icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Marzo 2017 | Empresas

Bioestimulante radicular Humatus de Antalien: MEJOR PRODUCCIÓN AGRÍCOLA DESDE LA RAÍZ

captura_de_pantalla_2014-11-06_a_las_17.09.57

Antalien es una empresa orientada a desarrollar soluciones tecnológicas amigables, tanto para la agricultura convencional como para aquella de manejos orgánicos. “En el área fitosanitaria nos concentramos en los extractos vegetales en tanto que en el área nutricional nuestra fortaleza está en los bioestimulantes. Todos nuestros productos son de origen natural. Es decir, todas nuestras materias primas son de origen natural ya que estamos desarrollando líneas que van en el sentido opuesto a los productos sintéticos. Dentro de ese concepto, tenemos un área agrícola y un área de jardinería”, explica el ingeniero agrónomo Marco Rojas, director técnico de Antalien.

En la actualidad Antalien está presente en Chile y en Perú y están negociando su entrada al mercado mexicano. En estos tres países la empresa se incorpora al mercado en base a los mismos principios, la oferta de productos eficaces, inocuos, amigables y sin residuos.

HUMATUS MEJORA EL SUELO, ESTIMULA LAS RAÍCES Y ES 100% SOLUBLE

Humatus es un bioestimulante radicular 100% soluble diseñado para ser aplicado a través de los sistemas de riego localizado. “Además de ser 100% soluble es levemente ácido, por lo que no afecta el buen funcionamiento de los componentes del sistema de riego, en especial de los goteros. Se puede inyectar directamente a la matriz del sistema de riego o diluido en agua. Lo que interesa es que el producto se ubique donde están las raíces y las raíces van a estar en el suelo mojado por los emisores, por lo que no importa el tipo de emisor”, apunta Rojas.

El bioestimulante es formulado por Antalien en su planta de Isla de Maipo RM, como ya se estableció, en base a materias primas naturales, las que además son de procedencia local. Condición que aporta a la sustentabilidad del negocio.

Humatus es formulado en base a dos compost específicos, extracto de algas, humus de lombriz, extracto de quillay y es enriquecido con zinc (Zn). “Incorporamos extractos de dos tipos de compost vegetales. Usamos compost de orujo y escobajo de uva proveniente de la vinificación y compost de los restos del proceso de extracción del aceite de oliva. Los elegimos porque buscamos bioestimulantes naturales y sabemos que estos se concentran en las semillas. En este caso las pepas de las uvas y el  cuesco de las aceitunas”, señala el agrónomo. Y explica que los extractos se obtienen de compost de buena calidad.

Estos dos materiales se obtienen mediante fermentación aeróbica a temperatura controlada. De ese modo logran extraer de forma natural, no solo los nutrientes, que los hay, sino que principalmente bioestimulantes tales como aminoácidos y fitohormonas.

Pero Humatus también contiene extractos del alga local Durvillaea antarctica (o cochayuyo). Extracto que se logra mediante fermentación aeróbica en frío. “Una de las razones para elegir esta especie es que mientras más cercana está la fuente de materia prima, los fletes disminuyen exponencialmente ya que transportar estos materiales de poco peso pero de alto volumen, es caro”, precisa Rojas.

Un tercer componente se obtiene del humus de lombriz. “Contamos con proveedores de humus de muy buena calidad del que conseguimos ácidos húmicos y fúlvicos, compuestos que apuntan a incorporar carbono y mejorar la condición del suelo en parámetros tales como aireación y retención de humedad, entre otros”, señala el profesional. El humus se extrae mediante procesos de maceración fría y caliente. “La idea es proponerle a la planta un estímulo para que desarrolle la raíz y que en paralelo el suelo esté en condiciones en cuanto a aireación, humedad y estructura, de modo de que pueda expresar su potencial”, añade.

Por otro lado, Humatus contiene un extracto de quillay que actúa como surfactante natural, disminuyendo la tensión superficial del agua, de modo ayudar a que el producto moje mejor el suelo. Entre los surfactantes potenciales eligieron extracto de quillay para lograr la certificación orgánica del producto.

Pero además Humatus es enriquecido con zinc (Zn), por ser este nutriente un cofactor de la síntesis de auxinas, y contiene azufre (S), de modo de acidificar ligeramente la solución resultante para aumentar la disponibilidad de los nutrientes retenidos en el suelo. Ambos elementos se obtienen del sulfato de zinc, una sal natural de Chile, compuesto aceptado en agricultura orgánica.

BENEFICIOS TANTO EN HUERTOS DEBILITADOS COMO DE ALTA CARGA

Dada la constitución de Humatus, su uso aporta beneficios ya sea en suelos pesados como los arcillosos o livianos como los arenosos. “Cuando, como ocurre frecuentemente, las limitantes productivas se relacionan con el suelo y las raíces, tanto en huertos debilitados como en huertos con alta carga, si se mejora el desarrollo de raíces se solucionan los problemas de poco crecimiento en los primeros o se es capaz de sostener altas cargas en los segundos. En los huertos de alta exigencia sugerimos utilizar la dosis máxima pero cuando se busca recuperar un huerto, en el que probablemente haya pocas raíces, aconsejamos usar la dosis más baja e incluso parcializarla”, dice Rojas. Esto último, también vale para un huerto recién plantado, o en la etapa de establecimiento de hortalizas, ya que “muy probablemente haya una menor cantidad de raíces en el suelo, por lo que es mejor optar a dosis más bajas”, complementa.

Humatus puede ser un importante soporte de los flush radiculares. “Siguiendo la idea de solucionar los problemas de raíces, en los frutales de hoja caduca el énfasis se debe poner en primavera hasta antes de la cuaja, que es cuando hay crecimiento de raíces. En tanto que la segunda oportunidad de aplicación se da en otoño, en lo que se conoce como poscosecha, cuando la planta retoma el desarrollo de raíces”, explica Rojas. En los frutales de hoja persistente, por su parte, la estrategia puede variar ya que las cosechas son muy largas, y los productores realizan aplicaciones en invierno.

FORMATOS Y DISTRIBUCIÓN

Antalien en Chile distribuye y comercializa sus productos de forma directa ya que dispone de un equipo técnico para atender las consultas de sus clientes y un equipo de distribución que le permite satisfacer directamente los requerimientos de toda la zona productiva. 

El formato estándar de Humatus es el bidón de 20 litros, sin embargo, “tenemos clientes que nos cotizan en contenedores de 200 litros y no hay problema. Incluso podemos responder a pedidos de 1.000 litros en base a palletanke. Para algunos pueden ser formatos más difíciles de manejar pero presentan la ventaja de que en los envases más grades el valor por litro baja porque disminuye el impacto del envase sobre el producto final”. Los formatos de 200 y 1.000 son solo a pedido.