icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Septiembre 2019 | Noticias

INIA presentó futura variedad de arroz negro

En la última jornada de Espacio Food & Service, el público pudo degustar tres de las variedades de arroz generadas por el Instituto y conocer la que pronto será una nueva variedad de arroz negro para el mercado nacional. Además, se mostró la investigación tendiente a caracterizar la nuez de la región de Coquimbo, para obtener subproductos y potenciarla como marca para una Identificación Geográfica.

“El Instituto de Investigaciones Agropecuarias (INIA) está enfocado permanentemente en la diferenciación y en proveer nuevas alternativas productivas a los agricultores, para que sean más competitivos, aumenten su productividad y logren mayor eficiencia en sus procesos”, explicó Karla Cordero, investigadora de INIA Quilamapu y encargada del Programa de Mejoramiento de Arroz, destacando la labor desarrollada en Chillán, donde históricamente se ha concentrado este Programa que ha generado la totalidad de las variedades chilenas comercializadas.

Como una muestra de aquello, Cordero lideró en el marco de Espacio Food & Services 2019, una degustación de la variedad de arroz Zafiro-INIA (la más consumida por los chilenos), combinada con un novedoso arroz de color negro y aromático. Así, la preparación lucía una tonalidad morada, muy distinta a lo que están acostumbrados los consumidores nacionales.

La investigadora explicó que Zafiro-INIA es un arroz de grano largo ancho, blanco, textura suave y que es el más vendido, pese a su costo un poco más elevado. Y que lo presentó en la feria mezclado con este arroz negro, que corresponde a una nueva variedad próxima a salir al mercado, que se caracteriza por tener un alto contenido antociánico, muy beneficioso para la salud por sus propiedades antiinflamatorias, anticancerígenas y antidiabéticas. Karla Cordero destacó que el contenido de antocianinas equivale al que hay en una copa de vino, cualidad que lo hace muy atractivo para la industria, especialmente para la elaboración de snacks saludables, barras nutritivas y arroces inflados, específicamente para el consumo de los niños.

La tercera variedad degustada fue Cuarzo-INIA, muy demandada también por el consumidor y los agricultores chilenos. Se caracteriza por su grano largo ancho traslúcido, alta calidad y buena textura después del cocido. ¿La preparación? Según la tradicional receta chilena, esta vez acompañada con ajo y un poco de cilantro.

Finalmente, para los amantes de los postres, Cordero presentó un arroz con leche cocinado con Ámbar-INIA, variedad glutinosa, muy pegajosa al tacto, que corresponde a un clásico arroz de gusto japonés, ideal para repostería. La especialista señaló que uno de sus usos más importantes es la elaboración de harina de esta variedad. “Con el aumento de los celíacos, y por la mayor presencia de alergias alimentarias, los consumidores están buscando alimentos sin gluten y estos arroces son una buena alternativa para ellos”, dijo.

Valorizando la nuez de la región de Coquimbo

En tanto, el investigador de INIA Intihuasi y especialista en frutales de nuez, Giovanni Lobos, presentó en el stand institucional el proyecto orientado a determinar las características organolépticas y químicas de las nueces producidas en la región de Coquimbo, para compararlas con las de otras zonas del país y poder obtener una Indicación Geográfica, junto con elaborar aceite como subproducto.

“Buscamos alternativas comerciales para la fruta que es de bajo calibre y no cumple con los estándares para ser exportada, con el fin de mejorar la rentabilidad de las cooperativas y de los productores de nogales. La nuez dentro de sus componentes tiene un alto contenido de ácidos grasos que son beneficiosos para el consumo humano, pues favorecen la salud, protegiendo el celebro y el corazón”, destacó el investigador, agregando que uno de los productos que permite la obtención rápida es el aceite de nuez, cuya producción requiere 5 kilos de nuez con cáscara, considerando un alto porcentaje de rendimiento y cuyo resultado mantiene los beneficios del fruto, los cuales no se alteran con el proceso de extracción.

Este proyecto se inició en noviembre de 2017, con apoyo del Fondo de Innovación para la Competitividad FIC del Gobierno Regional. “En Chile se produce principalmente la variedad Chandler, que es la especie más plantada a nivel mundial y la más demandada por sus características de fácil partido y color muy claro. Pero en la región de Coquimbo, por condiciones climáticas, no todos los valles presentan condiciones para producirla, no obstante, tenemos la variedad Serr. Análisis de la temporada siguen arrojando resultados positivos: la nuez Serr del Choapa y la del Valle del Limarí contienen alto contenido de polifenoles, respecto de otras que se producen en Chile, y mayor contenido de ácido graso. Además, tiene una postcosecha mayor en el caso de la nuez partida, no se oxida tan rápido, tolera bastante bien el déficit hídrico, y regándola con poca agua no afecta la calidad de la nuez, inclusivo se potencia. Y de esto, el mercado europeo se ha dado cuenta”, concluyó Lobos.