icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Octubre 2018 | Empresas

Bioamino-L®: vida de la rizósfera

  Carlos Baier A.1; José Luis Ansoleaga P.2

1 Senior Researcher, AminoChem, Edificio BHBC Avda. Bello Horizonte 869 Of. 304, Rancagua, Chile. cbaier@aminochem.cl

2CEO, AminoChem, Edificio BHBC Avda. Bello Horizonte 869 Of. 304, Rancagua, Chile. jansoleaga@aminochem.cl

La materia orgánica activa corresponde a la fracción de la materia orgánica total de mas fácil descomposición también denominada “fracción lábil”. Sus componentes incluyen la biomasa microbiana del suelo, polisacáridos, ácidos fúlvicos y otras sustancias no húmicas. Dicha fracción provee la mayoría de la energía a los microorganismos y gran parte del nitrógeno mineralizable. Además, es la responsable de efectos benéficos en la estructura del suelo (aireación, infiltración de agua, resistencia a la erosión y facilidad de laboreo). Constituye un indicador de la dinámica del suelo y su calidad, puesto que una buena actividad microbiana es el reflejo de óptimas condiciones físicas y químicas que permiten el desarrollo de procesos metabólicos de bacterias, hongos, algas y actinomicetes y de su acción sobre la descomposición de sustratos orgánicos. Un suelo con un adecuado nivel de materia orgánica “Lábil” presentará una alta actividad microbiológica a nivel de la rizósfera, que es la zona de interacción entre las raíces de las plantas y los microorganismos del suelo.

Bioamino-L® es una revolucionaria enmienda orgánica activador de la microbiología benéfica de la rizósfera, compuesto por un complejo de polipéptidos de cadena larga y corta, aminoácidos esenciales, polisacáridos, guanidinas, indoles, alcoholes, aldehídos, ketonas, ácidos orgánicos, aminas, ácidos grasos y vitaminas entre otros 4.000 componentes detectados y analizados por el “Center for Rhizosphere Biology de Colorado State University”. Muchos de estos compuestos tienen una acción directa en la inducción de la defensa de las plantas, fomentan simbiosis entre la raíz y rizobios, junto con tener acción antibiótica contra hongos patógenos.

La capacidad de Bioamino-L®  para afectar positivamente la microbiología benéfica del suelo, ha sido demostrada en 3 trabajos distintos realizados tanto en Chile (Irrifer Ltda.), y en Estados Unidos (Colorado State University). El último de aquellos fue seleccionado para ser presentado en el último Congreso Mundial de Bioestimulantes sostenido el año pasado en Miami.

A consecuencia de este descubrimiento, se ha continuado con el desarrollo de una serie de ensayos dirigidos a evidenciar la acción sobre los microorganismos de la rizósfera, así como el efecto en diferentes sistemas productivos, tales como arándanos, cerezos, avellanos europeos, nogales, maíz, papas, tomates, praderas, entre otros.


Estudio en Arándanos

Tras tres temporadas de evaluación en arándanos variedad Duke, trabajo realizado por INIA y dirigido por el investigador Dr. Juan Hirzel, se concluye lo siguiente: “El uso de Bioamino-L®  en arándanos cv. Duke en estado de plena producción, generó un incremento  cuantitativo  en  el rendimiento  de  cosecha   y   en  el  crecimiento  vegetativo total  de  la  planta,  sin  afectar  los   atributos  de  calidad  de  frutos  como  la  firmeza,   peso  y calibre.”


Figura 1. Gráfica de diámetro (mm.) y peso (g.) de frutos por cada tratamiento en ensayo utilización Bioamino-L® como complemento al desarrollo vegetativo en cerezos cv. Santina. Temporada 2017-2018.

Estudio en Cerezos

En  estudio realizado durante la temporada recién pasada por AVIUM, y dirigido por Carlos José Tapia T. Ing. Agrónomo. M. Sc. Director Técnico, se evaluó la Utilización de Bioamino-L®  como Complemento al Desarrollo Vegetativo en Cerezos, los resultados van en la misma línea que en arándano, es decir, aumento en la producción, la longitud de brotes, diámetro y peso de fruto (Figura 1), mejor distribución de calibre y color (Figura 2 y 3), sin afectar los parámetros de calidad de fruto como resistencia (Durofel), sólidos solubles (º Brix), materia seca y contenido nutricional de fruto. En este último punto hubo un aumento significativo del Ca total y Ca ligado en fruto con el uso de Bioamino-L®  (Cuadro 1).

Cuadro 1. Contenido nutricional de frutos (mg./100g.) para cada tratamiento en ensayo utilización Bioamino-L® como complemento al desarrollo vegetativo en cerezos cv. Santina. Temporada 2017-2018.

Figura 2. Gráfica de Segregación de calibre en % de frutos en por cada tratamiento en ensayo utilización Bioamino-L® como complemento al desarrollo vegetativo en cerezos cv. Santina. Temporada 2017-2018.

Figura 3. Gráfica de categoría en porcentaje (%) de color de intensidad de frutos por cada tratamiento en ensayo utilización Bioamino-L® como complemento al desarrollo vegetativo en cerezos cv. Santina. Temporada 2017-2018.

 

 

 

 

 

 

 

 


 

Estudio en papas

Los resultados en papas vuelven a coincidir con los obtenidos en fruta. Es así como se logra una mayor producción sin alterar la calidad, obteniendo una buena distribución de calibre comercial, sin aumentar el desecho.

Cuadro 1. Rendimiento y sus componentes para cada uno de los tratamientos.


Estudio en Maíz

Estudio en MAÍZ En uno de los primeros estudios denominado “Evaluación de Bioamino-L® en maíz regado con pivote central”, realizado por Irrifer, y a cargo de Iván Vidal P. Ing. Agrónomo, M.Sc. Dr., se obtuvo un incremento de casi el 30% en rendimiento respecto del testigo sin aplicación.

En uno de los primeros estudios denominado “Evaluación de Bioamino-L® en maíz regado con pivote central”, realizado por Irrifer, y a cargo de Iván Vidal P. Ing. Agrónomo, M.Sc. Dr.,  se obtuvo un incremento de casi el 30% en rendimiento respecto del testigo sin aplicación.


Estudio en Tomate

En estudio denominado “Greenhouse Experiment: Effect of Bioamino-L® on the Growth of Tomato and on Soil Properties”, conducido por el Center for Rhizosphere Biology, Colorado State University, a cargo de Jorge M. Vivanco, Ph.D. Professor of Horticulture, Director of the Center for Rhizosphere Biology, los resultados obtenidos fueron el aumento significativo de la biomasa aérea y radicular de las plantas, asi como el rendimiento.