icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Junio 2018 | Arándanos

Situación de los berries en estudio sobre fruticultura orgánica en Chile

Arándanos orgánicos alcanzan el 12% del volumen exportado

En Chile se cultiva el 8% de la superficie mundial de berries orgánicos, con volúmenes que han aumentado paulatinamente en los últimos seis años, tanto para fresco como para congelado. Isabel Quiroz, directora ejecutiva de iQonsulting, explica que es un sector con un alto potencial de crecimiento, basado muchas veces en atractivas diferencias de precios respecto de los productos convencionales. El segmento orgánico destaca como una buena oportunidad de diferenciación en un negocio, como el de los berries, que tiende a ‘commoditizarse’.

Los berries orgánicos chilenos están ganando su espacio en el mercado internacional, especialmente impulsados por sus envíos a Estados Unidos, los que sobrepasan largamente el 50% de las exportaciones nacionales de estos productos. Durante los últimos seis años, las ventas de frambuesa congelada han mantenido una posición expectante, en tanto que las ventas de arándanos frescos han crecido paulatinamente y las de arándanos congelados se duplicaron.

Isabel Quiroz, directora ejecutiva de iQonsulting.

Son las primeras conclusiones que, para el caso de los berries, se pueden extraer del estudio titulado “Fruticultura Orgánica: Una Alternativa de Impacto para el Sector Exportador Nacional”. Estudio que tiene como objetivo diagnosticar la situación internacional y local de la producción y comercio de las frutas orgánicas, así como determinar el potencial competitivo en este mercado de algunos importantes frutales chilenos, como son palto, uva de mesa, manzano, cerezo, arándano y frambueso.

La investigación fue solicitada por la Comisión Nacional de Agricultura Orgánica (CNAO) y su ejecución fue encargada a la consultora iQonsulting. Para ello contó con la colaboración de Miguel Elissalt, ingeniero agrónomo reconocido en el país por sus asesorías en producción orgánica y Biofuturo, empresa dedicada a la asesoría, crianza y comercialización de controladores biológicos. El estudio comenzó a realizarse en enero y al cierre de esta edición estaba culminando.

De acuerdo a datos del IFOAM (Federación Internacional de Movimientos de Agricultura Orgánica, por su nombre en español), entre 2006 y 2016 la superficie dedicada al cultivo orgánico creció 83,5% en el mundo, pasando de 30,2 millones a 57,8 millones de hectáreas. En ese mismo periodo, el consumo aumentó entre 12% y 15% al año. Sin embargo, en la actualidad solo el 1,2% del área agrícola mundial es orgánica y de ella, 56.544 ha corresponde a frutales.

Durante la última década, Australia se consolidó como el mayor productor orgánico a nivel global, con 27,1 millones de hectáreas cultivadas en 2016. Mientras Suiza es el país con el mayor gasto per cápita anual en productos orgánicos, con €274 por persona, Estados Unidos –en tanto- es el mercado más grande, con US$41.200 millones gastados en 2016, lo que representa el 46% de participación en las ventas de retail de todo el orbe.

En Chile 19.724 ha están certificadas como orgánicas (sin contar la recolección silvestre), lo que equivale a menos del 1% de la superficie cultivada del país. De ella hay 10.762 ha de frutales y la superficie de arándanos y frambuesas llega a 4.496 ha, lo que representa el 8% de los berries orgánicos a nivel global.

FRAMBUESA ORGÁNICA DESDE O’HIGGINS A LOS LAGOS

Actualmente, nuestro país produce 40.000 toneladas de frambuesa al año, de las cuales el 7% se destina a jugo, un 12% va a mercado interno, solo el 1% se exporta en fresco y el 80% se envía al exterior como congelado; debido a que se trata de un berry altamente perecible. Según destaca el informe de iQonsulting, “lo más importante es que las exigencias para el producto fresco son muy altas y más difíciles de cumplir y el esfuerzo no compensa el mayor precio que se paga por ella”.

En el país, la frambuesa es producida de manera orgánica desde la región de O’Higgins hasta la región de Los Lagos. Principalmente en manos de pequeños productores, ya que pueden acoplarse mejor a este tipo de manejo agronómico. “El cuidado manual y el monitoreo visual que requieren estos cultivos se adapta mucho más a una agricultura a menor escala que extensiva”, clarifica Isabel Quiroz, directora ejecutiva de iQonsulting. 

