icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Marzo 2017 | Empresas

Control de taludes de Marienberg: solución eficiente para la protección de taludes

La solución de Marienberg para el control de taludes es el sistema más eficaz y de más bajo costo utilizado en la actualidad para la protección del suelo en taludes y laderas debido a la sencillez en su instalación.

captura_de_pantalla_2014-12-30_a_las_11.34.54

Las características geográficas y climáticas de Chile generan condiciones de alta susceptibilidad a la erosión por efecto de las lluvias, que afectan en forma directa al desarrollo de las áreas productivas.

El aumento progresivo de áreas erosionadas en el país se estima en 19 millones de hectáreas, aproximadamente el 39% de terrenos potencialmente productivos. Como reacción ante este daño ecológico y productivo se están estudiando e implementando métodos para reducir y revertir el proceso de erosión.

La malla Marienberg para el control de taludes es un sistema de doble malla en forma de sucesión de bolsones, que al ser llenados con una mezcla de tierra apta para la siembra de material vegetal, fertilizante y semillas adecuadas, permite en corto plazo que las raíces de los vegetales se fijen en el talud a proteger. De esta forma se establece un efectivo y económico sistema de estabilización del suelo que protege contra la erosión de taludes provocada por la lluvia. Esta malla presenta un diseño resistente, flexible y único en su tipo.

El sistema puede ser usado en todo tipo de taludes y laderas de terrenos desprovistos de vegetación, en los que dadas las características del suelo y de las precipitaciones son susceptibles a la degradación debido a la erosión causada por la falta de vegetación. El sistema garantiza una protección vegetal y estabilización definitiva de los taludes en peligro de erosión por aguas lluvia.

Es la técnica más eficaz y de más bajo costo utilizado en la actualidad y otorga una protección inmediata al suelo. Además por su gran resistencia y rapidez de instalación es un sistema difícil de superar por métodos alternativos.

La destrucción de taludes y laderas por la acción erosiva del agua de lluvia es producida por la disgregación de las partículas superficiales del suelo, la que es provocada por el impacto de la lluvia y el posterior arrastre causado por el escurrimiento superficial. Sin embargo, si sobre la superficie del suelo existe una adecuada cobertura vegetal el proceso de erosión se neutraliza gracias a la intercepción de la lluvia por la vegetación y al efecto de fijación de suelo de las raíces.

captura_de_pantalla_2014-12-30_a_las_11.34.50

COMBINACIÓN DE TRATAMIENTO MECÁNICO CON TRATAMIENTO BIOLÓGICO

La protección y estabilización de taludes mediante la malla Marienberg para el control de taludes, consiste en la aplicación conjunta del tratamiento mecánico y biológico para el control eficiente del problema. El sistema de doble malla diseñado por Marienberg (tratamiento mecánico) está formado por una sucesión de bolsones de 20 x 40 cm, los que son rellenados con tierra y fertilizante para la siembra del material vegetal (tratamiento biológico), favoreciendo la rápida fijación de los sistemas radiculares en el talud a proteger (fig.1), a la vez que se establece una cubierta vegetal densa que sirve de barrera a las gotas de lluvia y al escurrimiento superficial.

La vida útil de las mallas es suficiente para el enraizamiento de la especie vegetal en el talud, momento en que la malla deja de ser requerida como elemento mecánico de sostén. La malla es fabricada con un polietileno de alta densidad y alto peso molecular, que es especialmente formulado para esta aplicación.

captura_de_pantalla_2014-12-30_a_las_11.35.03

INSTALACIÓN DE LA MALLA MARIENBERG PARA EL CONTROL DE TALUDES

La instalación del sistema de protección y estabilización de taludes está constituida por las siguientes etapas:

Despliegue de la malla

Las mallas son fabricadas en rollos con los bolsones dispuestos en forma longitudinal. Su despliegue sobre la totalidad del talud a proteger debe cubrir una superficie sin presencia de irregularidades que asegure la fijación de los sistemas radiculares en el talud en el corto plazo.

Estacado de Malla

Desplegada la malla sobre el talud se procede a su fijación para lo que se utilizan estacas de material vegetal de la zona, posibilitando que este retoñe y se enraíce en el talud.

Las estacas son localizadas entre bolsones, sus características en cuanto a largo y diámetro, dependerán del tipo de suelo que presente el talud a proteger.

Llenado de Bolsones

Una vez instalada la malla los bolsones son llenados manualmente con una mezcla de tierra y fertilizante que asegure la germinación del material vegetal a implantar. El fertilizante recomendado y su dosificación es de 18 g de superfosfato triple más 15 g de salitre potásico por metro cuadrado de talud.

TRATAMIENTO BIOLÓGICO

Finalizada la etapa de instalación de la malla en el talud se procede al establecimiento del material vegetal. Para esto se llenan los bolsones con tierra y luego se dispersan uniformemente las semillas, cubriéndolas a continuación con una delgada capa de tierra con el fin de evitar que el viento arrastre las semillas.

Concluido este proceso de siembra se deberá agregar sobre el talud una capa de pasto seco a razón de 200 g por metro cuadrado de talud. De esta forma se aportará material orgánico, además de proporcionar un microclima que evite el excesivo calor y sequedad.

El momento de instalación de la malla para áreas en que no se considera la aplicación de riego será el de las primeras lluvias de la temporada invernal. Las especies vegetales a utilizar corresponden al tipo herbáceo y su selección y dosificación dependerá de la ubicación geográfica de los trabajos de instalación de las mallas Marienberg.

CON EL APOYO TÉCNICO DE CONAF

Marienberg, con el apoyo técnico de CONAF ha desarrollado e implementado en diferentes puntos del país este sistema para el control y protección de taludes. Así mismo, esta solución ya ha encontrado aceptación en varios países, debido a sus ventajas económicas y la calidad de los resultados obtenidos.

De esta manera Marienberg, con su producto para el control de taludes, ofrece una solución técnica y eficiente para el control y la protección de taludes en áreas lluviosas de Chile y el extranjero.