icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Abril 2019 | Nogales

Asesor Francisco García Huidobro sobre

La realidad de los portainjertos clonales de nogal en chile

La industria chilena del nogal está fundada sobre portainjertos Juglans regia (Regia) originados de semilla, tecnología ampliamente superada por nuevas (y viejas) alternativas desarrolladas por la Universidad de California Davis. En el mercado chileno ya están disponibles algunos de estos patrones superiores a Regia. Paradox de semilla; el clonal Vlach, que no paga royalty; y los clonales RX1 y VX211, que sí lo pagan. En este artículo aterrizamos la realidad de estas herramientas y su impacto en la industria chilena.

Huerto de nogal sobre Vlach plantado en julio de 2018.

Los portainjertos clonales de nogal, en general, se utilizan para plantar en suelos que antes no se pensaba en plantar o para replantar lugares en que hubo mala experiencia con los patrones Regia. Sin embargo, hoy día en Chile se dispone -a nivel comercial- de portainjertos Paradox de semilla y de tres selecciones clonales de portainjertos Paradox de la Universidad de California Davis: Vlach, RX1 y VX211, los que presentan resistencia a importantes enfermedades así como mayor vigor que Regia. Sin embargo, el 98% de los nogales en Chile están plantados sobre patrón Regia, una realidad que, al parecer, no se revertirá en el corto o mediano plazo. 

El asesor Francisco García Huidobro, uno de los técnicos chilenos con más experiencia en el uso de estas -para Chile- nuevas herramientas, explica que desde hace cerca de tres temporadas se comenzaron a importar semillas de Paradox. “Portainjertos que al igual que Regia, son de semilla, y por tanto presentan variaciones de comportamiento que en el huerto se traducen en desuniformidad”, explica. Paradox corresponde a un híbrido generado por polen de J. regia en flores de J. hindsii. “Entre las ventajas de este híbrido, continua el asesor, está que es más vigoroso, y menos susceptible a Phythophtora, pero, como desventaja, resulta que es más susceptible a agalla. En rigor, no es que sea resistente a Phythophtora, sino que por vigor soporta mejor la enfermedad”.

Dentro de los programas de mejoramiento de UCDavis apareció primero Vlach (ver artículo relacionado), una selección de propagación clonal que hoy día está disponible en Chile y que es comercializado por tres viveros locales. Dos que los propaga y uno que importa las plantas directamente de EEUU. “También está en el mercado el clonal RX1, que es vigoroso y que tiene la ventaja de ser el único patrón resistente a Phythophtora, así como el patrón VX211, que así mismo es vigoroso y presenta cierta tolerancia a nematodos. La salvedad es que estos dos últimos son patentados y hay que pagar un royalty a UCDavis, el propietario. Se paga cerca de 1,5 dólares por planta a los encargados de la licencia en Chile. Esto es adicional al valor de la planta de vivero”, señala García Huidobro.

Estima el asesor que en la actualidad en Chile hay cerca de 2.000 ha de nogales sobre patrones entre Paradox de semilla y clonales. “Entre mis asesorados puede haber cerca de 400 ha sobre patrones Paradox y clonales. O sea, que no están sobre Regia”, dice. Calcula que los Paradox representan alrededor de un 30% y los clonales un 70% del total. Pero advierte que hay poca oferta. “Si hoy sales a buscar una planta clonal, lo más probable es que no encuentras, puede que de Paradox haya algo, pero muy poco”, señala el experto.

 

SITUACIONES QUE JUSTIFICAN EL USO DE PORTAINJERTOS CLONALES

• Cuando se replanta un suelo pesado, retenedor de humedad y con riesgo de Phythophtora, la herramienta óptima es el RX1.

• Cuando en situación de replante se enfrenta problemas por nematodos, la herramienta ideal es VX211.

• Cuando es un suelo más pesado de lo normal es conveniente usar un Vlash. Así mismo en un suelo más pobre, en que se necesita más vigor, es recomendable Vlash, incluso más que un Paradox.

