icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Diciembre 2018 | Agtech

Tecnología que revolucionará el mundo del agro y los alimentos

Blockchain: Información, transparencia y conectividad para crecer

La agricultura chilena enfrenta hoy en día interesantes desafíos planteados ya sea por cambios en las condiciones ambientales (cambio climático, frecuencia de las sequías, balance hídrico, etc.), limitantes en la disponibilidad de recursos hídricos para la agricultura, encarecimiento de los insumos agrícolas, falta de sustentabilidad ambiental en los procesos productivos, por nombrar algunos. En este contexto, el marco conceptual de la agricultura de precisión se presenta como una excelente oportunidad, tanto para modernizar las herramientas tecnológicas utilizadas en la producción agrícola, como para aumentar la eficiencia económica y ambiental del uso de los insumos productivos como son el agua de riego, los fertilizantes, los productos fitosanitarios, entre otros.

Gabriel Gargurevich Pazos

Blockchain surgió como una plataforma digital para compartir información detallada sobre el proceso de producción y comercialización de productos en general. Permite desarrollar transacciones financieras entre partes que no necesariamente se conocen, sin necesidad de bancos como intermediarios. El impacto que la tecnología Blockchain está teniendo en la agricultura, se evidencian en varios proyectos en curso, que vislumbrarían un gran potencial para el futuro. En junio del 2018, en el marco de la 2ª Conferencia Redagrícola Ica, Ami Patel, Directora de Estrategia de Productos de la empresa Ripe.io, de Estados Unidos, dio una conferencia al respecto. Cabe mencionar que Ripe.io utiliza datos de alimentos de calidad para crear Blockchain of Food.

“Actualmente, no tenemos idea quién hace nuestra comida, cómo llega a nosotros, y qué sucede con ella en el proceso… El sistema global de comida está bajo mucho estrés; se estima que son US$200.000 millones los que se pierden por desperdicio de comida en el mundo cada año, perjudicando principalmente a los más necesitados. Esto no debería pasar; nuestros productores trabajan muy bien, muy intensamente para ofrecer productos de alta calidad; no debería haber fraudes ni corrupción, ni ningún tipo de devolución de comida cuando llega a los mercados. Esto se puede prevenir, generando más transparencia y compartiendo más datos sobre lo que sucede en los procesos que involucran productos agrícolas”, advierte Ami Patel.

Para la directora de Ripe.io es muy importante evitar los desperdicios de comida. Afirma que en ocasiones se descarta un cargamento entero por un tomate o una lechuga contaminada. Cuando eso sucede, se bota todo. Con blockchain, se puede saber de dónde vino la lechuga contaminada y salvar el resto de la carga.

Explica la Directora de Estrategia de Productos de la empresa Ripe.io que blockchain conecta todos los factores que participan en el suministro de comida. De esta manera, los productores podrían conectarse con el distribuidor, en aras de, por ejemplo, asegurar una sustentabilidad fundamentada en datos relativos a temperatura y humedad. El distribuidor podría crear perfiles de los sabores de los productos para mejorar los mismos y pueden llegar de una manera clara a restaurantes y consumidores, en todo lo relativo a su calidad e inocuidad.    

Sobre Ripe.io señala, “nosotros somos una empresa de blockchain que construye confianza. La idea es que productores, distribuidores, supermercados y consumidores finales podamos tener más confianza en lo que compramos, vendemos o comemos. Creamos una historia que parte desde la semilla, del campo hasta la mesa, e incluso más allá. Creamos sistemas analíticos y modelos de negocio para acercar a todos dentro de la cadena de suministros de comida para así crear un clima de transparencia. En la revista Forbes nos catalogaron como unas de las 25 empresas más innovadoras en el mundo. Además, somos parte de tres aceleradores, uno de los cuales es Rabobank. Estamos en San Francisco, California, de la mano con el mismo acelerador que trabaja con Uber (Spark Accelerator). También hemos trabajado con la Universidad California Davis para entender qué está pasando en relación a los métodos y a la innovación en la agricultura”, detalla Patel.

