icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Marzo 2017 | AM Ecological x RA360 | Empresas

Herramientas sustentables de AMecological vocación por un suelo vivo

Cuando AMecological partió, en la década pasada, tuvo el acierto de identificar una problemática que pocos habían visto. En ese entonces si existía alguna preocupación por el suelo, se concentraba en los nutrientes químicos. Viendo hacia atrás, desde su posición de liderazgo actual, los gerentes Hernán Arias, Cecilia Jiménez y Andrés Michaud, sienten que cumplieron un papel de “precursores” en la preocupación por los parámetros de fertilidad física de los suelos y el concepto de “Suelo Vivo”.

 captura_de_pantalla_2015-10-20_a_las_9.46.14

Hoy, ya muchos los siguen en su convencimiento de que el sistema productivo tiene su base en un suelo vivo:

–Un suelo adecuado permite el crecimiento vegetal, empezando por las raíces. Si estas no se desarrollan, lo demás no ocurre –señala Hernán Arias–. Esto es como construir una casa, y en el caso de la agricultura los cimientos corresponden al suelo. Lo orgánico, lo biológico, es como ponerle el techo. Empezamos entonces viendo los parámetros físicos y luego hemos ido avanzando a los parámetros químicos y biológicos: si tengo aire, agua y temperatura en equilibrio, ya parto con una condición adecuada para que la planta exprese su potencial genético.

–No tenemos una visión fundamentalista –puntualiza Andrés Michaud– de eliminar los productos químicos, sólo vemos que es posible racionalizar su uso y maximizar su beneficio. Muchas veces encontramos huertos o cultivos con sistemas de raíces superficiales, explorando los primeros 20 cm del suelo, porque en el accionar agrícola el suelo se ha compactado, o se han generado condiciones que no le permiten a las raíces profundizar. 

SORPRENDENTES EFECTOS HÍDRICOS Y NUTRICIONALES

AMecological ha trabajado precisamente en los mecanismos para enfrentar condiciones difíciles para el suelo. Michaud ejemplifica con la experiencia de un huerto de paltos de 100 ha en la V Región, donde habían tenido que rebajar 28 ha debido a la sequía. Tenían un régimen de riego cada tres días, pero luego de una aplicación de Pow Humus en una visita de seguimiento, vieron con los encargados que al tercer día el suelo continuaba húmedo en la zona radicular y por lo tanto no se necesitaba más agua. Finalmente regaron al quinto día. “Si yo hubiera aplicado Pow Humus a todo el campo no habría rebajado esas hectáreas, porque me habría permitido distanciar la frecuencia de riego”, le dijo el productor a Andrés Michaud.

–Lo que ocurría –explica este último– es que ese fruticultor tenía un suelo compactado, el agua se quedaba en los primeros cm del suelo y tenía escurrimiento superficial. El producto disminuyó el problema, el agua logró penetrar profundamente y se obtuvo una capacidad estanque mayor.

Otro ejemplo es lo ocurrido en un campo de trigo en el secano de Carahue, IX Región, con un suelo trumao de excelente contenido de materia orgánica aunque con pendientes superiores al 5%. La agricultura convencional tiende a generar un pie de arado, de manera que el agua escurre subsuperficial hacia los sectores bajos en los cuales la humedad se acumula en exceso mientras las partes altas ya están secas, y solo las áreas medias logran la humedad adecuada. Los fertilizantes también son arrastrados, y la resultante es un cultivo y rendimiento desuniforme.

–Hicimos un ensayo con la Universidad de Chile –cuenta Andrés Michaud– en que se aplicó 15 kg de Pow/ha, la mitad de la dosis comúnmente usada en huertos frutales. El cultivo control dio 92 q/ha, un rendimiento espectacular… Pero el trigo tratado sacó 114 q/ha. Lo que quiero decir, es que no podemos conformarnos con buenos rendimientos cuando los potenciales están por alcanzar. Estamos convencidos, a través de todos nuestros estudios, de que podemos ser partícipes de ese cambio.

CREDIBILIDAD: LA PRIMERA VENTA REAL ES LA SEGUNDA COMPRA

Un aspecto que podría pasar solo como un detalle anecdótico en el relato sobre los resultados en palto es en verdad parte de la esencia de AMecological. Si los profesionales de la empresa no hubieran vuelto al campo para ver los efectos de la aplicación del producto, el riego hubiera seguido sin cambio en su programación. Es que, mucho más allá de vender un producto (o “herramienta”, como prefieren decir), se busca efectuar un programa de intervención, donde se realiza una evaluación y luego un seguimiento de lo realizado para entregar un informe del estado final comparado con el inicio. Incluso llegan a decir que “la primera venta es la segunda compra del agricultor, cuando vio los resultados y obtuvo los beneficios”.

–Los productores no nos ven como un proveedor –considera el subgerente de Marketing Agustín Barrios–, sino como un acompañante técnico. Confían en las soluciones que proponemos y nuestros zonales tienen muy buena llegada por eso.

Sustentar este acompañamiento exige una formación profesional de primer orden, otra de las características distintivas de AMecological, como subraya Cecilia Jiménez:

–Nuestra innovación tiene mucho que ver con los recursos humanos. Nuestros agrónomos son altamente especializados. La preparación técnica del equipo es primordial, siempre con un foco central en el suelo. De hecho las últimas contrataciones corresponden a personas con magíster en la especialidad. El perfeccionamiento permanente no solo incluye temas técnicos sino también lo que se conoce como habilidades blandas, dado que la calidad del servicio es una de nuestras estrategias competitivas. Hablamos de “estar conectados”, porque antes que ganar una venta preferimos ganar credibilidad.

En coherencia con el fuerte énfasis técnico, una preocupación constante es mantener un contacto estrecho con asesores y especialistas, lo que se refleja en la participación de AMecological en organizaciones como Red de Bioinsumos de Chile, la Sociedad Chilena de Ciencias del Suelo y otras, además de presencia permanente en congresos y simposios nacionales e internacionales.

Al igual que el desarrollo de un suelo vivo, que requiere persistencia y un trabajo de largo plazo, nuestro crecimiento con los agricultores ha sido en función de resultados y un proceso de acompañamiento permanente en el tiempo.  Para ello, hemos procurado tener las mejores herramientas con proveedores reconocidos mundialmente como los mejores en su área: Humintech (Alemania), Eden (España) y Mapleton (Australia); y distribuidores locales comprometidos con sus clientes como Copeval y otros que han tomado como propio el “proyecto AMecological” de recuperar la fertilidad biológica de los suelos agrícolas.