icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Septiembre 2018 | Cerezos

Columna

Cerezas: aunar criterios para seguir creciendo

Hoy es muy caro para el país que un productor se equivoque. Debemos nosotros, los técnicos, dar pautas unificadoras y establecidas para cada condición, con información formal y estudiada. Quiero destacar la importancia de unir esfuerzos y desarrollar una plataforma básica que permita cumplir con un producto de calidad superior a todo evento, para así destinar los recursos y esfuerzos de la industria a resolver los puntos críticos de cada parte de la cadena de producción de la cereza.

La reciente temporada de cerezas chilenas 2017-2018, terminó con volúmenes históricos de exportaciones, superando las 186 mil toneladas, equivalentes a 37.200.000 cajas de 5 kilos, enviadas a los diferentes mercados internacionales, siendo China el destino donde se concentró más del 90% de los envíos (33.480.000 cajas de 5 kilos).

Si bien la campaña pasada fue extraordinaria e histórica en términos de volumen  producido y exportado, no lo fue en materia de calidad y condición de la fruta, dos aspecto de máxima relevancia en el precio final y sustentabilidad futura del negocio.

El desarrollo que ha experimentado en particular el rubro de la cereza es,  en mi opinión,  un caso único  en Chile y el mundo. De tal modo que si queremos que este se mantenga con la  actual rentabilidad, teniendo presente, además, el aumento de los volúmenes de producción proyectados a futuro, debemos,  responsablemente, unificar criterios técnicos para el manejo del cultivo del cerezo en Chile.

No es posible que un productor participe de un seminario y al término de éste opine que el sistema de conducción KGB es el mejor. Dos meses después asista a otro seminario y su opinión al término de éste sea que el KGB es el peor sistema.  De esta forma no se avanza, por el contrario, se retrocede o estanca.

Hoy es muy caro para el país que un productor se equivoque, debemos nosotros, los técnicos, dar pautas unificadoras y establecidas para cada condición, con información formal y estudiada.

DIFICULTADES DE LA PASADA TEMPORADA

La reciente temporada se inició muy lenta. La fruta no maduraba y no tomaba color mínimo de cosecha. La firmeza estuvo por debajo de lo normal, la materia  seca y los grados brix por debajo de lo esperado. Hubo, además, tres semanas de baja luminosidad, lo que complicó aún más el normal desarrollo del fruto, disminuyendo la capacidad fotosintética de las plantas; proceso metabólico por medio del cual estas generan la energía necesaria para desarrollar los atributos y condiciones de calidad de los frutos.

Estas condiciones por sí solas afectaron el precio final, pero si a esto le adicionamos que mucha fruta recepcionada en las plantas de embalaje debió esperar en muchos casos hasta 12 días para ser embalada, no cabe duda el deterioro al cual se vio expuesta un porcentaje importante de la fruta destinada a la exportación.

Para completar el panorama debemos agregar dos elementos que afectaron radicalmente el precio final; fruta con presencia de pardeamiento interno, desorden que se desencadenó a partir de los 40 días después de cosecha, siendo lo normal que esto se presente entre los 50 a 55 días después de cosechada la fruta. Tiempo suficiente para que en un año normal la fruta ya haya sido consumida.

Como “guinda de la torta”, los volúmenes de esta campaña fueron varias veces superiores a otros años, por lo que se produjo la concentración en los arribos de las naves provenientes desde Chile a los puertos Chinos, demostrando nuevamente que somos en estas instancias nuestros propios competidores.

Con esto solo quiero destacar la importancia de unir esfuerzos y desarrollar una plataforma básica que permita cumplir con un producto de calidad superior a todo evento. Así destinar los recursos y esfuerzos  de la industria a resolver los puntos críticos de cada parte de la cadena de producción de la cereza.

De este modo podremos pensar que este negocio tiene la oportunidad de consolidarse y continuar con las bondades que nos siguen seduciendo. Asimismo, creo oportuno indicar los principales factores que afectan y determinan el precio final de la fruta de exportación.

Si consideramos uno de los factores mencionados, por ejemplo, el tamaño y sus relaciones, esto podría ser entendido de la siguiente manera (ver esquema).

VII SEMINARIO INTERNACIONAL DEL CEREZO

Lo anterior demuestra que a pesar de ser solo cuatro factores, cada uno de ellos tiene múltiples relaciones y probablemente muchos de ellos se entrecruzan, lo que da cuenta de que se trata de un proceso complejo. Sin embargo, en el VII Seminario Internacional del Cerezo a realizarse los días 4 y 5 de septiembre de este año en Curicó,  se tratarán en especial cada uno de estos temas, contando con la participación de destacados exponentes nacionales e internacionales, como Zhen Li, Gerente Importación de Jiatian Fruit;  Gamalier Lemus de INIA; Lynn Long, Profesor de Oregón State University,  y Gregory lang. PH.D., profesor en Fisiología Vegetal de la Universidad de Michigan, por nombrar sólo algunos.

 

Requisitos y objetivos de calidad de fruta para viaje largo

1. Azúcares solubles >17 Grados Brix (variedades tempranas hasta 16º Brix)

2. Firmeza de pulpa >80 Puntos Durofel

3. Color de corte Según variedad: rojo claro, rojo, rojo oscuro, rojo caoba e incluso caoba en variedades negras

4. Materia seca >21%

5. Potasio >200 mg/100 g

6. Calcio >15 mg/100 g

El objetivo de este seminario es sentar las bases para construir juntos (productores, exportadores, técnicos, consultores, y otros profesionales ligados al cultivo del cerezo), las líneas y pautas técnicas para enfrentar y manejar los actuales y futuros desafíos de esta industria, los que estarán determinados por un aumento de volúmenes, fruta de calidad y condición superior, eficiencia productiva (mano de obra y sistemas productivos) y de proceso (adaptación de la capacidad y calidad del proceso a los nuevos escenarios). Para lograr finalmente un producto de excelencia, con las características y condiciones requeridas para una buena comercialización.

Los dejamos invitados a participar e inscribirse en: https://pecchile.cl/seminario-del-cerezo/