icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Octubre 2019 | Colombia

Cartama

Líder en producción y exportación de aguacate Hass de Colombia

Cartama desde el año 2000 produce aguacate Hass y lleva varios años creciendo en volumen exportado a razón del 30% interanual. Con un volumen importante de sus cultivos propios, complementado con fruta que proviene de terceros productores, su objetivo al año 2023 es alcanzar las 3.500 ha del frutal. Por su parte, la planta empacadora, de alta tecnología, tiene capacidad para procesar hasta 18 toneladas/hora de aguacate. Así mismo la empresa cuenta con uno de los viveros de aguacate más grande de Colombia.

En el año 2000 un grupo de empresarios antioqueños apostó por producir y exportar aguacate Hass, así nace el grupo Cartama. Comenzaron en un campo de 12 ha ubicado en el municipio de Rionegro, Antioquia, desde donde abastecían cadenas de supermercados locales. Sin embargo, contaban con experiencia previa en la exportación de crisantemos (Chrysanthemums) y banano a clientes en EEUU, Europa, Chile, Australia y Japón.

Sebastián Botero, jefe de planta de Cartama.

Luego de la adquisición de la finca de Rionegro, la empresa se ha mantenido creciendo en el cultivo del aguacate basado en la compra de diferentes predios en distintas zonas productivas. Hoy Cartama es una de las principales empresas productoras y exportadoras de aguacate Hass de Colombia, con fincas aguacateras en tres zonas diferentes de la Región Andina y que además, en sus operaciones integra desde el 2017 un vivero propio, y desde 2015 una moderna planta empacadora de gran capacidad de proceso.

En resumen, en la actualidad, en Antioquia la empresa dispone de 912 ha, en Caldas de otras 1.358 ha, donde también está ubicado el vivero, y en Risaralda posee 430 ha, localidad en que se emplaza la empacadora. En total, a 2019, la empresa produce aguacate Hass en cerca de 900 ha y disponen de alrededor de 2.700 ha totales. Todo esto repartido en fincas a diferentes alturas sobre el nivel del mar. “Nuestro objetivo para el año 2023, es llegar a 3.500 ha plantadas”, explica Sebastián Botero, jefe de planta en la empacadora de Cartama. Es así que el ritmo de crecimiento de las exportaciones de aguacate de esta empresa colombiana se ha mantenido en cerca de un 30% interanual.

El coordinador técnico de Cartama, Andrés Parra C.

Hoy Cartama es la compañía aguacatera más grande de Colombia y, según el DANE – Departamento Administrativo Nacional de Estadística, llevan tres años liderado en volumen la oferta exportadora colombiana de aguacate. Esto considerando al día de hoy que alrededor del 80% del volumen de fruta que exportan, proviene de terceros. “Esta fruta corresponde a pequeños y medianos productores que en promedio cultivan superficies de cuatro o cinco hectáreas. Tenemos más de 300 productores aliados”, apunta el coordinador técnico Andrés Parra, quien lidera el equipo de agrónomos que da soporte agronómico a los productores.

Entrevistamos a Sebastián Botero y Andrés Parra cuando visitamos la planta de proceso y los campos de Cartama en Risaralda.

PLANTA EMPACADORA Y CONTROL DE CALIDAD

La ubicación de la planta empacadora se decidió valorando sus ventajas logísticas, ya que esta cerca del centro de importantes áreas productivas, así como equidistante de 4 alternativas portuarias que dan tanto al océano Pacífico como al Atlántico (una en construcción).

-¿Cuáles son las características y capacidades de esta planta en Risaralda?   

Sebastián Botero (SB) -Hoy tenemos una máquina Maf Roda, francesa, pero fabricada en España, que tiene cuatro vías y capacidad para procesar 18 toneladas/hora. Es así que al día podemos procesar alrededor de 250 toneladas de fruta aproximadamente, Así mismo, disponemos de 11 cámaras de frío con capacidad para refrigerar 270 toneladas de aguacate. Esta planta cuenta con tecnología para seleccionar la fruta por peso y calibre, pero también tenemos tecnología de punta, la que -en base a cámaras- es capaz de discriminar respecto de la calidad de la fruta, de modo de que la clasifica automáticamente como apta para la exportación, para mercado interno o para proceso agroindustrial. Esta selección antes era completamente manual.

-¿Acá también se hace control de calidad y se analiza la fruta?

SB -Tenemos varios controles, por un lado, todo lo relacionado con niveles de materia seca. Pero, también todo lo relativo a residuos y a calidad de pulpa y se hacen pruebas de maduración. El equipo de Andrés Parra realiza visitas previas a la cosecha, se trae una muestra de cada finca a la planta y se hace análisis de residualidad y una prueba de maduración.

