icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Agosto 2019 | Rosario x RA360 | Empresas Especial Cerezos 2019

Bionutrición Integrada de Rosario

Notable impacto en el crecimiento de las raíces del cerezo

Luego de tres años de ensayos en un huerto de cerezos, el uso de los bioinsumos VittaFrut®, Biofert®, Vitta Fulvic® y Vitta Matter® en un sistema de manejo integrado ha demostrado su alta eficiencia en la etapa de establecimiento del huerto. Una mayor disponibilidad de nutrientes sumada a un aumento en el desarrollo de raíces primarias y secundarias han sido comprobadas estadísticamente, en comparación a la fertilización química convencional. Dos de las principales conclusiones en el estado de avance actual de la investigación son que este manejo constituye una alternativa eficiente a la fertilización tradicional en el hoyo de plantación y que su potente efecto sobre las raíces es una opción frente a enraizantes químicos.

El Departamento de Investigación, Desarrollo e Innovación de C. Abud y Cía. se encuentra desarrollando un ensayo para medir el impacto de un manejo de Bionutrición Integrada en el desarrollo inicial de un huerto de cerezos, en comparación con el manejo convencional. Se trata de un proyecto con patrocinio de Corfo que recibió un premio a la innovación por parte de ese organismo (ver recuadro).

Cuadro 1. Descripción de los tratamientos por temporada.

El diseño experimental, al azar, incluye tres tratamientos (cuadro 1) y tres repeticiones, con unidad experimental equivalente a la superficie abarcada por seis hileras (3.800 m2). El ensayo se efectúa en el Huerto Reserva Comalle, Teno, Región del Maule. Las plantas (ojo dormido al establecimiento) corresponden a la variedad Santina sobre patrón guindo ácido a 4 x 1,75 m, con riego por goteo.

EL CRECIMIENTO DE RAÍCES PRIMARIAS Y SECUNDARIAS PRÁCTICAMENTE SE DUPLICÓ

En la primera temporada del ensayo se evaluó la disponibilidad de nutrientes mediante muestras de la solución de suelo. Asimismo, se midió el crecimiento de la parte aérea de los árboles y se hicieron análisis nutricionales de las hojas. Para establecer el desarrollo radicular se han usado risotrones más jaulas enterradas en invierno y retiradas al cabo de un año. El risotrón tiene un valor referencial mientras que las jaulas, por la cantidad instalada, permiten determinar diferencias estadísticas en el peso de las raíces.

Figura 1. Crecimiento radicular anual medido con jaula de raíces.

En Redagrícola 86 (junio de 2017) se entregaron los resultados preliminares de un año de investigación, donde los productos biológicos mostraban un incremento importante en la disponibilidad de nitratos en la solución suelo con respecto al tratamiento huerto y un mayor crecimiento de raicillas nuevas. Al cabo de tres temporadas de evaluación esta tendencia fue confirmada. En especial se comprobó que la combinación de los productos utilizados tiene un potente efecto sobre el desarrollo de las raíces (figura 1), siendo una opción frente a la fertilización química al hoyo de plantación y a la aplicación de los enraizantes químicos.

–Resulta llamativo –indica Raimundo Cuevas, Gerente del Área Profesional de Abud y Cía.– que frente a una adición de fertilizante químico con contenidos importantes de nitrógeno (N), versus un sustrato que en sí aporta menos N, ambos a la plantación, al final con este último los niveles de N del suelo disponibles para la planta son mayores. Y se suma la novedad del relevante efecto de Vitta Fulvic® (ácido fúlvico) en el desarrollo de raíces.

EL IMPACTO EN CONDICIONES MENOS FAVORABLES DEBIERA SER AUN MAYOR

Raimundo Cuevas remarca que la comparación se realiza con un tratamiento testigo (T0) manejado en excelentes condiciones: buen suelo, buenas plantas, bien regadas, bien nutridas, sin estreses. Esto hace más notables las diferencias de desarrollo radicular observadas.

Christian Abud y Raimundo Cuevas.

