icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Marzo 2019 | Empresas

Agricultores valoran el aporte de Operation Pollinator

Esta iniciativa desarrollada a nivel mundial por Syngenta ha contado en Chile con una importante participación de productores y empresas. Su contribución al éxito del proyecto ha sido vital, y, por su parte, evalúan positivamente el aporte que ha significado en su gestión.

El proyecto Operation Pollinator, busca favorecer la biodiversidad a través de la incorporación de flora atractiva y nutritiva para polinizadores en campos agrícolas (ver artículo en la página 22). Pamela Pastene, Stewardship Coordinator de Syngenta, a cargo del proyecto en Chile, explica el motivo de su empresa para llevar a cabo esta iniciativa en Chile y el mundo:

–Estamos convencidos de que la forma correcta de buscar una mejor agricultura es a través de la sustentabilidad. En contribución a un nuevo modelo, la compañía desarrolló su estrategia de sustentabilidad llamada “The Good Growth Plan”, la cual cuenta con 6 compromisos a cumplirse entre 2013 y 2020. Estos compromisos se encuentran agrupados en tres pilares: productividad sustentable, cuidado del ambiente y cuidado de las personas.  Dentro del segundo pilar, uno de los compromisos es “ayudar a que la biodiversidad florezca”, y Operation Pollinator es uno de los proyectos principales.

En Chile la iniciativa se ejecuta junto a Biocea, Fraunhofer Research y la Universidad Austral (UACH) como socios estratégicos. Con ellos se desarrollan dos aristas: “Bordes Nativos Multifuncionales”, que considera flora nativa, y “Siembra de Flores”, que incluye flores asilvestradas.

Un gran objetivo es acercar metodologías simples para que los productores favorezcan el desarrollo de los polinizadores en sus campos.

–Ya son más de 160 campos que participan el programa –indica Pamela Pastene– con una superficie beneficiada de más de 4.500 hectáreas. La compañía seguirá trabajando en la expansión del proyecto con agricultores y apicultores que estén comprometidos con la biodiversidad y que quieran trabajar para hacer más sustentable el sector agropecuario chileno.

“NOS HEMOS SENTIDO ACOMPAÑADOS”

Alejandro Paredes, Subadministrador Agrícola de Santa Inés, Grupo La Hornilla, se refiere al tema de la exigencia que Operation Pollinator ha significado para su empresa:

–Ha sido en costos bastante bajos: no requiere de grandes jornadas ni inversiones mayores. Lo que sí es importante es que los responsables del campo y los dueños de la empresa nos apoyan, permitiéndonos desarrollarlo y acompañándonos en el proyecto. Nos hemos sentido acompañados y preocupados de que en el fondo hagamos las cosas bien. Hay una guía de campo que hemos utilizado y nos ha permitido resolver algunas dudas o pequeños problemas que van surgiendo en el camino, además del apoyo del equipo de Syngenta, haciendo que este proyecto sea fácil.

Otro aspecto a considerar se refiere a un enriquecimiento en el ámbito personal, testimonia Francisco Hasbún, Administrador Agrícola de Challay Alto:

–El proyecto nos invita a una parte más lúdica, más entretenida, además de enterarnos un poco de cómo funciona la biodiversidad. Junto con eso tenemos el gran beneficio, que muchas veces no lo vemos, en relación al cuidado y preservación de tantas especies existentes a nuestro alrededor y que, si les damos una pequeña mano, se terminan desarrollando de muy buena manera. Yo repetiría feliz la experiencia, ya que tanto a nosotros como al personal nos ha enriquecido.

Coincide en esta visión Osvaldo Ramírez, Encargado de Innovación de Agrícola Don Ernesto:

–Le cambia la vista al campo, lo hace más agradable. La gente se siente más contenta, más feliz. Creo que la sensación de la belleza de la flor, del aroma de la flor, es muy importante para las personas.

“HA SIDO UNA TREMENDA EXPERIENCIA”

Existen proyecciones para continuar más allá de lo realizado hasta ahora, comenta Max Cooper, propietario del Fundo Arquenco:

–Ha sido una tremenda experiencia, aquí mismo se puede ver cómo han vuelto las abejas y los abejorros. Creíamos que es una muy buena oportunidad para ayudar a estos insectos a hacer su trabajo, y cuidar el medio ambiente. Además, le da color al campo, se ve bien bonito. Ojalá se puedan sumar más predios al proyecto, lo que permitiría hacer corredores. Estamos muy felices y agradecidos.

Javier Kullmer, Socio de Agromaster, resalta la coincidencia de la iniciativa con los principios de su empresa:

–Este proyecto de Syngenta nosotros lo tomamos como algo propio, porque dentro de nuestros objetivos está tratar de cuidar el ambiente. Forma parte de nuestro paquete tecnológico tratar de reciclar todo lo que se pueda, de no contaminar el entorno, de trabajar en forma sana. Este trabajo con las flores yo creo que se inserta en los objetivos que nos hemos planteado a futuro en nuestra forma de operar.

Para Juan Manuel Guerrero, Administrador de Viña Pérez Cruz, Operation Pollinator significa claras ventajas:

–Los beneficios principalmente corresponden a las certificaciones, que nos pueden ayudar bastante. La misma gente del campo aprecia esto como algo bastante novedoso y bonito. Aparte que ven todos los bichitos que pueden andar en el campo que nos pueden ayudar. Lo volvería a repetir de todas maneras.

EL REFLORECIMIENTO DE LOS INSECTOS POLINIZADORES

¿Y qué opinan los especialistas en abejas? Miguel Neira, académico de la UACH, declara:

–Nosotros, como equipo apícola, estamos participando en esta iniciativa de Syngenta, y hemos encontrado que realmente satisface una necesidad de poder aportar a los insectos visitadores recompensas en una etapa en la cual las ofertas del campo no son abundantes. Por lo tanto, hemos participado con bastante interés y esperamos informar en marzo los resultados, para planificar la temporada siguiente.

A la espera de esos datos, Pamela Pastene da cuenta de que ya se han obtenido logros destacados:

–Hemos evaluado que al comparar una zona de vegetación natural con una parcela de Operation Pollinator los abejorros aumentan en 11 veces, la abeja melífera en 3, chinitas en 4, mariposas en 9 y abejas nativas en 6 veces. Es realmente impactante pararse frente a una parcela de flores y ver la gran abundancia de insectos polinizadores alimentándose o refugiándose. Además de beneficiar insectos nativos chilenos, estamos devolviendo al campo la flora nativa y difundiendo conocimientos sobre la importancia de esta.