-¿Estos estándares los desarrollaron ustedes, son propios en la empresa, o los tomaron de otra parte?

SB -Los desarrollamos apoyados por un grupo de investigadores, expertos en poscosecha de Nueva Zelanda, Estados Unidos, entre otros. Con ellos empezamos a montar los protocolos de calidad. Y entre esos protocolos de calidad, lo que es más variable, es la materia seca. El rango de materia seca con que estamos trabajando va del 23 al 30%.

-¿Han estudiado cuánto resiste el aguacate colombiano en situaciones de transporte marítimo?

SB -Sí, con el equipo de control de calidad se han hecho simulaciones de viaje y esas simulaciones están dando que nuestra fruta resiste bien hasta 35 días. Por lo que entendemos que todavía nos falta trabajar para llegar a mercados como el chino, por ejemplo. Es el nuevo reto que debemos superar.

Andrés Parra (AP) -Desde Colombia ya se ha enviado aguacate a Dubái, a 50 o 55 días. La fruta llegó bien, pero se cosecho con materia seca bastante baja para mejorar la la adaptabilidad de esa fruta. El desafío está en cosechar fruta en el rango adecuado para que al momento del consumo tenga un buen sabor.

-¿Cuánto días al año procesa esta planta aguacatera?

SB -Procesamos fruta los 12 meses del año. Justo esta semana no tuvimos fruta (tercera semana de agosto). Este año la empacadora va a estar parada solo dos semanas durante el mes de agosto, en tanto que el año pasado estuvo parada tres semanas. El período sin proceso disminuye cada vez más.

-Está es una zona muy calida, según me dijeron, cuál es la principal razón de estar acá? y, ¿en vistas al crecimiento de la producción aumentarán capacidad en esta planta o construirán otra? 

SB -En vistas a que las primeras fincas estaban en esta región la planta se instaló en la ciudad de Pereira. Además, estamos razonablemente cerca de los puertos de Buenaventura, Santa Marta y Cartagena. La distancia de nuestra planta al puerto de Buenaventura es de 260 kilómetros, a Urabá es de 553, a Cartagena de 853 y a Santa Marta es de 1.010 km. Esto nos brinda flexibilidad con los puertos y con las navieras en vistas a encontrar la mejor forma de llegar a los clientes. Independiente de la temperatura externa de nuestra planta, nuestro manejo poscosecha está diseñado para llevar la fruta a una temperatura de 6 grados sin cambios bruscos que afecten la calidad de la misma. Respecto a aumentar nuestra capacidad, estamos evaluando el plan de expansión en el mediano plazo el cual estimamos se materialice pronto.

-¿Cuáles son sus principales mercados de exportación?

SB -Nuestros principales mercados están en Europa, ya que el 90-95% de lo que exportamos va a países de ese continente. Sin embargo, ya hemos exportado a Estados Unidos, este año enviamos 18 contenedores a Estados Unidos y es un mercado que se nos va abriendo cada vez más. Cartama fue la primera empresa colombiana que envió un contenedor en el año 2017.

VIVERO PROPIO PARA SUSTENTAR EL CRECIMIENTO

Por el momento y en razón del gran crecimiento productivo de la empresa, el vivero de Cartama en el Departamento de Caldas en la actualidad solo produce plantas para el desarrollo de las propias fincas aguacateras de la empresa.

-¿A futuro, cuando se modere el crecimiento de Cartama, el vivero podría trabajar como una empresa independiente que venda plantas a terceros?   

AP -Cuando ya alcancemos las hectáreas deseadas, ese es nuestro objetivo. El vivero nació, principalmente, porque algunos viveros que nos proveían material empezaron a fallar en calidad. Particularmente, cuando los años 2016-17 empezó el crecimiento exponencial del aguacate, comenzaron a fallar, por ejemplo, en los tiempos de entrega y altas tasas de mortalidad de los árboles. Teníamos la necesidad de controlar la calidad del material y el proceso de producción. Entonces, entendemos que en Colombia hay una demanda insatisfecha. El vivero de Cartama, hoy por hoy, nuestro orgullo ya que tenemos siembras con un porcentaje de mortalidad de casi cero y ésta etapa del desarrollo de un cultivo es lo que asegura su futuro.