–Obviamente en situaciones más complejas –reflexiona Cuevas–, la diferencia debería ser mucho mayor. En suelos muy pesados o muy arenosos, de baja fertilidad natural, o sectores o vetas dentro del campo que sean más complicadas, la adición de estos productos que pueden focalizarse planta a planta, tendrá un gran impacto en lograr más raíces y conseguir una “planta cómoda”.

–¿Qué pasa en los suelos de altos niveles de materia orgánica del sur?

–Habría que mirarlo como algo también muy interesante. Ojo, porque altos contenidos de materia orgánica no necesariamente significan una alta disponibilidad y en forma equilibrada de la mayoría de los nutrientes. En el sur el fósforo suele ser deficiente, hay problemas con el aluminio por el tema del pH, entonces alternativas como esta pueden ayudar de manera importante.

Actualmente los profesionales de C. Abud y Cía. están recomendando este manejo en reemplazo del fertilizante de lenta entrega en el hoyo de plantación, considerándolo una inversión que va mucho más allá de su aporte nutricional. Y también están usando los productos en huertos en plena producción.

–Ya terminamos una primera etapa del estudio –plantea Raimundo Cuevas– con mediciones de estadística dura a un nivel de detalle en el suelo que pocos ensayos realizan, donde probamos un manejo cuando se necesita un buen establecimiento del huerto y un sistema radicular potente, que cumple con el tema de la sustentabilidad y de ser más amigable con el medio ambiente. Es clave llegar a la producción con plantas que estén en su máxima capacidad o que tengan el potencial productivo más alto posible. Es ahí donde esperamos encontrar diferencias entre los tratamientos y que se cumpla el objetivo buscado de obtener una planta mejor nutrida o mejor preparada, con un sistema radicular el doble de potente, para cuando empecemos a ponerle 10, 15 o 20 toneladas de fruta por hectárea.

 

PRODUCTOS DE ROSARIO UTILIZADOS EN LA EVALUACIÓN

Vitta Frut®: sustrato natural desarrollado específicamente para plantaciones nuevas y replantes en huertos establecidos.

Bio Fert®: biofertilizante 100% natural originado por un proceso de bío oxidación aeróbica de residuos orgánicos agroindustriales en condiciones controladas.

Vitta Matter®: formulado altamente concentrado en base a ácidos húmicos y fúlvicos, enriquecido con nitrógeno, potasio, manganeso y zinc.

Vitta Fulvic®: materia orgánica líquida de origen vegetal, rica en sustancias húmicas, principalmente ácido fúlvico, nitrógeno, potasio y oligoelementos de alto valor biológico.

HOY CONTAMOS CON PRODUCTOS QUE DAN CERTEZA DE LO QUE SE APLICA AL SUELO

También hay una comparación muy favorable respecto de la adición de guanos o bioestabilizados. Como se trata de productos completamente terminados, sin sustancias nocivas –como amoniaco, cloruros o excesos de boro–, son inocuos para la planta; no existe ningún problema de que entren en contacto con las raíces y se pueden aplicar en cualquier época del año. Además, solucionan el problema de generar olores que afecten a poblaciones cercanas. Por otra parte, el precio no resulta más caro ya que la dosis corresponde a un cuarto de un guano o un bioestabilizado.

Christian Abud agrega al respecto:

–Se abre una puerta muy interesante en el concepto de enmienda, ya que los guanos y productos semi compostados generaban muchas veces ciertas interrogantes o respuestas de la planta que no podíamos controlar, porque su mineralización o su actividad microbiana no estaban bien medidas o se encontraban en un proceso de compostaje no terminado. Ya no es como antes, que tenías que agregar 15, 20, 30 toneladas de materia orgánica por hectárea. Hoy contamos con productos inodoros, ensacados, seguros, conocidos, dando certeza de lo que estás agregando al suelo. Y todo se cierra con el hecho de que se trata de un producto reciclado, lo que es una temática importante.