PARA QUÉ SE ESTÁN UTILIZANDO LOS PATRONES CLONALES EN CHILE

La demanda de esta ‘nueva’ genética obedece a que estos patrones se adaptan a suelos en que Regia no es capaz de prosperar o donde se asume riesgos al plantar. Suelos con Phythophtora o con nematodos. “Por ejemplo, en huertos en que se está reemplazando carozos con nogales, estos portainjertos se adaptan mucho mejor a esas condiciones. También se usan en replantes. Antes se morían plantas y se reemplazaban con nogales sobre Regia, incluso mejorando suelo y haciendo de todo, pero a los dos o tres años se volvían a morir. Con estas alternativas, el desarrollo de las plantas y la resistencia que ofrecen a las enfermedades que provocaron la muerte de los árboles anteriores, se ha logrado superar el problema”, apunta García Huidobro.

-¿Qué porcentaje de lo plantado corresponde a cada uno de los clonales?

FGH-El 75% debe corresponder a Vlach, porque es libre y no paga royalty, en tanto que los otros pagan royalty y se requiere de licencia. Eso significa que si el vivero lo tiene disponible, puede comercializar Vlach sin limitaciones. El resto, un 25%, corresponde los otros clonales, propiedad de UCDavis y sublicenciados a Consorcio Viveros de Chile S. A.

-¿Cuál es la limitante, además del costo, para que estas herramientas se masifiquen?

-El gran problema es que es muy complicado producir plantas clonales y ha sido difícil para los laboratorios de propagación. La principal limitante es que la producción es inconsistente. Hay años en que les funciona muy bien y años en que se muere la mitad de las plantas. Eventualmente podrían producir anualmente entre 100.000 o 200.000 plantas, pero el porcentaje de éxito, en promedio, es bajo.

-¿Cuáles son, más o menos, las diferencia de precio entre planta sobre Regia, sobre Paradox o sobre clonal?

-En una temporada como esta, con precios de las nueces a la baja desde el año pasado y productores más conservadores, se puede encontrar una planta sobre Regia de más de dos metros de altura, de muy buena calidad, en 3.800 pesos, sobre Paradox puede costar cerca de 9.000 pesos, lo mismo que un Vlach, en tanto que sobre un RX1 o un VX211 puede llegar a 10.000 pesos. En un escenario en que un Paradox es muy bueno, pero con los clonales las plantas son todas iguales y el huerto súperuniforme.

-¿Qué tan razonable es que se plante un huerto entero sobre clonal?

-En nogal se plantan solemente entre 200 y 250 plantas por hectárea. La primera condición para producir sobre 8.000 o 9.000 kg es que todas las plantas sean iguales. Si se tienen plantas chicas, grandes y medianas, nunca va a ser un huerto de alta productividad. Esta tecnología aporta la posibilidad de lograr un huerto muy uniforme y muy productivo. Hoy día un productor que enfrente limitaciones de suelo, de cualquier tipo, con esta tecnología se elimina en gran medida la incidencia de la variabilidad de suelo. Es un gran seguro para un proyecto de nogales. Lo que no quiere decir que sobre un Regia no se logre, con Regia hemos logrado producir hasta 12 t/ha, pero esto asegura uniformidad y probablemente se pueda llegar a incluso mejores producciones.

LECCIONES POR APRENDER CON LOS CLONALES

“En Chile estamos recién incorporando los portainjertos clonales y aprendiendo a usarlos. Hay que determinar muy bien las distancias de plantación con los Paradox y los clonales, ya que son más vigorosos. En la actualidad son plantas de dos o tres años que crecen mucho pero que todavía no tienen fruta. Falta ver cómo reacciona la planta con fruta, pero creo que desde el punto de vista productivo no deberíamos tener ningún problema. Vamos a tener que mejorar los manejos, quizás con un poco más de poda, tal vez en algún minuto meter un regulador de crecimiento para evitar que se embosque. Pero no debiéramos tener problemas de producción”, anticipa el asesor.

Francisco García Huidobro señala que recomienda usar siempre los portainjertos clonales en casos de replante, “y a precios semejantes elegiría siempre un clonal antes que un Paradox, el problema es que la oferta es muy escasa”, afirma. Este invierno se estima que solo se plantarán alrededor de 3.000 ha de nogales, de las que el asesor especula, 600 ha se plantarán sobre Paradox y patrones clonales. 50% en Paradox y 50% en clonales. Entre los clonales, la apuesta es que en el 60% de los casos se utilizará el patrón clonal liberado Vlash.