana, con fruto grande y firme. Productiva, buena viajera, con cierta sensibilidad a partidura con lluvia y a pitting, si se la maneja con poco cuidado.

• Regina: “Es una buena decisión en un proyecto poner Regina: es productiva, tolerante a la lluvia, muy cargadora y tiene muchos atributos de calidad. Pero no es recomendable plantar un proyecto grande con una sola variedad”.

• Lapins: “Cualquier proyecto temprano debiera terminar en Lapins y cualquier proyecto tardío debiera partir con Lapins”.

• Skeena: “Por su firmeza, el mercado la está valorando cada vez más en perjuicio de la Sweetheart”.

Variedades destacadas de manzanas

Las variedades que se están plantando en el estado de Washington, Estados Unidos, son Honey Crisp, Ambrosia, Envy y Cosmic Crisp, que contiene factores mejorados de Honey Crisp. “La tendencia es a plantar variedades de club. En general, tenemos que buscar una buena producción acumulada, calidad y sabor”, comenta Enrique Urrejola.

Ambrosia: Es una variedad club bicolor, que tienen David del Curto y Unifruti en Chile. Nació en Similkameen en British Columbia y es originaria de una sierpe no podada de un antiguo huerto de Golden, Jonagold y roja. “Es una excelente alternativa de fecha de cosecha, porque esta se realiza en la primera quincena de marzo. Además, tiene un sabor excepcional”, afirma el gerente técnico de David del Curto. Llega a producciones de hasta 70 toneladas por hectárea con buenos calibres. Precisa el uso de SmartFresh y de mallas de protección solar que sean reflectantes de la luz.

Como variedad cerrada incluye empresas de Estados Unidos, Italia, Nueva Zelanda, Canadá y Chile. Hay 2.500 hectáreas plantadas en el mundo, de las cuales 360 se encuentran en el hemisferio sur. Chile tiene un tope de 500 hectáreas mientras no expire la plantación de la variedad. Los cultivos están en expansión controlada por el club y su producción mundial llega a unos tres millones de cajas.

Entre las recomendaciones para su producción, Urrejola destaca el necesario manejo de la luz y con mallas para protegerla del golpe de sol. Además, se debe plantar en zonas de muy buen color de fruta (Región del Maule hacia el sur) y, para cosechar, no esperar a tener el 70% de la manzana lista, sino tratar de hacer dos pasadas para extraer el 50% de la producción en cada una.

Cosmic CriSp: Todavía no hay producción en el mundo, ya que comenzó a plantarse en 2017. Hasta el momento, hay un pedido de 12 millones de árboles. Su origen viene de la cruza de Honey Crisp y Enterprise. Está disponible solamente para productores de Washington por diez años.