SB -Algo muy importante es que Cartama es una empresa que no solo exporta aguacate, sino que también –a un nivel muy importante- se dedica a producir aguacate Hass. O sea, estamos orientados no solo a la exportación, sino que somos productores, es por eso que tenemos nuestras propias tierras y vamos buscando autonomía; así también en nuestro abastecimiento de insumos estratégicos. Buscamos controlar toda la cadena y en ese sentido el vivero es fundamental y se lleva con la rigurosidad de una empresa. El vivero es una empresa que tiene su propia razón social, tiene sus jefes de campo, tiene su equipo de investigación y desarrollo, entre otros.

GESTIÓN AGRONÓMICA DE LOS CAMPOS

Además del equipo de asistencia técnica que apoya a los productores externos, Cartama dispone de un equipo independiente de investigación y desarrollo. Este equipo técnico cuenta con expertos en distintas especialidades, por ejemplo, en entomología. “Ese equipo se conformó en el año 2018 de manera oficial y trabaja en asociación con universidades y otros expertos”, explica Andrés Parra.

-¿Pueden mencionar algunas de las líneas de estudio?

AP -Particularmente se está trabajando en la resistencia del árbol y en la productividad. Además se estudia para generar conocimiento sobre el comportamiento fisiológico de la planta durante el ciclo completo bajo las condiciones tropicales de nuestro país. Por ejemplo, en qué momento crece el sistema radicular, en qué momento ocurre la división celular en la fruta. Y eso se debe estudiar por piso térmico, porque el comportamiento de cada zona es muy diferente.

SB -Por ejemplo, siempre antes de la adquisición de un terreno se hace un estudio de suelos y de microclima para conocer sus características. Entonces, previo a la siembra o a la adquisición de una finca le corresponde al equipo técnico levantar la información. Así mismo medir la luminosidad de cada zona, tomando mediciones durante un mes, más o menos, para tener un promedio, ya que este es un país demasiado variable.

AP –La realidad es que a un kilómetro de distancia ya se tiene otra condición completamente diferente de suelo, de clima y de precipitaciones. Es impresionante la variabilidad climática en este país. Por eso es que tuvimos que desarrollar protocolos previos antes de adquirir terrenos.

MERCADOS Y CERTIFICACIONES

“Hemos llegado con aguacate a España, Inglaterra, Francia, Holanda, Costa Rica, EEUU, Rusia; se están abriendo mercados como Canadá, Argentina o tenemos la oportunidad, con el nuevo acuerdo que se logró con China y Japón, de llegar con nuestro aguacate a estos grandes mercados, lo que es un nuevo reto para nosotros. Por esto estamos trabajando sobre todo en las restricciones fitosanitarias y de residuos”, señala Sebastián Botero.

Cartama cuenta con una gran cantidad de certificaciones, lo que le facilita la entrada a los diferentes mercados. “Tenemos Global Gap, Smeta, BASC, Rainforest y próximamente contaremos con GRASP y HACCP. De modo de poder llegar a esos mercados especializados será un reto y Cartama dispone de un equipo de agrónomos para apoyar a sus productores en los procesos de certificación”, explica Andrés Parra.

-Además de certificar a los pequeños productores, ¿los visitan para determinar si es conveniente cosechar?

AP -Así es, por lo que los agrónomos tenemos mucho trabajo y es muy complejo por la diversidad de nuestro campo colombiano.

SB –Es que eso es parte del enfoque social de nuestra organización. Nosotros no solamente compramos la fruta. O sea, nosotros no vemos solamente a los productores como proveedores, sino como aliados y personas a quienes hay que acompañar en el proceso. Entonces, cuando hablamos de técnicos y certificaciones es que Andrés con su equipo les enseña, los capacitan en buenas prácticas, los asesoran en certificaciones.

SUSTENTABILIDAD SOCIAL Y MEDIOAMBIENTAL

Sebastián Botero remarca que aspectos tales como la sostenibilidad social y medioambiental forma parte del alma de la empresa. “Es nuestro propósito superior ser desarrolladores del sector agrícola, ofreciendo fruta de calidad, creando vínculos cercanos con empleados, productores, proveedores y clientes” lo cual es nuestro tema dominante y lo llevamos en el corazón ser desarrolladores desde el campo para crecer de forma sostenible con el menor impacto ambiental”, señala Botero. En ese sentido, nos explican los entrevistados, el 30% de las tierras que adquiere la empresa se mantiene como bosques nativos. Destacan los profesionales de Cartama que la vegetación nativa cumple importantes servicios desde el punto de vista productivo ya que funcionan como barrera natural ante plagas provenientes de otros cultivos aledaños, como hábitat de insectos polinizadores y como fuentes permanentes de agua.