icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Marzo 2017 | Empresas

Laboratorio de análisis y servicios avanzados- Labser: Líder en servicios para la agroindustria

captura_de_pantalla_2015-02-18_a_las_15.42.12

Ante un mercado que incrementa los requerimientos sobre residuos agrícolas, los laboratorios se deben actualizar y adaptar su nivel tecnológico para aplicar métodos de análisis que capten de mejor forma la presencia de pesticidas y otras sustancias perjudiciales para la salud humana. Labser se anticipa a los requerimientos de los mercados de destino.

En los últimos tres años se ha transformado en uno de los laboratorios de mayor renombre en el área agrícola nacional ya que ha cumplido con éxito su objetivo de colaborar en los procesos internos de certificación de calidad de las empresas productoras y exportadoras de frutas. Para ello cuenta con 3.000 m2 de instalaciones en Rancagua, en las que 150 profesionales reciben muestras provenientes de todo el país para realizarles análisis microbiológico y químico.

Laboratorio Labser está diseñado para supervisar los procesos de análisis en forma continua, sin interrumpirlos. Se enfocan en dos grandes áreas. Una es la orientada a la producción agrícola y a los procesos de siembra y manejo de huertos frutales (análisis de suelos, foliares y de aguas); y la otra enfatiza en la inocuidad de los productos por medio de la analítica de residuos de pesticidas en frutas, hortalizas, semillas y granos. 

“Somos el laboratorio que más ha crecido en el último tiempo en servicios a la agroindustria”, señala Alberto Veloso, gerente de negocios agrícolas de la empresa, quien ha trabajado 21 años en la industria de la fruta de exportación. “Lo que nos diferencia de otros laboratorios –agrega- es la cercanía con los clientes y el conocimiento del mundo agrícola. Además, estamos pendientes de lo que sucede en los mercados y tenemos una plataforma de vigilancia tecnológica que permite anticiparnos a futuros eventos. Así, implementamos métodos de análisis en forma oportuna para que estén disponibles cuando se requieran. Por ejemplo, en 2014 implementamos fosfito, que fue un requerimiento del mercado europeo. Se empezó a pedir en los dos primeros meses y nosotros lo teníamos implementado en marzo. A partir de abril hemos sido el único laboratorio en Chile que realiza ese análisis”.

Todo esto no sería posible sin el uso de tecnología de punta y sistemas de calidad adecuados. Labser funciona bajo un Sistema de Gestión de Calidad acreditado bajo la ISO/IEC 17025:2005, que asegura competencias técnicas y buenas prácticas de laboratorios, y además está certificado por el Instituto Nacional de Normalización de Chile y la Entidad Nacional de Acreditación (ENAC-España), entre otras instituciones internacionales. 

Análisis Multiresiduo

Por lo general, el análisis que realiza Labser es multiresiduo de pesticidas, utilizando metodologías QuEChERS GC y LC MS-MS. Los procesos realizados por Labser incluyen el uso de bolsas de polietileno debidamente selladas para la toma de muestras, la utilización de cámaras de frío a -20ºC para guardar contra muestras por cuatro meses y la implementación de sistemas de trazabilidad, ya que a cada prueba se le asigna un código de barras a su ingreso al laboratorio.

Luego de recibir las muestras, éstas se muelen y se realiza el proceso de extracción de químicos, para posteriormente hacer la lectura en los equipos de análisis. La información es procesada por el sistema LIMS, que automatiza el manejo de la información. Los informes son enviados a los clientes por e-mail. 

Labser, además, efectúa análisis para residuos específicos. “Esto se debe a moléculas que no están contenidas en el análisis multiresiduo y, por lo tanto, tiene una metodología de extracción distinta. En otros casos, los clientes quieren asegurarse de que algún ingrediente activo que se aplicó en el campo ya esté degradado y no esté presente en la muestra”, explica Alberto Veloso.

El ejecutivo tiene clara la importancia de la función que cumplen para la agroindustria. “La tendencia general es que cada vez los mercados son más exigentes, ya que se empiezan a diferenciar los requerimientos oficiales y de privados (supermercados, por ejemplo), que muchas veces son más exigentes. Hay moléculas que están vetadas para algunos mercados y los niveles de sensibilidad de los equipos empiezan a jugar un papel importante para detectar residuos cuando se encuentran a muy bajo nivel”, comenta.