Todo esto en el contexto de que la cadena alimentaria mundial es compleja ya que reúne a agricultores, almacenes, empresas navieras, distribuidores y supermercados.

BLOCKCHAIN Y EL ÉXITO DE LAS CRIPTOMONEDAS EN EL MUNDO

La tecnología blockchain ha ido ganando terreno y ha demostrado su funcionalidad con las criptomonedas. La primera venta mundial de granos con blockchain sucedió en diciembre del 2016; la empresa AgriDigital, vendió 23,46 toneladas con éxito. A partir de ahí, se han vendido más de 1,6 millones de toneladas de granos en este sistema cibernético, a través de más de 1.300 usuarios, lo que implicó US$360 millones para productores alrededor del mundo.

“Hay que pensar blockchain de una manera simple, como una red para poder compartir información. Se puede utilizar casi para cualquier industria que tenga estas cuatro características: Muchos participantes, dispersos y desconectados; baja confianza y transparencia; sistemas de inteligencia deficientes; y con la necesidad de contar con un sistema capaz de generar un historial verás. En el mundo de la agricultura no suele compartirse información. Pero con blockchain queremos cambiar eso para que todos los actores del agro sepan cuál es la mejor tierra a utilizar, la mejor temperatura, las fechas óptimas de cosecha”, precisa la Directora de Estrategia de Productos de Ripe.io.

Los analistas coindicen que blockchain podría ser una buena manera de alentar a los pequeños agricultores y pequeñas cooperativas en los países en desarrollo. De hecho, hay tres iniciativas que cabría destacar en ese sentido. Una de ellas parte de la empresa AgriLedger, que se describe a sí misma como “una aplicación móvil que registra y tramita utilizando la tecnología blockchain”. Por medio de cryptoledger y aplicaciones móviles, crea un círculo de confianza en las cooperativas de pequeños agricultores en África. FarmShare, por su parte, es una organización estadounidense que se enfoca en crear nuevas formas de propiedad, cooperación comunitaria y economías localmente autosuficientes. Utilizan blockchain para incentivar a los voluntarios, compartir acciones, optimizar el intercambio de recursos y minimizar el desperdicio de alimento. Al comercio de aceite de oliva es a lo que se dedica OlivaCoin y funciona como plataforma para tal fin. Tiene un propio sistema de criptomoneda y trazabilidad, y brinda apoyo a los productores de aceite de oliva, los que disminuyen sus costos y experimentan la transparencia de los procesos, abriéndose paso, así, a los mercados globales.

“La transparencia es muy importante, sobre todo si hablamos del proceso de suministro de comida. Por ejemplo, si el distribuidor dice que recogió tu producto y lo dejaron a tiempo, lo podrás verificar gracias a blockchain. También, con este sistema, se puede acceder a registros de campos, sensores, inventarios de semillas, compras de maquinaria; podemos llevar a cabo, además, datos operacionales. El sistema define la información y la expone en bloques, que se construyen por etapas, y así podemos seguir paso a paso qué ocurrió en la secuencia de eventos que se inicia en el campo y termina en el plato del consumidor”, señala Patel. Así se crea un registro confiable que beneficia al ecosistema de los alimentos y que constituye, dicho sea de paso, un sistema muy sensible a la temperatura, al tiempo transcurrido, ya que hay muchas variables en juego. Por ejemplo, se debe saber exactamente cuándo se aplicó un determinado agroquímico.

INTEGRIDAD ALIMENTARIA, UN NUEVO CONCEPTO

La seguridad alimentaria apunta a evitar que las enfermedades se transmitan por los alimentos. La integridad alimentaria, por su parte, apunta a la honestidad y autenticidad de los alimentos, tanto a nivel físico como digital, dentro de la cadena de valor. Información segura y confiable es lo que debe otorgar en este caso la integridad alimentaria, en relación al origen y la procedencia de los productos a nivel físico. Con blockchain, gracias a una mayor trazabilidad, se puede mejorar la seguridad e integridad de los alimentos, disminuyendo, así, el fraude alimentario.

