icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Agosto 2019 | HDI Seguros x RA360 | Empresas Especial Cerezos 2019

Seguro Agrícola HDI

Granizo en carozos: Estar preparados para una experiencia que puede repetirse

No duró más de 20 minutos, pero la granizada que cayó el 12 de noviembre de 2018 provocó daños que llegaron a la totalidad de la producción en muchos casos de productores de frutales, principalmente en las regiones 6ª y 7ª. El espectáculo de ver desaparecer de la vista el resultado de tanto esfuerzo, de un día para otro, a solo pocas semanas de la cosecha, fue desolador, lo mismo que enfrentar las consecuencias económicas posteriores con gran parte de los gastos ya realizados. El seguro agrícola, entonces, constituye un alivio que garantiza la continuidad del negocio.

El 12 de noviembre de 2018, una tormenta de granizos afectó campos y ciudades de la zona central de Chile. En la Región de O’Higgins se declaró zona de emergencia agrícola para 10 comunas, pero también resultaron afectados amplios sectores de la Región del Maule, en especial de Linares hacia el norte. Las pérdidas en muchos casos llegaron al 100% de la producción frutícola.

“En más de 50 años jamás habíamos visto esto”, declaró a Emol Andrés Gonzalo, alcalde (s) de Codegua, uno de los municipios más afectados. Patricio González, académico del CITRA de la Universidad de Talca afirmó al mismo medio que la particularidad de la granizada radicó en la intensidad y el corto plazo, y que el fenómeno podía repetirse incluso en la misma temporada. Granizos de hasta 4 centímetros de diámetro se precipitaron sobre árboles y cultivos durante 20 minutos.

Daños por granizo en manzano.

Daños por granizo en arándano.

CEREZOS Y OTROS CAROZOS ENTRE LAS ESPECIES MÁS AFECTADAS

Meteorología lo caracterizó como un evento producido por una baja segregada (núcleo frío en altura) que se combinó con una vaguada. Nubes del tipo cumulonimbos, explicó Patricio González, que se generan en condición de calidez, fueron las causantes. Se producen rápidamente para disolverse luego en la misma forma en que aparecen. Tienen un sentido vertical amplio y por lo tanto generan granizo y tormentas eléctricas. La situación se relacionó con el inicio de El Niño en la zona ecuatorial, la cual alteró el régimen pluviométrico del invierno y primavera. Para los productores que lo sufrieron, la calificación del evento fue más simple, sintética y emotiva: simplemente un desastre.

Tras un catastro realizado en la provincia de Cachapoal, el presidente de Fedefruta, Jorge Valenzuela, estimó que de las 30.000 hectáreas comprendidas en lo que llamó “zona roja”, las pérdidas de fruta por hectárea oscilaban entre un 10 y un 30%; entre las especies más afectadas se encontraban los cerezos y otros carozos. “Adicionalmente en el Maule Norte y en la nueva Región de Ñuble –agregó el dirigente–, donde hay cerca de 10.000 ha de arándanos, también observamos daños de consideración”.

REGISTROS ESTADÍSTICOS NO REFLEJAN EL IMPACTO A NIVEL DE CASOS INDIVIDUALES

La gravedad del fenómeno se vio acentuada porque en muchos casos faltaban solo días para iniciar la cosecha. No solo los frutos resultaron dañados, los granos de agua congelada golpearon con fuerza las diversas estructuras de los frutales, incluyendo brotes, ramas y ramillas.

El balance final de la Asociación de Exportadores de Frutas de Chile determinó que a nivel país la disminución productiva total fue, del orden de 120 a 125 millones de dólares, lo que a nivel estadístico se consideró “leve”. No obstante, Ronald Bown, presidente de ASOEX, manifestó: “a nivel puntual, sabemos y lamentamos que existen productores que perdieron toda o casi toda su producción. El sector agrícola, y el de la fruta en especial, dependen de las condiciones climáticas”. En cerezos se ponderó el impacto de la granizada en una disminución del 7,1%, sobre la base de la información de 54 empresas que representan el 80% de la industria exportadora en esa especie. La Secretaria Regional Ministerial del Trabajo de O’Higgins, Mafna Vidal, calculó que la caída de granizos significó la pérdida de 4.000 puestos de trabajo en su Región.

SEGURO PERMITE RECUPERAR EL CAPITAL DE TRABAJO EN CAROZOS

El Seguro Agrícola de HDI Seguros permite recuperar el capital de trabajo invertido en el cultivo asegurado, en caso de que resulte dañado por granizo. Este seguro cuenta con apoyo estatal para el copago de las primas, que va desde un 40% hasta un 70% del costo neto del seguro, con un límite de UF 80 por póliza y un acumulado de UF 120 por especie (cifras equivalentes a unos $2.200.000 y $3.300.000 al momento de publicarse el presente artículo).

El monto asegurado corresponde a los costos de producción que declara el propio agricultor. Por ejemplo, si se espera un rendimiento de 10 toneladas por hectárea y los costos de producción se calculan en 10.000 dólares/ha, el valor asegurado por tonelada sería de US$1.000. La tarifa va desde 1,5% hasta 6% del monto asegurado, variando según la zona de plantación, lo cual para el caso de nuestro ejemplo significa un rango desde 1,5 a 6 centavos por kilo de fruta que se proyecta generar.

ASPECTOS IMPORTANTES QUE VALE LA PENA TENER EN CUENTA

Sin embargo, hay que tener en consideración el aporte del subsidio. Así, en caso de que el monto asegurado fuera de 100 mil dólares, a una tasa del 3,5% la prima neta alcanzaría a US$3.500. Suponiendo una subvención promedio para estos valores de US$1.790 ($1.250.000, aproximadamente), el costo total para el agricultor sería de US$1.710, vale decir US$171/ha.

En caso de ocurrir un siniestro, resulta muy importante dar aviso de inmediato, y recopilar toda la información disponible para aportarla al liquidador que verificará la cuantía de los daños. También se debe tener en consideración que para el Seguro Granizo en Carozos existe un deducible de un 20%, por lo tanto, para un monto asegurado de 100.000 dólares la devolución en caso de pérdida total será de US$80.000.

Consultas o cotizaciones: 600 600 60 10

seguroagricola@hdi.cl