Las exportaciones de frambuesas orgánicas frescas son muy limitadas. En 2012 Chile envió a Estados Unidos 21 toneladas (t), mientras que en 2014 envió a este país y a Canadá 21 y 24 toneladas, respectivamente. Las exportaciones continuaron recién en 2017, con 88 toneladas a Canadá. Los escasos envíos de frambuesa fresca orgánica alcanzaron un valor por kilo de US$4,3 en 2014 y US$3,5 FOB en 2017.

Al no haber registros de importación desde Estados Unidos y Europa, es muy difícil determinar los posibles competidores para la frambuesa fresca chilena. De acuerdo a los registros de mercados mayoristas de Alemania, la única fuente de frambuesas frescas orgánicas en los últimos años ha sido España. “En consecuencia –afirma el estudio- hasta ahora el mercado de frambuesas frescas orgánicas es reducido, de oportunidad, para ser transportadas vía aérea y de alto precio, pero es difícil de establecer un flujo regular de exportación a mercados tan lejanos del origen como Estados Unidos y Europa”.

Por su parte, el mercado de exportación de frambuesas orgánicas congeladas está más maduro, ya que nuestro país ha ido generando una sólida plataforma para comercializar berries congelados en general. Hasta noviembre de 2017, las ventas alcanzaban 3.287 toneladas y se proyectaba que superarían las 4.000, acercándose a las 4.593 toneladas vendidas en 2016, la cifra más alta de los últimos seis años. El principal destino es Estados Unidos, con 2.006 toneladas, las que corresponden al 61% del volumen exportado hasta noviembre de 2017, seguido de Canadá (944 t), Holanda (126), Nueva Zelanda (109), Dinamarca (40), Australia (33) y Reino Unido (30). Los precios tuvieron un descenso en relación al periodo anterior, pasando desde 5,8 US$ FOB/Kg a 4,5 en Estados Unidos y desde 4,3 US$ FOB/Kg a 3,6 en Canadá.

ARÁNDANOS FRESCOS: BIEN ADAPTADOS A LA DEMANDA ORGÁNICA

“Los productores de arándanos han respondido rápidamente a las nuevas demandas del mercado orgánico. Es un sector más nuevo que el resto de la fruticultura, donde también participa gente que es de reacción más rápida que la fruticultura tradicional. Los productores de arándanos han encontrado los mecanismos para hacer una buena agricultura orgánica, lo que no se da tanto en los otros sectores”, comenta Isabel Quiroz.

Chile es el principal productor y exportador de arándanos –tanto convencionales como orgánicos- del hemisferio sur, con una producción récord en la temporada 2017/2018 de 160.000 t, de las cuales 110.000 t se vendieron en fresco.

A nivel mundial, las exportaciones de arándanos orgánicos frescos han mantenido un crecimiento constante desde 2012, pasando de 5.982 toneladas ese año a 13.019 en 2017. Si bien la venta de fruta orgánica en general, desde Chile hacia el exterior, representa solo el 1% del volumen total nacional, las exportaciones de arándanos orgánicos llegaron el último año al 12% del volumen total de arándanos.

Chile es, entonces, así mismo el principal exportador mundial de arándanos orgánicos frescos, con un gran salto entre 2016 y 2017, cuando pasó de exportar 4.912 a 8.551 toneladas. Luego, es seguido por Estados Unidos, con 3.000 toneladas exportadas (cuya oferta finaliza en octubre, cuando ingresa la fruta de Chile), y Canadá, con 787 t. El principal comprador del arándano orgánico chileno es justamente Estados Unidos, con 7.017 toneladas, lo que representa el 82% del total exportado por el país; seguido por Holanda (636 toneladas, 7,4%), desde donde se distribuye a otros países europeos; y China/Hong Kong, con 304 toneladas y un crecimiento del 200% en la última temporada. Cierran el grupo de los cinco primeros compradores, Reino Unido (294 t) y Canadá (152 t). Según los registros del USDA (U.S. Department of Agriculture), la competencia directa de arándanos frescos orgánicos chilenos, enviados a Estados Unidos, proviene de Argentina, Perú y México.

El precio del kilo tuvo un crecimiento desde US$5,0 FOB en 2013 a US$7,6 en 2016, sufriendo una contracción al año siguiente para llegar a US$5,5 FOB. Esto se debió a que, a inicios de 2017, el cultivo estuvo afectado por problemas climáticos. Se presentaron inconvenientes en la condición de la fruta en los meses de enero y febrero, situación que impactó tanto a los arándanos convencionales y orgánicos y, en consecuencia, al precio de la fruta. En este contexto, los países que mejor pagaron por la fruta orgánica en fresco fueron Colombia (US$21 FOB por kilo), Japón (US$11,5 FOB) y Reino Unido (US$11,0 FOB).