CUANDO LE PONES FRUTA A LA PLANTA, LO QUE HACE LA DIFERENCIA ES LA RAÍZ

En cuanto a las razones del efecto de los tratamientos más allá de lo nutricional, Christian Abud describe:

–Esto viene a gatillar, a través de su contenido de microorganismos, también controlados, la riqueza del suelo. Empieza a verse mayor disponibilidad de cationes en la solución suelo, se hace más eficiente la extracción de la planta, y por ende finalmente todo eso se traduce en un mayor crecimiento radicular. Una planta con más raíces es una planta más sana, con menos cáncer bacterial, más resistente a heladas. Lo más probable es que se evite la aplicación de nematicidas u otros productos asociados a síntomas de problemas radiculares o estrés que favorece la entrada de patógenos tanto a la raíz como a la parte visible de los árboles. Es importante señalar que lo que uno ve en las plantaciones en los dos primeros años no presenta grandes diferencias aéreas, pero cuando le pones fruta a la planta, lo que va a hacer la diferencia es la raíz.

 

RECONOCIMIENTO DE CORFO A LA INNOVACIÓN

En el marco de la semana de Innovación y Emprendimiento, que se celebró a nivel mundial en noviembre de 2016, Corfo entregó un reconocimiento a trece empresarios y emprendedores destacados en este ámbito. Uno de los galardones recayó en Rosario S.A., por el proyecto “Validación de un paquete tecnológico en bionutrición basado en la utilización de bioinsumos, como manejo nutricional para el establecimiento y desarrollo inicial de un huerto de cerezos”, código 16VIP-58588, perteneciente al programa Voucher de Innovación de Corfo. El proyecto es ejecutado por el Departamento de I+D+i de C. Abud y Cía., como “Entidad Proveedora de Conocimiento”.

Los beneficios no están limitados a una especie. Christian Abud y Raimundo Cuevas mencionan que han experimentado en otros frutales con buenos resultados; por ejemplo, para levantar vigor o mejorar ciertos aspectos de homogeneidad o productividad de las plantas. Los entrevistados aprovechan de advertir, no obstante, que estos productos funcionan en la medida que la ecuación productiva esté controlada. “No son productos mágicos”, aclaran: el mayor impacto se logra en la medida en que se realiza una buena preparación de suelos, se elige una buena planta, se efectúa un buen proceso de plantación, se manejan las malezas, etc.

Hasta ahora las mediciones nutricionales en cerezo han mostrado resultados muy similares a la fertilización convencional, lo que se considera positivo en el sentido de permitir la reducción de la carga de productos químicos. Igualmente se ha detectado cierta tendencia a niveles levemente superiores de macronutrientes –como nitrógeno, potasio y calcio– a nivel foliar. Si bien el contenido de este tipo de nutrientes en los productos utilizados no es alto, sí provocan una mayor biodisponibilidad y solubilización en el suelo, al tiempo que la mayor exploración de las raíces permite un aumento del acceso a ellos por parte de la planta. La biofertilización cambia el concepto de adicionar elementos por la idea de hacerlos más disponibles. Con todo, se considera en este aspecto que los datos más reveladores vendrán con la primera cosecha.

A partir de esta temporada comenzarán las evaluaciones con los cerezos ya en etapa productiva, y se podrá ir midiendo el impacto sobre rendimiento y calidad. El costo de la nutrición biointegrada resulta un poco mayor al sistema tradicional, aunque naturalmente el análisis económico costo/beneficio será factible a partir de la entrada en producción. Este es un proyecto de largo plazo que permitirá ir determinando el efecto acumulativo de los productos en evaluación.

–Estamos apuntando a una necesidad muy potente –explica el director-gerente de C. Abud & Cía.– pensando en los crecimientos que hemos tenido los últimos 10 años en cerezo. Debemos preparar la planta para un estatus productivo que se traduzca en más fruta y en mejor calidad. Hoy los cerezos todavía permiten errores, pero es mejor pensar en no cometerlos, porque un muy buen manejo hace un negocio dos a tres veces más rentable. Y cuando esto se apriete, los huertos que van a sobrevivir serán los que estén preparados para lograr su máximo potencial.