“Estamos ante información que no habíamos visto antes; ahora podemos constatar si el productor cosechó los tomates el día 1 y efectivamente los entregaron el día 3. Así, podemos saber cuántos recursos y tiempo se ha invertido, al final del día. Esto crea una imagen más precisa del tipo de empresa con la que estás asociándote y hace que las personas trabajen mejor. ¿Cuál es el propósito de esto? Además de ahorrar tiempo y dinero, podemos obtener información del campo en tiempo real. Lo hermoso de esto, a diferencia de otras plataformas que comparten información, es que todo pasa más en tiempo real porque las transacciones que ocurren en blockchain son un poco más rápidas. Y este factor es muy importante cuando de negocio de comida se trata, donde el tiempo es fundamental”, refiere Ami Patel.

Muchísimas empresas alrededor del mundo usan ya blockchain. Por ejemplo, los compradores de Cargill pueden rastrear sus pavos desde la granja donde se criaron hasta las tiendas; algunas empresas, como Walmart y Kroger, se han asociado con IBM para integrar la tecnología blockchain en sus cadenas de suministro; Coca-Cola identifica situaciones de trabajo forzoso en la cadena de suministro de la caña de azúcar. Carrefour utiliza blockchain para rastrear los orígenes de los alimentos y verificar sus estándares.

¿Qué hacen en Ripe.io? “Utilizamos blockchain para la comida, generando una red para validar y certificar eventos que suceden alrededor de un producto, pero en tiempo real; construimos un perfil digital de cada producto. Luego, diseñamos un buscador de comida para que los consumidores puedan acceder a él. El agricultor accede a otro buscador; el distribuidor, a otro; y el consumidor final tiene su propio buscador… ¿Cómo es el proceso de recolección de datos? Trabajamos con los agricultores, desde la siembra de los cultivos; además, tenemos empresas socias que trabajan con sensores que nos proporcionan información relacionada a humedad y temperatura; también medimos y recolectamos datos relacionados a trasplantes y cosechas. Trabajamos con los agricultores para hacer más eficientes sus procesos. Rastreamos todo: la humedad, la temperatura, en las bodegas y en los camiones de transporte, y cualquier otra variable externa que podría afectar al producto. Al final, trabajamos con el restaurante para ver la manera de maximizar el valor y minimizar el desperdicio de comida… Incluso rastreamos el sabor por lo que un restaurante puede saber si el tomate que va a comprar está en su punto máximo de sabor. Esto beneficia al agricultor porque va a saber que sus productos son los mejores y les pueden poner un mejor precio, gracias a la evidencia plasmada en blockchain. Creamos un historial de productos”, destaca Patel.

“Los sensores son importantes para saber, por ejemplo, cuándo es el mejor momento para cosechar. Pero los sensores con los que trabajamos sirven también para crear microclimas y capturar información del suelo. Nosotros podemos rastrear el pH, el nivel de CO2, O2… Y toda esa información va vinculada en blockchain al mismo producto… Podemos rastrear los niveles de radiación solar, la humedad, los cambios de temperatura y cualquier otra condición climática que pueda afectar al alimento. Vemos todas las variables que afectan al producto y entendemos cómo podemos mejorar su calidad”, asegura.

OTROS EJEMPLOS DEL USO DE BLOCKCHAIN

Hay más ejemplos de compañías alrededor del mundo relacionadas a los alimentos que hacen uso de esta tecnología. Por ejemplo, la cerveza Downstream se hace llamar “la primera cerveza blockchain del mundo”; esta cerveza utiliza esta tecnología para dar a conocer información respecto de los procesos de producción. Un proyecto diseñado para rastrear carne y proteger el prestigio de la producción de Australia, es el denominado “Paddock to plate”, que utiliza, como plataforma de pago, BeefLedger. La producción de la carne criada en Mongolia Interior, es rastreada por JD.com. GoGo Chicken hace lo mismo con pollos, a los que se les coloca un brazalete en el tobillo para que puedan transmitir información que se recopila en línea. Grass Roots, una Cooperativa de Agricultores, usa blockchain para rastrear la crianza los animales. Un estudio muestra cómo la plataforma para gestionar blockchain, Hyperledger Sawtooth, podría facilitar la trazabilidad de la cadena de suministro de productos del mar, la plataforma ha sido lanzada por Intel. El Proyecto de Trazabilidad de la Cadena de Suministro Blockchain para acabar con la pesca ilegal de atún, fue anunciado por la World Wildlife Foundation en enero de 2018. Y una aplicación de prueba dirigida a uva de mesa de Sudáfrica, fue desarrollado por el proyecto “blockchain for agrifood”.