En comparación, el arándano orgánico vendido por Estados Unidos –cuyos destinos principales fueron Canadá (60% del volumen), y Corea del Sur (31%)- alcanzó un menor valor a la fruta nacional (US$4,7 promedio). Sin embargo, en las últimas cuatro temporadas, los arándanos chilenos obtuvieron el precio más bajo en relación a los provenientes de otros países, con excepción de algunas semanas en que los arándanos argentinos fueron los de menor precio. Las cotizaciones más altas correspondieron a la oferta de México y Perú.

En Alemania, en tanto, el sexto país de destino de los arándanos orgánicos frescos de Chile, se destaca la oferta de los arándanos de Argentina al comienzo de la temporada y de España al final, con precios que en 2015 llegaron a €21,61/kg y €17,27/kg, respectivamente.

Finalmente, si se comparan los precios CIF de arándanos frescos convencionales y orgánicos en 2017, el estudio realizado por iQonsulting muestra que los valores promedio mensuales de los orgánicos para Estados Unidos fueron superiores a los convencionales: entre 0,8 a US$12/kg en el caso de Argentina; 0,8 a US$5,2/kg para los arándanos chilenos; US$8,7/kg en el caso de Perú; y entre 2,7 y US$6,8/Kg para la oferta de Estados Unidos, comercializada en su propio mercado. En los últimos cuatro años el valor de la fruta orgánica presenta una tendencia al alza, a diferencia de la fruta convencional, que va a la baja.

 

Agricultura Orgánica

Para el IFOAM, la agricultura orgánica busca fomentar una industria que promueva el cuidado ambiental, social y económico. “En la agricultura orgánica hay una disminución del uso de productos químicos. Por esto, su aumento viene dado por una toma de conciencia sobre la salud de las personas, a través de la búsqueda de una alimentación más sana, pero también del bienestar del planeta”, explica Isabel Quiroz. “En lo orgánico –agrega- hay que cambiar de mentalidad: dejar de controlar para pasar a convivir y generar equilibrios con el ecosistema, en los cuales incluso hay que permitir que algunas plagas y enfermedades se expresen en cierta medida para mantener un nivel de población de enemigos naturales”.

EL GRAN SALTO DE LOS ARÁNDANOS ORGÁNICOS CONGELADOS

Las exportaciones de arándanos orgánicos congelados de Chile han crecido de fuertemente en el último lustro, hasta sobrepasar las ventas de arándanos orgánicos frescos. De las 1.879 toneladas que enviaba el exterior en 2012, pasó a 10.422 por un valor FOB de US$45,6 millones en 2017.

El vigor de este sector -en comparación al del arándano orgánico fresco se debe-, en buena parte, al control obligatorio de la plaga Lobesia botrana en los huertos De las regiones entre O’Higgins y Biobío, lo que obliga a fumigar la fruta fresca a su ingreso a Estados Unidos y, por lo tanto, por lo que ya no puede ser considerada orgánica. De esta manera, como alternativa, mucha se destina a congelado orgánico. Es así que, el arándano orgánico se cultiva principalmente al sur de la región del Biobío. “Esta concentración de la oferta en fresco ha tenido como consecuencias bajas de precios en los envíos a Estados Unidos, ya que se exporta el mayor volumen en apenas tres o cuatro semanas”, comenta Isabel Quiroz.

Los mercados más importantes para congelado son Estados Unidos (8.868 t), Canadá (610 t), Australia (322 t), Nueva Zelanda (273 t) y Corea del Sur (212 t). Los precios FOB en 2017 presentaron un descenso en relación a la temporada anterior y así mismo son más bajos que los del arándano fresco: promediaron US$4,7/kg en 2016 y US$3,8/kg en 2017, en comparación con US$5,5/kg en la última temporada. Los mejor pagados están encabezados por Corea del Sur (US$5,8/kg), Australia (US$5,0/kg) y Estados Unidos (US$4,4/kg).

¿CON QUIÉNES COMPITE EL ARÁNDANO CONGELADO ORGÁNICO CHILENO?

En el mercado del arándano fresco, Chile debe enfrentar a Perú, Argentina, México y España. “La pregunta es si en estos países se ha desarrollado la industria del congelado para ejercer competencia en el mercado internacional. De todos –plantea el estudio- el que tiene más desarrollada la industria es Chile, secundariamente México y, en tercer lugar, Perú, que recién inicia su incursión en el producto congelado y podría constituirse como competencia futura”, describe el documento elaborado por iQonsulting.