icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Julio 2019 | Valent Biosciences x RA360 | Empresas

A esta hora, no se improvisa

  Alvaro Azancot

La percepción es la extraordinaria manera de conectarnos con el entorno, relacionando lo fisicoquímico y lo síquico de manera de entender al menos el presente. Así se me ocurre poder definir, probable de manera errónea, ese extraordinario atributo animal. Cuando nos proponemos entender una situación particular, estaremos solo nosotros y esa situación. Si además pretendemos entenderlo y darle solución, deberemos emplear las herramientas síquicas como nuestra inteligencia y físico-químicas como la analítica, para desarrollar una respuesta efectiva y contundente.

La nutrición es un área de nuestro quehacer productivo que normalmente se basa en programas generados bajo parámetros pobremente abordados o simplemente faltos de analítica. Eso nos ha llevado porfiadamente a repetir errores en términos de cantidad y ritmo en la entrega de los distintos elementos que utilizamos año a año. Conociendo realidades productivas en otras latitudes, el problema podemos decir que no es solo local.

Tenemos las herramientas necesarias, la capacidad de interpretar los resultados e incluso estándares generados en los distintos sitios agronómicos en Chile.

Hoy más que nunca, estamos frente a exigencias productivas distintas, que obligan a que el desarrollo de materia seca, color, calibre, condición, apariencia y otros atributos de nuestras frutas sean alcanzados para ser viables como actividad productiva. El manejo nutricional es una técnica que implementar para modular de mejor manera la respuesta de la planta. Las plantas son un complejo sistema de entradas, salidas y pérdidas y una correcta lectura desde las hojas a la raíz en distintos momentos del ciclo, nos pueden dar respuestas a muchas de las preguntas que nos hacemos. Para poder llegar a eso, necesitamos de analítica. No de una analítica por compromiso o por las BPA. Me refiero a analítica que va a apoyar decisiones de manejos generales y por supuesto en el diseño de una estrategia nutricional exitosa. Para ello debe cumplir con algunas condiciones: ser útil, rápida, certera y representativa. Pensar en que con un análisis foliar en flor y uno en ablande si es que nos acordamos, vamos a poder ser efectivos nutricionalmente, es parte del problema y muy lejos de la solución. Quizás podamos decir que somos más o menos exitosos y decir también que más o menos logramos los objetivos. Hoy, eso no es suficiente.

 

Tecnología única para fabricación de fertilizantes foliares

La tecnología Manni-plex para la fabricación de fertilizantes foliares es única, diferenciada y exclusiva de BRANDT Consolidated Inc. USA, siendo la única empresa en el mundo que la utiliza.

Esta tecnología consiste en complejar los elementos minerales nutricionales, tales como Ca, B, Zn, etc. con moléculas de azúcares-alcoholes también llamados azúcares alcoholizados o Polioles, tales como el Manitol, Sorbitol y Dulcitol entre otros.

La gran ventaja de esta tecnología única es que por ser los azúcares alcoholes productos naturales de la fotosíntesis, circulan sin restricción por el floema de las plantas para dirigirse desde las hojas a los puntos de crecimiento, tanto aéreos como radiculares. Es más, estas moléculas son los transportadores naturales de los elementos minerales nutricionales a través del floema, como lo demostró el Dr. Patrick H. Brown et. al. en la Universidad de California, Davis en 1995.

Por ser los azúcares-alcoholes moléculas pequeñas y 100% solubles en agua, son capaces de penetrar sin problemas por los poros hidrófilos de la cutícula de las hojas, así como también por los estomas y grietas cuticulares, por lo que los productos de la tecnología Manni-plex tienen una excelente capacidad de absorción o de penetración foliar.

Los azúcares alcoholes tienen además propiedades surfactantes y humectantes, por lo que la línea Manni-plex no requieren de ningún tipo de adyuvante.

La tecnología para fabricar complejos químicos de elementos minerales nutricionales con azucares alcoholes es exclusiva de BRANDT (Tecnología Manni-plex).

Pablo MerelloBusiness Manager Brandt.

Necesitamos la película entera y no solo una foto para abordar la problemática a través de la solucionática. Si pretendemos monitorear en forma efectiva nuestra propuesta de estrategia, deberemos utilizar el seguimiento nutricional como una aproximación a lo que la planta está absorbiendo.

Por eso propongo lo siguiente y léase que es un desde:

  • Al menos 4 análisis foliares en la temporada (no considera el de ablande).
  • Un análisis de raíz de almidón, K y P en pleno receso.
  • Un análisis de agua.
  • Un análisis de fruta a cosecha.
  • Un análisis de suelo (el de salinidad incluyendo P y K intercambiable).

De esta manera tendremos datos que se transformarán en información y poder entonces evaluar status de planta, suelo y agua, además generar números duros para poder actuar en la misma temporada de acuerdo a los resultados de los análisis. La idea es poder determinar cuando aumentar, disminuir o simplemente parar. Eso se llama Modulación Nutricional.

En Chile, si podemos hablar de generalidades, nuestros principales problemas nutricionales serían:

  • Uso excesivo de N en todas sus formas.
  • Problemas mayores en lo que respecta a nutrición magnésica, especialmente de Aconcagua al sur.
  • Problemas comunes de deficiencia de P en el pre-ablande (normalmente asociado a decadencia radicular).
  • Problemas con absorción de K, normalmente asociado a problemas de sobreriego y status radicular.
  • A pesar de tener altos contenidos de Ca en suelo, problemas en absorción temprana.

Si tenemos un problema a nivel de raíz, tendremos un problema nutricional. Es por eso que siempre es recomendable como primera acción, invertir en flocular suelo. Posterior a esa floculación, sustentabilizarla utilizando fuentes de materia orgánica, micorrizas, inoculaciones etc. Y de esta manera asegurar un movimiento eficiente del agua a través del perfil.

Un huerto con problemas en el movimiento de agua va a ser un huerto con baja viabilidad productiva. Al optimizar la infiltración, la entrega de nutrientes vía raíz será mucho más efectiva. Aun así, es necesario completar la nutrición de micro y a veces de macro elementos con la utilización de correctores foliares, que por condiciones químicas de suelo, aptitud radicular o calidad de agua, no cumplan con los niveles que necesitamos.