icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Noviembre 2018 | AM Ecological x RA360 | Empresas

La importancia de complementar la preparación mecánica del suelo con enmiendas húmicas

Gestión del suelo en la producción de hortalizas

El uso demandante de suelos agrícolas por la producción hortícola intensiva se evidencia en la presencia de rasgos de deterioro estructural por exceso de labranza. En este contexto, la preparación física convencional del suelo ha demostrado no ser suficiente para mitigar los efectos producidos por la sobre explotación del recurso suelo.

Mónica Reveco, Ingeniero Agrónomo, Magister en Marketing y Dirección Comercial, Subgerente de I+D+I AMecological S.A.

Investigaciones realizadas por especialistas en física y fertilidad de suelos han demostrado que los efectos causados por la preparación de suelo tradicional (uso de arados y rastras) tiene un efecto sinérgico cuando además de esto se incorporan enmiendas orgánicas del tipo sustancias húmicas, ya que mejoran las propiedades físicas del suelo, incrementando la velocidad de infiltración por medio de un aumento en la porosidad gruesa y la estabilidad de agregados (Seguel et al., 2003).

La infiltración del agua en el suelo juega un rol fundamental, tanto para manejos agronómicos (riego) como para procesos de importancia ambiental (escorrentía y erosión). Es necesario mantener una buena capacidad de infiltración de agua, ya que esta propiedad se relaciona con: (1) la eficiencia del sistema de riego empleado, favoreciendo riegos uniformes y eficientes, y (2) la función almacenadora de agua aprovechable dentro del suelo, aumentando la eficiencia de uso de agua y previniendo procesos de degradación por escurrimiento superficial (Hillel, 1998; Bodí et al., 2012).

Ensayo: Efecto de Pow Humus como complemento en la preparación de un suelo hortícola

Trabajando en este contexto, se evaluó el efecto de Pow Humus (nombre comercial Pow Humus WSG 85) a 15 kg/ha, aplicado en conjunto con la preparación mecánica tradicional de suelo en la condición física general como en la capacidad de infiltración del agua en el suelo. Este ensayo se realizó en la Región del Biobío en un suelo franco arcilloso poco profundo (40 – 45 cm), donde los tratamientos aplicados fueron los siguientes:

T0: tratamiento control (sin preparación mecánica y sin aplicación de enmienda orgánica) T1: aplicación de Pow Humus

T2: preparación mecánica de suelo con melgador

T3: preparación mecánica de suelo con melgador + Pow Humus

T4: preparación mecánica del suelo con melgador + cincel

T5: preparación mecánica del suelo con melgador + cincel + Pow Humus

Se realizaron mediciones de resistencia a la penetración, infiltración acumulada y velocidad de infiltración.

Figura 1: Gráficos de resistencia a la penetración obtenidos para cada tratamiento. Estos gráficos son una representación del nivel de compactación en los primeros 40 cm del perfil del suelo, donde la escala de colores representa la fuerza en Newton (kg/cm2) necesarias para penetrar el suelo; por lo tanto, a mayor valor, mayor compactación en la zona indicada. Valores entre 150 y 199 N indican un suelo medianamente compactado, mientras que valores de 200 N o más se observan en suelos con una alta compactación, donde las raíces tienen una gran dificultad para explorar el suelo.

Resultados y discusión

Al analizar la información obtenida de los gráficos de compactación (figura 1), se puede apreciar que el solo uso de Pow Humus en dosis de 15 kg/ha, sin preparación mecánica de suelo, mejoró significativamente la condición general del suelo en los primeros 25 cm, mientras que la aplicación de Pow Humus en conjunto con diferentes intervenciones mecánicas tuvo un efecto potenciado en la disminución de la compactación de suelo, abarcando una mayor profundidad, hasta los 40 cm, lo que demuestra que Pow Humus es un eficiente complemento a la preparación mecánica tradicional de suelo, permitiendo mantener y mejorar la condición del suelo intervenido con maquinaria, retrasando la compactación y la vuelta a la condición original.

Figura 2: Gráfico de la infiltración acumulada en el tratamiento control y en el tratamiento con aplicación de Pow Humus.

El tratamiento control mostró altos niveles de compactación en todo el perfil de suelo donde se realizaron las mediciones, por lo tanto, se observa una predominancia de la coloración rojiza, indicando una resistencia a la penetración del orden de 200 N.

En el tratamiento 1 puede verse un efecto significativo de la aplicación de Pow Humus en la disminución de la resistencia a la penetración, observándose valores cercanos a 100 y 50 N en la zona de los primeros 25 cm de suelo.

El tratamiento 2, que solo involucró melgadura, tuvo una menor disminución de la resistencia a la penetración, localizada dentro de los primeros 20 cm del suelo, observándose valores cercanos a 150 N.

En el gráfico del tratamiento 3, puede verse incrementado el efecto en la disminución de la resistencia a la penetración, donde la aplicación de Pow Humus en conjunto con la melgadura potenció la disminución en la compactación del suelo, observándose cambios de mayor magnitud en la resistencia a la penetración (valores entre 50 N y 100 N), además de apreciarse efecto a una mayor profundidad del perfil (hasta los 40 cm) comparado con el uso de solo melgadura.

Figura 3: Gráfico de la velocidad de infiltración en el tratamiento control y en el tratamiento con aplicación de Pow Humus WSG 85.

El tratamiento 4, donde el manejo fue solo uso de cincel y melgador no se observa un cambio o una mejora significativa en el estado de compactación del suelo.

En el gráfico del tratamiento 5, donde el uso de cincel y melgador se complementó con la aplicación de Pow Humus, puede observarse una significativa disminución en la resistencia a la penetración, lo que indica una mejora sustancial en la estructura de suelo y disminución de la compactación, observándose predominantemente valores cercanos a los 50 y 100 N; además, éste efecto abarcó una mayor profundidad en el perfil, hasta los 40 cm.

Con respecto a la infiltración, la aplicación de Pow Humus mejoró significativamente tanto la infiltración acumulada como la velocidad de infiltración, aumentando en un 20 y 16% respectivamente en comparación con el tratamiento control, lo que puede interpretarse como un mejor drenaje del suelo y mayor capacidad de almacenamiento de agua, esto siendo consecuencia de la disminución en la compactación del perfil de suelo en los primeros 40 cm.

En conclusión, la utilización de Pow Humus WSG 85 como enmienda orgánica en conjunto con la preparación mecánica tradicional de suelo, mejora su condición estructural, aumentando la velocidad de infiltración de agua y su capacidad de almacenamiento en el perfil de suelo.

La alternativa de manejo que integra la preparación física de suelo en conjunto con la aplicación de sustancias húmicas, es clave cuando hablamos de producción hortícola. Esta, genera una intensiva extracción de nutrientes del sistema, como consecuencia del alto número de ciclos de cultivo por temporada, lo que determina finalmente el potencial de rendimiento del cultivo, tanto en calidad como en cantidad.