icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Marzo 2017 | Empresas

Carlos Danilowicz, Vicepresidente América Latina, Adama: “El inicio de Adama Chile ha sido muy exitoso”

El máximo ejecutivo de Adama para Latinoamérica conversa con Redagrícola sobre el inicio de la empresa en Chile – luego de la adquisición de Chileagro el 2013-, del rol que juegan los bioestimulantes en el portafolio global de la empresa y de los planes de Adama para convertirse en la sexta mayor empresa mundial de soluciones en agroquímicos.

El Ingeniero Agrónomo (MBA) Carlos Danilowicz lidera desde este año las actividades de Adama en toda Latinoamérica, con la excepción de Brasil. De nacionalidad argentina, trabajó por muchos años en empresas del rubro en su país y hace siete años se unió a Makhteshim Agan, la empresa de origen israelí que este año pasó a llamarse Adama.

¿Cual ha sido la estrategia de ADAMA en Latinoamérica?

La estrategia ha sido ir consolidando nuestro crecimiento en la región, pero ahora con un enfoque orientado al agricultor, la agricultura y la simplicidad en la oferta de soluciones que entregamos. Todo el camino recorrido hasta hoy, más de 60 años de experiencia y crecimiento, sumado a nuestra visión de futuro, la hemos resumido en una nueva marca “ADAMA” que unifica todas nuestras operaciones a nivel global y que fue lanzada en los diferentes mercados durante el 2014. En este proceso de lanzamiento hemos podido explicar nuestra visión de negocio basada en el agricultor, donde nos comprometemos a crecer con él simplificando su sistema productivo. De esta manera nuestra estrategia esta muy alineada al trabajo que estaba realizando Chileagro antes de la adquisición pero ahora con toda nuestra experiencia global en el manejo de fitosanitarios.

¿Cómo han sido los resultados de Adama en Latinoamérica?

Los resultados hasta el 2013 han sido muy buenos ya que hemos crecido por sobre la tasa de crecimiento de la industria en la región. Este año creemos que va a ser lo mismo. Pese a que en varios países han habido problemas climáticos – como la sequía ( y luego inundaciones) en Colombia y Argentina y las heladas del año pasado en Chile- creemos que va a ser un buen año, de crecimiento, con buenos resultados y de posicionamiento de nuestra visión de futuro expresada en nuestra nueva marca.

¿Cuales son las principales novedades de la empresa en cuanto a productos?

Nosotros ofrecemos soluciones integrales para el control de malezas, enfermedades, plagas, nutrición y para la reducción del estrés abiótico de los cultivos. Esto lo hacemos con productos de reconocida marca y calidad que llevan muchos años en el mercado como Pyrinex, Orius y Diazol, o con productos diferenciados como Custodia, un fungicida de amplio espectro para cereales, frutales y vegetales. También estamos lanzando Rimon Fast, un insecticida para el control de lepidópteros y muy pronto otro insecticida, Galil, para el control de chinches, trips y otros insectos, y se vienen muchas innovaciones que entregarán soluciones integrales a los agricultores locales. Somos una empresa que quiere avanzar rápidamente en la entrega de soluciones simples e innovadoras, y para lograr esto, nuestro foco está cambiando a productos más diferenciados.

CHILE: PORTAFOLIO INTEGRADO CON BIOESTIMULANTES

“En Chile, la unión de Adama con Chileagro ha sido muy exitosa. Hemos logrado crear un portafolio que nos permite ofrecer soluciones más amplias en los diferentes cultivos. Nuestro proyecto se ha traducido en un complemento perfecto entre fitosanitarios, bioestimulantes y nutrición, ya que somos realmente expertos en las respectivas áreas del negocio y por lo mismo nuestra oferta es diferente y potente, con objetivos claros de largo plazo centrados en el agricultor. En este sentido estamos muy contentos con el trabajo realizado por el equipo de Adama Chile, con quienes hemos logrado incorporar muy rápido el portafolio de fitosanitarios que ya teníamos en Chile al trabajo diario de la empresa y lo hemos complementado muy bien con su larga experiencia en nutrición y bioestimulantes”.

Sobre este último punto, Carlos Danilowicz señala: “cuando decidimos cooperar y unirnos con la empresa Chileagro, y a partir de ese momento formamos Adama Chile, lo que aporto Chileagro fueron tres aspectos: acceso al mercado, un equipo profesional de excelencia y una nueva línea de negocios: los fertilizantes de especialidad y los bioestimulantes.

Durante una primera etapa hemos integrado ambos portafolios, lo que nos ha permitido ofrecer soluciones integrales junto con bioestimulantes principalmente en frutales y hortalizas, pero ahora en cultivos extensivos también”.

“La segunda etapa de la estrategia ha sido desembarcar con bioestimulantes en otros países de Latinoamérica. Ya dimos el primer paso exportando bioestimulantes desde Adama Chile a Brasil. La nueva línea de bioestimulantes se llama Expert y ha tenido mucho éxito en cultivos como soja, maíz y café. El siguiente paso es llevar estos productos a México, Argentina y Colombia”.

FUTURO: SOLUCIONES BASADAS EN PRODUCTOS DIFERENCIADOS

¿Cuáles son los siguientes pasos de Adama?

“Debemos continuar con el trabajo de posicionamiento de la marca Adama dando a conocer nuestra promesa “Simply. Grow. Together” y avanzar en la senda del lanzamiento de nuevos productos diferenciados para potenciar las soluciones por cultivos. El desarrollo de los bioestimulantes y su incorporación en el portafolio de Adama en otros países de Latinoamérica también es una de las prioridades. Otro paso importante para la empresa es finalizar los procesos de compra de varias empresas en China. Una vez que este proceso haya culminado, Adama a nivel global va a superar los US$4.000 millones en facturación anual, pasando a ser una de las seis mayores empresas de agroquímicos del mundo. Al tener una posición más fuerte en China, vamos a poder atender mejor a nuestros clientes en todo el mundo con un mayor portafolio de soluciones. Este se complementará con las unidades productivas y de I+D que tenemos en muchos lugares del mundo”.