icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Marzo 2017 | Empresas

Alarma de Heladas

Cada año una de las mayores preocupaciones respecto al cuidado de la producción agrícola, es aquella que dice relación con el pronóstico de situaciones climáticas que podrían afectar nuestros cultivos, y en consecuencia, nuestra inversión. Una de estas condiciones climáticas adversas, y ampliamente temida por el sector agrícola es sin duda la ocurrencia de heladas, las cuales “queman” los cultivos, congelan los tejidos blandos y dañan el cuello y las raíces de las plantaciones, provocando así daños irreparables y perjudicando gravemente las inversiones realizadas.

Desde el punto de vista meteorológico, una helada se produce cuando la temperatura del aire (medida a un metro y medio del suelo) es igual o inferior a 0 °C. Sin embargo, desde el punto de vista agrícola, se suele denominar como “helada” cuando la temperatura del aire desciende hasta un punto en el que provoca daños o la muerte de tejidos vegetales, por lo que en el sector agrícola el término tiene directa relación con los tipos de cultivo y los puntos críticos de tolerancia de estos a las bajas temperaturas, a lo que debemos sumar el tiempo de exposición que pueden soportar a este fenómeno. 

En estricto rigor, la helada se produce cuando la temperatura del punto de rocío (Temperatura donde el aire se enfría hasta alcanzar una humedad relativa del 100%), es inferior a la temperatura del aire cuando este valor se encuentra bajo los 0 °C. Existen básicamente dos tipos de heladas: por Radiación y Advección. Las heladas por radiación se generan cuando se produce inversión de temperatura por movimiento de masas de aire, cielo despejado con poco viento y temperaturas sobre los 0 °C durante el día. Mientras que las heladas por Advección se originan cuando existe presencia de fuertes vientos, cuando no se produce inversión de temperatura por masas de aire y la temperatura puede ser inferior a 0 °C durante el día.

El daño que producirán las heladas sobre las plantaciones varía según los distintos tipos de cultivo, la edad, la ubicación en el terreno (planos o en pendientes) y el tiempo de exposición a la helada. De la misma forma  se pueden adoptar diferentes mecanismos de control (Pasivo o Activo). Un método de control pasivo es por ejemplo el drenaje y bloqueo del aire frio,  mientras que un método de control activo es por ejemplo contrarrestar el efecto del frio con el riego por aspersión de agua, al congelarse, genera un efecto “iglú”, manteniendo de esta forma una temperatura constante y aceptable que evita el daño al tejido vegetal.

Pero, ¿Cuándo adoptar estas medidas?, responder adecuadamente esta consulta es lo que en definitiva puede permitirnos salvar nuestros cultivos, por ello que el pronóstico de heladas es un tema fundamental en el proceso de la producción agrícola. Respecto de este tema VETO y CIA., empresa con más de 40 años de liderazgo en el mercado de la comercialización de instrumentos agrícolas, entrega una serie de soluciones y accesorios aplicables al pronóstico de heladas, revisemos algunas de ellas:

  1. Estaciones meteorológicas para uso general y la línea de estaciones meteorológicas profesionales WatchDog, enfocadas a la agricultura. Estas permiten la elaboración de un acertado pronóstico de las condiciones climáticas a partir de una serie de variables leídas y registradas por el equipo, dependiendo de los módulos y accesorios que se adquieran. Utilizan un software que permite configurar una serie de elementos tales como los tiempos de muestreo. Además pueden comunicar los datos de lectura en forma inalámbrica.
  2. Alarma sonora, consiste en una sirena conectada a un termostato que al registrar un nivel crítico preestablecido, acciona el dispositivo emitiendo  una alarma audible a gran distancia que advierte del descenso de la temperatura.
  3. Alarma luminosa de heladas, es un dispositivo que emite destellos visibles desde 3 Km. Cambiando de color y frecuencia del destello para indicar diferentes rangos de temperatura. Cabe señalar que las temperaturas como se dijo, pueden variar según la forma de los terrenos donde están emplazados los cultivos.
  4. Psicrómetro ambiental, permite el pronóstico de heladas conforme a una correlación entre humedad y temperatura, los elementos centrales que nos permiten anticipar estos eventos. Veto dispone de variedad de modelos según requerimiento.