“Si tu objetivo es ofrecer un producto más sostenible, como productor o como supermercado, entonces es lógico que quieras comunicárselo al consumidor final. Mostrando todos los aspectos del proceso detallados por medio de blockchain, se puede probar que un producto es realmente orgánico, si la calidad de agua que utilizó es óptima para tales fines, si hubo o no aplicación de químicos, qué pasó en el almacenamiento en frío… Creamos un buscador de alimentos, un interfaz al que todos pueden acceder y entender cómo funciona junta toda esta información. Así, como agricultor puedo ofrecer la calidad específica que pide un mercado determinado. Un productor puede decidir, estos tomates con clasificación de Premium van para este mercado, estos otros con esta otra calidad para este otro mercado. Así se pueden crear líneas de negocio. Con blockchain se puede saber si un producto es dulce, salado, su nivel de acidez… Hasta podemos conocer los tiempos reales del transporte del producto, con la posibilidad de que el distribuidor incluya una notificación si hubo un retraso por tráfico, por ejemplo”.

DIFICULTADES Y POTENCIALIDADES

Los especialistas coinciden en que aún hay muchas dificultades que sortear para que la tecnología blockchain sea utilizada masivamente alrededor del mundo. Las pequeñas y medianas empresas son demasiado pequeñas y no tendrían la experiencia ni los recursos para invertir en blockchain, según demostró un estudio realizado en los Países Bajos. Estas eventualidades, detienen el desarrollo de iniciativas comerciales sólidas en base a esta tecnología. Cabe mencionar que, además, no hay mucha información sobre blockchain en el mundo y no existen plataformas de capacitación.

La regulación de esta tecnología es también un obstáculo importante. Las criptomonedas aun son vulnerables antes los especuladores y las fluctuaciones masivas de los precios. Así, para muchos las criptomonedas no son aun un medio confiable para usarlas en cadenas de suministro de alimentos como solución integral. Es importante mencionar que aun no hay un consenso sólido entre los responsables políticos y los expertos técnicos sobre cómo usar la tecnología blockchain y llevar a cabo transacciones con criptomonedas.

“Nosotros, como Ripe.io, trabajamos con Agrofresh, un distribuidor global que quiere conectar a sus productores con los consumidores finales, generando un nuevo modelo que tiene como premisa la frescura de los alimentos. Lo utilizan como un medio para demostrar la calidad de la fruta que ellos distribuyen. Agrofresch mejora la disponibilidad de sus productos, para poder aportar a la reducción de desperdicio de comida. Trabajan en todas las instancias de la cadena de comida, optimizando sus productos y beneficiando a los agricultores alrededor del mundo. Nosotros vemos los tratamientos de precocecha, de post cosecha y el almacenamiento. Agrofresh usa un bloqueador de etileno para poder manejar la madurez de la fruta, rociándolo sobre la misma. Ellos apuntan a satisfacer las demandas de sus clientes en el mundo, ofreciéndoles productos disponibles durante todo el año. Y nosotros creamos algoritmos para poder entender qué afecta la madurez de la fruta en cierto momento. Así podemos tener una imagen clara de los momentos más óptimos de la fruta, por ejemplo”, explica Patel.

La misión de Ripe.io, según su directora, se orienta a la gestión más eficiente de los alimentos. Así mismo, su propósito es mejorar la rentabilidad de los agricultores, aumentando de paso la disponibilidad y calidad de las frutas y otros productos vegetales alrededor del mundo. Enfatiza Ami Patel, “no se debería desperdiciar tanta comida necesaria en el planeta y no debería haber tanta gente sin alimentación en el mundo”, concluye Ami Patel.